Vinos & Bodegas

Cinco vinos tintos para regalar este fin de año, recomendados por Elisabeth Checa

14-12-2017 La reconocida periodista seleccionó en exclusiva para Vinos & Bodegas iProfesional cinco etiquetas de su guía “Los buenos vinos argentinos” edición 2018
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La periodista especializada en vinos y gastronomía, Elisabeth Checa, está presentando en estos momentos la edición 2018 de su guía que, a esta altura, es un verdadero clásico: "Los Buenos Vinos Argentinos". 

A través de sus 272 páginas, la experta recomienda 290 vinos y 37 espumosos, luego de un exigente proceso de cata de casi 600 etiquetas de aproximadamente 100 bodegas. 

Según Checa, "el vino es su circunstancia: algo del placer del momento se filtra en el sabor. Y esa etiqueta que hoy tomaste acá no va a ser la misma mañana al mediodía en otro contexto". 

Es por ello que, tal como agrega, Los Buenos Vinos Argentinos no tiene puntajes, sino que se trata de apreciaciones y sugerencias.

La guía se presenta como un material de lectura y consulta para consumidores avezados pero también para quienes se inician en este mundo. Editada por Vocación, se consigue en librerías a un precio de $480. 

En este contexto, Elisabeth Checa seleccionó en exclusiva para iProfesional cinco vinos tintos de alta gama que están incluidos en su guía y además te cuenta por qué vale la pena probarlos:  

Alta Vista Single Vineyards Temis 2011 - Bodega Alta Vista 


Delicioso Malbec de la zona de El Cepillo, San Carlos, sur del Valle de Uco. Refleja la historia y tradición de la bodega a través un vino de parcela. De fuerte intensidad aromática, se destacan las violetas y la mermelada de frutas rojas. En boca muestra lo mejor de sí, a pura textura y sabor. Con un cuerpo casi masticable, expresa un perfume seductor de ciruelas frescas y toques de pasas de uva. Tremenda estructura y elegancia en simultáneo, o lo que llamamos “potencia controlada”. La acidez mordiente de Uco es sin dudas protagonista. Al terminar, aparecen las especias dulces y un recuerdo de chocolate con leche. Es largo y persistente. Para beberlo ahora o dejarlo descansar unos años más.

Merece un gigot de cordero con salsa béarnaise en La Bourgogne

Catalpa Merlot 2015 - Bodega Atamisque 


Nariz seductora, se podría disfrutar sólo respirándolo. Su paleta aromática, profunda y que se va abriendo en capas corre tanto por el lado de las especias como por el de las morillas y tomillo. Higos secos y almendras tapizan la boca, que se presenta enigmática, de textura tersa y levemente tirante. Delicado, jugoso, nos va llevando hacia esa profundidad que tanto nos gusta del Merlot, conjugada por la frescura de su terroir Uco. Los franceses aman al Merlot. Nosotros también. Y queremos más Merlot así, por eso lo destacamos.

Acompañar con la liebre de la “China” Müller, en Casa Cassis de Bariloche, mirando la cordillera nevada.

Cadus Chacayes Appellation Malbec 2015 - Bodega Cadus 


Aún más salvaje que el anterior, con una leve rusticidad producto de suelos extremos y carácter algo salino. Exquisito y súper bebible, moderno pero sin perder atractivo para consumidores menos aventureros. Uno de los mejores Malbec de esta parte del mundo. Un curry en Gran Dabbang será la compañía perfecta.

Unus 2014 - Bodega Mendel


Este blend, que conjuga Malbec, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot, se luce con sus recovecos. Fruta roja y negra, pimienta rosa y toques de tabaco y tostados van apareciendo y formando capa tras capa. En boca se muestra envolvente, de paladar pleno, con buena concentración pero sin sobrepasarse. Su acidez dice presente y lo hace perdurable.

Un vino del Nuevo Mundo a la manera francesa. Para disfrutarlo junto a un lomo a la béarnaise en lo de Jean-Paul Bondoux. 

Lote Negro Unique Edition 2015 - Bodega Norton 


Complejo y equilibrado blend de Malbec (65%) y Cabernet Franc (35%), une tradición con modernidad; es el último lote que sacó la bodega. Hay que esperarlo en la copa. Cuando se abre, despliega aromas seductores, una paleta en la que se entrecruzan tenues notas de especias con eucaliptus, hierbas apenas sugeridas y frutas rojas frescas. Es en boca donde gana: se percibe su textura casi voluptuosa, se siente el terruño pero también la maestría del enólogo.

Una fiesta para acompañar con cualquiera de los platos de La Vid, el restaurante de la bodega.
SECCIÓN Vinos & Bodegas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR