23.07
Buenos Aires, Argentina.
Última actualización 04.47 hs
Hoy nace una nueva red de estaciones de servicio con sello argentino
21-12-2010 Se llamará Oil Combustibles y operará 360 puntos de venta que pertenecían a Petrobras, además de una refinería. Apuntará a competir con YPF y tendrá presencia en Capital y el interior del país. Su plan: reconvertir una estación por día para que, en un año, todas estén operando bajo el mismo logo
Última actualización: 21/12/2010 11:12:00 am

En un año marcado por continuos movimientos en el mercado de las naftas y la explotación hidrocarburífera, la última gran novedad del 2010 parece quedar en manos de Cristóbal López.

Sucede que este martes, el empresario, que además pisa fuerte en lo que hace al control de casinos, la construcción, el transporte de pasajeros y la recolección de residuos, hará por fin efectivo su desembarco en el expendio de naftas.

Así, Oil Combustibles pasará a operar el grueso de las estaciones de servicio en poder de Petrobras, y también se hará cargo del manejo de la refinería que el gigante brasileño controló hasta esta semana en la localidad de San Lorenzo, Santa Fe.

La firma de Cristóbal López inició las conversaciones para concretar este traspaso a fines del año pasado, pero recién durante mayo de 2010 finalmente logró cerrar la operación.

Para efectuar la compra, el empresario desembolsó 110 millones de dólares, de los cuales 36 millones correspondieron a las estaciones y los 74 millones restantes a la planta de refinado.

"Oil Combustibles, una empresa 100% argentina y perteneciente al Grupo Indalo, se lanza al mercado del downstream pasando a constituir una de las redes de distribución más importantes del país, con alcance nacional. La refinería San Lorenzo, con 72 años de trayectoria, posee el 8% de la capacidad de refinación. Procesará el petróleo crudo proveniente de las Cuencas Neuquina, Austral y del Golfo San Jorge vía marítima", informó en su momento la firma, a través de un comunicado.

Según anticiparon a iProfesional.com fuentes del Grupo Indalo, la corporación, cuya cara visible es el mencionado López, además de explotar las 360 estaciones de servicio adquiridas a Petrobras, apuntará a extender esta red. Es así como ya tiene previsto poner en marcha su primer punto de venta, completamente desarrollado bajo el paraguas de la nueva marca, en los próximos 60 días.

Esta nueva apertura, que elevará a 361 las bocas de expendio, tendrá lugar en la ciudad de Santa Fe y representará el primer paso de la compañía en su intento por disputarle mercado a YPF, la líder en lo que hace a ventas en suelo argentino.

Dentro de la estrategia de Oil Combustibles se inscribe, además, la decisión de Cristóbal López de poner en marcha nuevas estaciones de servicio en la Ciudad de Buenos Aires, el norte de la Argentina, y las provincias patagónicas.

"Aunque es un buen número, lo cierto es que 360 puntos de venta no nos dan presencia en todo el país. En principio, la planificación estará centrada en el Sur; sobre todo por el origen de la compañía, que es justamente patagónica", adelantó en exclusiva a iProfesional.com un vocero de Grupo Indalo.

"Ahora contaremos con estaciones de servicio en Capital Federal, el conurbano, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Entre Ríos. Pero no puede ser que siendo nuestro origen el Sur, no contemos con estaciones operando en, por ejemplo, Comodoro Rivadavia", agregó.

El desembarco
De acuerdo a fuentes del sector, la toma de poseción de Oil Combustibles en la ya ex red de Petrobras trae tranquilidad a los expendedores y al personal estacionero en general que, en las últimas semanas, expresó su incertidumbre ante la demora en la entrada de los nuevos operadores.

En relación a la refinería, la misma se encuentra ubicada estratégicamente sobre la hidrovía del río Paraná.

En cuanto a las bocas de expendio, la compañía resaltó que en un período aproximado de 12 meses, la totalidad de las estaciones de servicio adquiridas exhibirán la nueva imagen de Oil Combustibles.

"Lo primero que cuenta con el logo de la compañía son los camiones de transporte de combustible. De hecho, hoy ya muchos están con la marca que nos identifica", indicó a iProfesional.com el vocero consultado.

"Tenemos un plazo de hasta un año para ajustar las banderas de las estaciones de servicio. Esto nos lleva cambiar la imagen de cada punto de venta a un ritmo de una estación por día, promedio", agregó.

A través de las mismas, Oil Combustibles distribuirá su nafta SL Magnum -nafta premium de alto octanaje- nafta súper y gasoil.

En paralelo, la firma comercializará asfaltos viales y emulsiones, combustibles marinos y fuel oil para generación de energía, todos mercados en los cuales la Refinería San Lorenzo ostenta una posición de privilegio.

Según explicaron desde la petrolera, tienen como desafío dar respuestas a los requerimientos de sus clientes con un alto estándar de calidad en todos sus productos y servicios, apoyados en un fuerte compromiso con el cuidado del medio ambiente.


Participación local y el futuro rol de Petrobras
La irrupción de Cristóbal López en el negocio de las naftas representa otra muestra de cómo el empresariado nacional vuelve a ganar presencia en este sector.

Junto con la familia Eskenazi, controlante en la Argentina de los movimientos de YPF, el empresario patagónico aparece como otro de los protagonistas, en un escenario en el que también se destacan movimientos como el de la familia Bulgheroni que, en sociedad con la china CNOOC, amplió su participación dentro de la petrolera Pan American Energy (PAE).

Este tipo de acciones lideradas por nombres argentinos encuentra, en algunos de los representantes de los estacioneros, formas de apoyo contundentes.

"Es para destacar que surja otra compañía nacional en el negocio del combustible. Su incursión permitirá mejorar la competencia y reducir la concentración", aseguró a iProfesional.com Manuel García, titular de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes (AESI).

"Hoy tenemos un mercado en el que más de la mitad de las ventas son propiedad de una sola empresa. La entrada de otro jugador, seguramente, modificará la forma de negociar al momento de ajustar nuevos precios. Ojalá eso mejore la situación de las estaciones en general", agregó.

Respecto del rol que pasará a ocupar Petrobras tras el cambio de timón que se concretará este martes, la firma brasileña aclaró que, más allá de la venta de sus estaciones y la planta de San Lorenzo, permanecerá en el negocio de refinación y comercialización a través de la operación de su otra refinería -ubicada en Bahía Blanca- y su correspondiente red comercial.

Hasta ahora, la empresa brasileña contaba con unas 600 bocas, 360 propias y el resto de clientes asociados a la compañía.

En tanto, el director del área internacional de Petrobras, Jorge Zelada, admitió recientemente en medios brasileños que la empresa pretende concentrarse principalmente en las tareas de exploración y producción de petróleo en la Argentina.

Además del refinado y comercialización, Petrobras ya había vendido el año pasado su negocio de fertilizantes a la multinacional Bunge y también se había desprendido, años antes, de algunos activos en el área de energía.

Zelada explicó que Petrobras tenía una actuación muy diversificada en Argentina, tanto geográficamente como en los segmentos en los que participa, debido a las actividades que adquirió cuando compró Perez Companc en 2002.

@iProfesional en Twitter