Finanzas

¿Crisis superada?: la semana financiera arranca con todos los ojos puestos en la volatilidad del dólar

29-01-2018 El billete llegó al "techo psicológico" de $20 el miércoles pasado, y pese a bajar algunos centavos días después, se resiste a abandonar su precio elevado de $19,85. De hecho, desde el 11 de diciembre pasado a la fecha ya escaló 13%. El mercado se pregunta qué ocurrirá en el cierre de enero
Por Mariano Jaimovich
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Esta semana el dólar volverá a captar todas las miradas, y no es para menos, tras tocar el miércoles pasado un nuevo récord histórico, al llegar a superar los $20 en algunos bancos privados.

Si bien las dos ruedas posteriores bajó unos centavos y se estabilizó en $19,85 a la venta para el público, en la City muchos operadores afirman que se llegó a un nuevo escalón o "techo psicológico", en el que se mantendrá durante un tiempo con un cierto equilibrio.

Aunque existen factores coyunturales que pueden mover el mercado, como, por ejemplo, que antes del cierre de enero los bancos y empresas necesitan tomar posiciones en moneda extranjera para pagar compromisos en el exterior.

Una mayor demanda que puede inyectarle presión al precio, al menos en algunos centavos al alza.

Algo que contrasta, por el momento, con la ausencia de una oferta más firme, que lleva a que la divisa encuentre una excusa para moverse rápidamente al alza.

Y allí, para suplir esta carencia, puede entrar a terciar la oferta de bancos oficiales, para mantener controlado al dólar y que no genere un nerviosismo excesivo en el mercado.

Hecho que ocurrió la semana pasada, cuando hubo una intervención por una operación de venta genuina realizada a través del Banco Nación, que ocasionó cierta desconfianza y "susto" en algunos operadores, al considerar que el Gobierno estaba fijando indirectamente un nuevo techo implícito para el billete: los 20 pesos.

"Hemos visto que cuando ha llegado a ese nivel psicológico se ha disparado la oferta por parte de los bancos públicos, demostrando que, en realidad, la 'libre flotación' es simplemente una entelequia", resume a iProfesional el analista Hugo Scopetani, director de Sudamericana de Finanzas.

A pesar del factor coyuntural que habrá en la semana una mayor demanda estacional por fin de mes, para los analistas, esta presión no sería de la misma magnitud que a fines de diciembre pasado, y tampoco a la de los últimos días.

Es que la fuerte demanda de la semana pasada sucedió por una dolarización de portafolios, como respuesta a la baja de la tasa de interés de referencia del Banco Central, que descendió por segunda vez en enero unos 75 puntos básicos, hasta los 28,25% actuales.

Más allá de este momento, en la plaza se espera que, en las próximas semanas, llegarán divisas por las nuevas colocaciones de deuda en el exterior y por las liquidaciones del campo, que relajarán el precio actual.

Hasta ahora, el billete minorista acumula un avance de 93 centavos en todo enero, es decir, trepa alrededor de 5% en el mes.

Y si se toma la cotización desde el 11 de diciembre pasado, en un mes y medio ya escaló 13%.

En perspectiva, este fuerte incremento "tranquilizó" un poco a los distintos analistas y sectores de la economía que protestaban, desde hace bastante tiempo, por el notorio atraso cambiario.

Un problema que quedó en evidencia todo el año pasado al ascender el billete verde un 17%, mientras la inflación fue de 24,8% en ese mismo período.

Y también por la cifra record que tocó la fuga de capitales en 2017, monto que no se alcanzaba desde el 2008, y que superó incluso al registrado en 2011, que llevó al Gobierno de Cristina Kirchner a colocar el cepo cambiario.

A pesar de lo indiscutible de estas distorsiones, el hecho que alteró a la City es la virulencia y volatilidad con la que se movió el tipo de cambio en tan poco tiempo.

Incluso, esto llevó a que el propio Presidente de la Nación, Mauricio Macri, saliera a hablar del tema desde su gira en Rusia: "Hay una flotación libre y (el precio) está en lo que el equilibrio de la oferta y la demanda diga", mencionó.

Y agregó: "Hay muchos que reclaman tener un dólar mucho más alto del que tenemos hoy pero lo fija el mercado y lo que espero es que a medida que avancemos en bajar la inflación, tal vez menos rápido de lo que esperábamos, los argentinos tal vez logremos pensar en nuestra moneda", agregó el Presidente.

Precio estimado
El interrogante que se hace la City es cómo se comportará el dólar en los próximos días, sobre todo, en qué valor se posicionará.

Para algunos jugadores del mercado, como Portfolio Personal, se están "manejando por ahora con un piso en $18,50 y un techo en la zona actual, aunque pueda pasarlo puntualmente en algún momento".

Por el lado de José Bano, gerente de asesores financieros de InvertirOnline.com, las subas que se registraron en los últimos días encuentren un techo en la zona de los $20.

"Lo que sí, la volatilidad probablemente continúe y el sendero del tipo de cambio no será una recta sino un camino sinuoso. Poco a poco este camino puede ir haciéndose más sencillo, en la medida que se vayan controlando las expectativas de una suba de dólar de más allá de los $20", resume Bano.

En cuanto a las cifras teóricas, las estimaciones de economistas consultados a inicios de enero por el informe FocusEconomics, y también por el propio Presupuesto del Gobierno, marcan que el 2018 culminaría en $21.

Una cifra que no coincide con los $23,05 que se están negociando para diciembre en los mercados a futuro, para el tipo de cambio mayorista, que hoy cotiza en $19,35.

Tomando esta referencia, implica que para la City el billete subirá en todo 2018 alrededor del 23,6%, o bien, tendría un impulso desde el valor actual hasta fin de año del 17%.

"Si consideramos en profundidad las tasas implícitas en las operaciones del Rofex, vemos claros indicadores para los distintos cierres del primer semestre de una tasa implícita del 20%, con lo que se debería descontar que este año el dólar estará dinámicamente más anclado a las variaciones del IPC", resume Scopetani.

En conclusión, la foto actual es que el mercado ve un dólar para 2018 que se mueve a un ritmo mayor a la inflación esperada para ese período de entre 15% a 20%.

En cuanto al presente, el economista Federico Furiase de Eco-Go, afirma que al Gobierno "no le conviene ahora que sobrepase los $20 si pretende cerrar paritarias salariales en torno al 15% y en un contexto en que la inflación se recalentó por la suba de los precios regulados". 

"Todo va a depender si el Banco Central desea intervenir para bajarlo, o se siente cómodo con el dólar entre $19 y $20 por un tiempo", concluye el economista Agustín Etchebarne, director de la Fundación Libertad y Progreso.

Y deja para pensar: "Para mi el tipo de cambio no es el problema, podría quedarse en estos niveles un tiempo y luego ir subiendo hasta $23 hacia fin de año. Los problemas son otros: el excesivo gasto público, el enorme déficit fiscal, el rápido crecimiento de la deuda en la Nación y en algunas provincias, como Chubut; o bien, la falta de competitividad por los impuestos excesivos y las innumerables regulaciones asfixiantes, la economía cerrada".-

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR