Negocios

El Gobierno, enojado: YPF amenaza con otro aumento de la nafta que alimenta la inflación

20-02-2018 La petrolera de bandera busca priorizar la rentabilidad de la empresa para mejorar sus estados contables. Esto a pesar de atentar contra la inflación, el principal objetivo del Gobierno nacional                                                 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

YPF es una de las empresas más golpeadas por la semana negra de Wall Street y una de que peor performance ha tenido en el panel Merval.

Por eso, su presidente, Miguel Ángel Gutiérrez, está dispuesto a volver a subir los precios del combustible y confrontar con el Gobierno para priorizar la rentabilidad de la compañía, incluso si esto supone un nuevo golpe a la inflación.

Mientras el panel Merval subió 66,5% en términos nominales en el último año (33,4% si descuenta el impacto de la inflación), los papeles de YPF avanzaron 40,6% (12,7% en términos reales), es decir que avanzaron un tercio de lo que lo hizo el conjunto de las acciones líderes del país.

Y esto es reflejo de su delicada situación financiera que, de acuerdo a la última información contable disponible de la empresa -del tercer trimestre de 2017- anotó en 2017 más malas noticias que en 2016.

Como consecuencia de la menor inversión, también se evidenció una caída en la producción de la empresa de bandera: "En el tercer trimestre del año, la producción total de hidrocarburos alcanzó los 553,2 Kbped, siendo un 4,5% inferior a la del mismo periodo 2016. La producción de crudo disminuyó un 8,1% totalizando 227,2 Kbbld, mientras que la producción de gas natural alcanzó los 44,1 Mm3d siendo un 1,7% inferior a la del mismo periodo 2016. Por su parte la producción de NGL disminuyo un 3,0% alcanzando los 48,6 Kbbld", detalló la compañía.

Con este panorama y sin el liderazgo de un CEO hasta al menos marzo, el presidente de YPF está decidido a recuperar la rentabilidad de la petrolera de bandera. Y de momento, solo para recomponer el precio de la nafta a su valor de diciembre debería subir los precios prácticamente un 7% adicional y llevarla casi a $26 por litro.

Esto es sin tener en cuenta que, en dólares, el barril de petróleo subió desde comienzos de diciembre 7,4%.

Es que desde la liberalización de los precios de los combustibles a fin de año, la nafta anotó una suba del 7,6% respecto de su precio de diciembre. En tanto, entre la actualización de precios de diciembre y la última suba el último 6 de febrero, el dólar siguió avanzando un 13,5%. Y 14,6% hasta hoy. Por esta razón, para equiparar el precio del combustible en dólares, a YPF le restaría un aumento del 7%.

Ya con el 7,6% de aumento de los primeros dos meses del año, Gutiérrez ya le complicó al Gobierno el cumplimiento de las metas de inflación y la negociación de la paritarias.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR