Legales

Caso Débora Pérez Volpin: señalan al Sanatorio de la Trinidad por contratar personal no capacitado

10-02-2018 El sindicato de farmaceúticos denunció que la clínica no cumple con la ley y que durante las vacaciones designan a personal sin capacitación en áreas sensibles para la salud. El juez ordenó secuestrar el endoscopio con el que atendieron a la periodista y legisladora porteña. 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
La muerte de Débora Pérez Volpin por una endoscopía provocó que el Sanatorio de la Trinidad esté de nuevo en la mira de la Justicia. Eduardo Fort fue el primero en recordar que allí mismo murió su hermano Ricardo Fort por una cirugía de rodilla programada. Ahora se suman más acusaciones.

Eduardo Peretta, secretario general del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (Safyb), recordó que la clínica tiene una denuncia en su contra ante el Ministerio de Salud por irregularidades en la atención médica.

El líder de Safyb denunció que las autoridades del Sanatorio de la Trinidad no cumplen con las normas del sector y que durante las vacaciones designan a personal sin capacitación en áreas sensibles para la salud.

"En los laboratorios en vez de designar bioquímicos colocan a técnicos en laboratorio", explicó al sitio TN.com.ar. En esos casos, siempre según Peretta, los profesionales solamente atienden las dudas de sus reemplazantes por teléfono.

Cabe destacar que, por orden de la Justicia, se dispuso este viernes un segundo allanamiento en el Sanatorio de la Trinidad de Palermo en búsqueda del video de la endoscopia en la que falleció Pérez Volpin. 

El allanamiento fue ordenado por el juez Gabriel Ghirlanda con el propósito de dar con el CD en el que se debería haber registrado el estudio, así como el disco rígido y el equipo con el que se llevó a cabo la endoscopia, el que sí fue secuestrado.

Sin embargo, los efectivos de la Policía de la Ciudad descubrieron que el aparato no había registrado la intervención, por lo que no existen imágenes de lo que sucedió en esos 18 minutos que transcurrieron entre el ingreso de la periodista al quirófano y su descompensación y fallecimiento.

En el operativo se secuestraron estudios médicos que se le hicieron a la legisladora porteña antes de la intervención, entre ellos una colangiorresonancia y una tomografía computada, indicaron fuentes de la causa.

El jueves, el gastroenterólogo Ernesto Da Ruos, brindó detalles sobre la autopsia que le practicaron al cuerpo de la periodista y legisladora Débora Pérez Volpin en la Morgue Judicial.

El especialista, que actuó como perito de parte de la familia, sostuvo que la muerte se produjo porque la situación "se fue complicando a medida que pasaba el tiempo" de la endoscopia, realizada en La Trinidad de Palermo.

Y pese a "todos los recursos que se utilizaron", fue "imposible" reanimarla: "Se tomaron los recaudos como para levantarla del estado en el que estaba", indicó.

Da Ruos, médico gastroenterólogo, aseguró que en el estómago y el esófago "no hubo ningún corte porque el endoscopio no corta", aunque sí habló de "una lastimadura".

"No puedo decir que tuvo la culpa alguno de los profesionales que intervinieron (en la endoscopía) porque no está comprobado", reconoció, y siempre midiendo sus palabras para evitar romper el secreto de sumario, aclaró: "No inculpo ni defiendo ninguno de los actores".
SECCIÓN Legales
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR