Legales
Por el uso de un eslogan, dos argentinos le reclaman u$s120 M a MasterCard
09-02-2012 Los publicistas, radicados en Paraguay, dicen ser los creadores de la frase "Hay cosas que el dinero no puede comprar", por lo que exigen una compensación
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Dos publicistas argentinos presentaron una demanda contra la administradora de tarjetas de crédito MasterCard para tratar de conseguir hasta u$s120 millones por un supuesto plagio del eslogan que dio origen a la campaña más famosa de la compañía de los último tiempos: Hay cosas que el dinero no puede comprar, para todo lo demás existe...".

En teoría, Luis Alberto Apesteguia y Luis Moreno, radicados en Paraguay, crearon su campaña para una filial de MasterCard en el país vecino, Bancard, en 1994 y hoy buscan que la compañía de tarjetas los indemnice por el uso internacional que se le ha dado al comercial, informa el Diario Financiero de Chile.

El abogado Remberto Valdés, explicó ayer que "desde el año 1994 nuestros representados, que son argentinos radicados en Paraguay, crearon la campaña publicitaria para Bancard, que es muy similar a la campaña internacional que ha realizado MasterCard, bajo el ala, de la reconocida agencia de publicidad McCann Erickson". Además, el jurista agregó que la propiedad intelectual pertenece a sus representados.

"La creación intelectual está a nombre de nuestros representados que dan cuenta de que tenemos la razón desde el punto de vista de la propiedad intelectual por que ese derecho, el de la creación, es imperecedero e imprescriptible entonces en el peor de los casos ellos tendrían que desistir de seguir usando la creación intelectual", agregó.

Según Apestaguia, uno de los supuestos perjudicados, "desde 1997 la empresa ha sido notificada en varias ocasiones y por desconocimiento de mis derechos y la promesa de que sería compensado con grandes trabajos me pasé años esperando.

Los interlocutores y representantes han ido cambiando y no he recibido nada por mis derechos de propiedad. Mientras, las promesas de compensación se fueron diluyendo".

De acuerdo al diario BAE, MasterCard deslindó responsabilidades y sólo dijo que "para cualquier consulta vinculada a esta campaña, hay que comunicarse con McCann Erickson".

Según los demandantes, el eslogan original creado por los publicistas argentinos en 1994 decía: "Hay cosas que el dinero no puede comprar. Pero, todo lo demás, se compra con Bancard".

En tanto que la frase utilizada por MasterCard desde 1997, cuya autoría se adjudica la agencia de publicidad McCann Erickson, y por cuyas campañas recibió innumerables cantidades de premios reza: "Hay cosas que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás existe MasterCard".

 

SECCIÓN Legales