Negocios

Minería: se mantienen frenadas el 30% de las exportaciones aunque se pueden traer más divisas

11-07-2012 Según datos oficiales, en mayo de este año las ventas al exterior alcanzaron los u$s7.556 millones, un 7% menos que durante el mismo mes del año pasado                                                                                                                             
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los problemas para aplicar la llamada "sintonía fina" que prometió la presidenta Cristina Fernández poco después de asumir su segundo mandato, en diciembre de 2011, comenzaron a dejar huellas difíciles de disimular en el sector minero, uno de los eslabones de la economía en plena expansión.

En abril, en medio de la iniciativa oficial por ingresar dólares al país, el Gobierno redujo a tan sólo 15 días corridos desde la fecha de embarque el plazo para liquidar divisas provenientes de exportaciones de diversos productos, entre ellos el oro, el cobre y la plata.

A fines de junio, el Ministerio de Economía, a cargo de Hernán Lorenzino, extendió esos plazos hasta los 120 días para un puñado de empresas. Sin embargo, la norma no alcanzó a cubrir las necesidades logísticas de varias compañías, cuyos procesos comerciales demandan más de 180 días.

El resultado: para no violar los plazos previstos por la última nota de Lorenzino y, de esa manera, infringir la normativa cambiaria, hay al menos cinco mineras que tienen frenadas exportaciones por unos u$s1.600 millones al año.

El número es significativo: implica, por caso, un 16% del superávit comercial de la Argentina que el Gobierno espera lograr este año a costa de restringir importaciones.

Y se lleva un 30% de las ventas totales del sector, de acuerdo con cifras estimadas para 2011.

Desde hace meses, los empresarios intentan convencer a los funcionarios de un hecho sencillo: cuando exportan, si bien tienen una previsión con respecto al contenido de las ventas, obtienen la certificación final de la refinería (hay en Suiza, Canadá y Japón, por ejemplo), que determina el valor final y el monto a liquidar. Ese proceso demora hasta un semestre en algunos casos.

Paradójicamente, destaca El Cronista, el cepo a las exportaciones se da en un contexto de fuerte caída en las exportaciones, un indicador macroeconómico fundamental dentro de la lógica kirchnerista.

De acuerdo con los últimos datos oficiales, en mayo de este año las ventas al exterior alcanzaron los u$s7.556 millones, un 7% menos que durante el mismo mes del año pasado, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

 

SECCIÓN Negocios