Comex

Las empresas españolas se juegan u$s6.900 M en inversión en Argentina

10-05-2018 España es el segundo inversor más importante. Los intercambios comerciales ascienden a u$s3.414 millones. Hay 300 firmas pendientes de la ayuda del FMI
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
La ayuda solicitada al FMI para frenar la crisis financiera por el desplome del peso y la suba de la tasa de interés preocupa a España.

El anuncio del inicio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional anticipa una nueva contracción económica y turbulencias en una economía en la que las empresas españolas tienen una presencia importante, tanto en intercambio de bienes como en el de las inversiones, según publicó elpais.com.

La parte más importante corresponde a estas últimas. El stock de inversión acumulada por España es de u$s6.923 millones, lo que le convierte en el segundo inversor más importante en la Argentina, solo por detrás de EE UU. Una cifra que tocó máximos en 2010, cuando superó los u$s10.876 millones, y que fue bajando a medida que se produjeron desinversiones ante la inseguridad jurídica que provocó en el país ibérico algunas medidas tomadas por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. La más importante fue la salida de Repsol tras la expropiación decretada en 2012, que fue recurrida ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi).

El acuerdo entre ambas partes se cerró en 2014 con la firma de un convenio que fijo una compensación de u$s5.000 millones en deuda y efectivo para la petrolera española, que se comprometió a retirar los litigios y a renunciar a futuras reclamaciones.

A los inversores y empresas españolas, la solicitud de rescate las agarró a contramano, por lo que prefieren mostrarse prudentes a la espera de los acontecimientos.

En la actualidad hay 300 empresas españolas en una multiplicidad de sectores, de las que 16 están en el Ibex 35.

Entre las que se destacan, figuran: Telefónica, Santander, BBVA, Gas Natural, Dia, Mapfre y Prosegur. Todas ellas mostraron en sus cuentas de 2017 el buen desempeño de Argentina y los síntomas de recuperación.

Telefónica registró en el país unos ingresos por 4.150 millones en 2017, equivalente al 27,8% de su negocio en Latinoamérica. El porcentaje en el primer trimestre de 2018 ha sido aún mayor, con un 58% (897 de u$s2.178 millones).

 

 

En las cuentas de 2017, la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete destacaba el fuerte crecimiento de ingresos y rentabilidad.

“Esta buena evolución se explica por un entorno macro favorable (crecimiento del consumo privado y menor nivel de inflación), por una mejor calidad de la base de clientes, y una continua implementación de eficiencias”, remarcaba. Ahora, la situación en el país enfría la OPV (no anunciada oficialmente) que tiene pendiente la filial de la teleco.

Por su parte, BBVA también trazaba un panorama optimista sobre Argentina a finales de 2017.

“Muy buena trayectoria de los ingresos recurrentes en Argentina, destacando tanto la positiva evolución del margen de intereses como el excelente comportamiento de las comisiones, que contribuyeron a un crecimiento del margen bruto del 25%. En el mes de julio, BBVA Francés realizó una ampliación de capital de u$s400 millones para financiar el crecimiento orgánico del banco, dadas las buenas perspectivas económicas del país. Todo lo anterior terminó en un aumento del resultado atribuido del 19,1%, hasta los 219 millones, un 25,4% de la región de América del Sur (Argentina, Chile, Colombia y Perú)”, subrayaba en su último informe anual.

No obstante, es Día la que mayor presencia tiene. Con veintiún años, la compañía presidida por Ana María Llopis es una de las pioneras españolas en el mercado nacional. En la actualidad cuenta con 930 establecimientos y una cuota de mercado del 14,1%.

Esta firma cerró el pasado ejercicio con unas ventas de u$s2.000 millones en Argentina, lo que representa el 16,9% del total de la facturación mundial (12.284 millones). Empleaba a 4.539 trabajadores, 216 menos que en 2016.

Volumen exportador
En el caso de los intercambios comerciales entre España y Argentina, la suma de las exportaciones y las importaciones alcanza u$s3.414 millones. Las ventas de bienes a Argentina ascendieron a u$s1.528 millones al cierre de 2017, con un crecimiento del 14,8%, mientras que las importaciones subieron un 3,9% hasta 1.884 millones, lo que arroja un déficit para España de 355 millones. Desde que estalló la crisis en 2008, la balanza siempre ha sido deficitaria, excepto en 2014, fecha en la que registró un superávit de u$s51 millones.

Por partidas, las dos más importantes para las empresas españolas son los bienes de equipo (595 millones) y las semimanufacturas de consumo (papel, cerámica o metales), con 440 millones. Las exportaciones argentinas están concentradas en la alimentación (soja, marisco y carne, entre otras) que cerraron 2017 con 1.500 millones (un 80% del total). Las exportaciones a Argentina representan solo un 0,5% de las ventas de bienes españolas, publicó elpais.com.

La aprobación del Tratado de Libre Comercio entre Mercosur y la UE, prevista para el segundo semestre de 2018, servirá para eliminar aranceles que dificultan la entrada de bienes españoles.

SECCIÓN Comex
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR