22.10.2014 Buenos Aires, Argentina.
Jueves 11 de Octubre de 2012 08:01:00
Un "oasis" en medio de la sequía: los fondos comunes de inversión traen alegrías de hasta el 50% a los ahorristas
11-10-2012 En un contexto en el que son escasas las alternativas para canalizar el dinero, ganarle a la inflación o al repunte del blue, estos instrumentos vienen ganando cada vez más adeptos. Se entra con apenas $1.000, y ofrecen la tranquilidad que brinda la buena diversificación. Ranking
Reciba noticias en su e-mail
Temas:

Todo aquel que planea una inversión siempre tiene como objetivo alguna de estas dos cuestiones: obtener una rentabilidad acorde al riesgo asumido o bien resignar ganancia en pos de mantener a resguardo su dinero.

En Argentina, dado el elevado nivel de inflación, lograr una ganancia en términos reales no es tarea fácil.

En efecto, superar la suba de precios se ha transformado en la "madre de todas las batallas", a lo que se suma otra cuestión: sacar ventaja sobre el tipo de cambio marginal.

Este doble objetivo resulta en muchos casos difícil de alcanzar. Cabe recordar que en el caso del índice de precios éste avanza a un ritmo del orden del 25% anual, en tanto que el dólar paralelo acumula, en lo que va del año, una variación del 35%.

Frente a semejantes repuntes, son contadas las alternativas que han podido superar esos guarismos. Tal es así que en 2012 sólo una acción y un bono han logrado sacarle ventaja al blue (ver nota: En lo que va del año, apenas una acción y un bono logran sacarle ventaja al dólar blue).

Pero así como en el mercado local de acciones (renta variable) y en el de los bonos (renta fija) las opciones de ganar en términos de moneda dura (dólar) son escasas, en el campo de los fondos comunes de inversión existe una serie de propuestas que posibilitan obtener resultados más que interesantes, tanto frente a la variación de precios como medidas en billetes verdes.

Claro está que, para lograrlo, en general apelan a instrumentos financieros de diversa índole que, en su gran mayoría, provienen de mercados maduros y de sectores con elevado dinamismo.

Al respecto, el ranking por ganancias ubica en primer lugar al Superfondo Renta Latinoamericana (Clase A), que es administrado por el Banco Santander, que en el año ha avanzado por encima del 50 por ciento.

El siguiente cuadro resume el resultado logrado por algunos de estos instrumentos:

En su composición se destaca la presencia del Bonar X, con el 39% de participación, seguido del Bonar VII (24%) y el Boden 2015 (16%). 

Se trata de títulos en dólares emitidos por el Gobierno, que son los más apetecidos por inversores privados e institucionales. De hecho, actualmente mueven dos tercios de los negocios en el mercado local. 

En segundo lugar, con una ganancia del 46%, se ubica el del HSBC (HF Acciones Digitales), conformado por acciones tecnológicas de gran rendimiento, como Apple, Google o Microsoft que, en conjunto, aglutinan casi la mitad de su patrimonio. 

Cabe apuntar que al igual que el resto de los fondos que se conforman de acciones extranjeras, la forma elegida por las entidades para incorporarlos a sus carteras es a través de los CEDEARs (certificados de Depósito Argentino), que son títulos representativos de empresas del exterior autorizadas a cotizar en la bolsa local. 

Esta exigencia surgió a partir de una resolución de la CNV (Comisión Nacional de Valores), que se detalla más adelante. 

Pisándole los talones a los dos anteriores se ubica en tercer lugar el administrado por el BBVA Francés (FBA EEUU) que muestra un crecimiento del 46%. Para lograr dicho porcentaje la entidad apela a diversificar su cartera con papeles de compañías tecnológicas, como IBM; de petroleras, como Chevron; o de "retail", como McDonald´s.

Un "oasis" en medio de la sequía
Para todos aquellos que buscan "ansiosos" proteger su dinero y, si es posible, ganarle a la inflación, los fondos comunes se presentan como una suerte de "oasis" de ganancias.

Rentabilidad y apostar por papeles que ofrecen tranquilidad. Dos aspectos que -tal como está la situación hoy día- resultan sumamente valorados.

Los analistas consultados por iProfesional.com destacan que uno de los mayores atractivos es que incluyen compañías de primer nivel internacional y que cubren una amplia variedad de sectores.

Además de ello, existe otra "perlita": quienes recurren a los CEDEARs saben que su evolución también considera la del dólar blue, que permite al inversor dolarizar las variaciones de su cartera.

Según Sabrina Corujo, economista de Portfolio Personal, "los fondos comunes de inversión, por definición, son instrumentos financieros compuestos por una canasta de activos, que pertenecen a un conjunto de personas con derechos de copropiedad indivisa".

"Dichos derechos son representados por cuotapartes, cuyo valor se determina diariamente dividiendo el patrimonio neto del fondo por el número de dichas cuotapartes en circulación", agrega Corujo.

"Más allá de permitir diversificar una cartera y de la rentabilidad ofrecida, se destacan por ser un activo útil para manejar de forma más eficiente la liquidez".

Evolución en el año
El interés de los inversores por esta alternativa se ve reflejado claramente en la evolución del patrimonio neto: en lo que va del año muestra una suba superior al 42%.

En particular en los segmentos de renta mixta y de renta fija (bonos), que avanzaron 72% y 62%, respectivamente. En sentido inverso, los destinados a renta variable (acciones) muestran un retroceso del 19 por ciento.

Si bien los motivos que alentaron el crecimiento patrimonial han sido variados, existe consenso de que dos de ellos fueron los que más gravitaron: la prohibición de comprar dólares para atesorar y la fuerte expansión de la cantidad de pesos.

La combinación de ambos factores explica el notorio repunte de los fondos en moneda local, que ronda el 60%, mientras que en dólares apenas treparon 6%, según datos del Instituto Argentino de Mercado de Capitales.

"Es evidente que buena parte de los pesos que quedaron en poder de los inversores -tras la restricción impuesta por el Banco Central- se volcaron a los fondos", sostiene Juan Pablo Vera, jefe de análisis financiero de Tavelli y Cía.

Para ello juegan a favor las características de esta opción, que son ideales para un perfil conservador, debido a que diversifica el riesgo y permite el ingreso con un capital mínimo de $1.000.

Alberto Inga, Head Portfolio Manager de HSBC Argentina, destaca el repunte que ha tenido esta alternativa: "En lo que va del año, varios fondos han tenido un rendimiento cercano al 50%".

Cabe apuntar que el retorno de cualquiera de ellos está asociado al rendimiento de los papeles que lo componen.

"Hay activos cuyos precios sólo están vinculados al activo en sí mismo, por ejemplo acciones o bonos argentinos emitidos en pesos, cuya performance depende de la variación de sus precios", sostiene Inga.

Pero también hay otros activos cuyo margen de ganancia, adicionalmente, también está relacionado con otros factores, como por ejemplo el tipo de cambio.

"Es el caso de los bonos argentinos emitidos en dólares pero que cotizan en pesos, cuyo rendimiento depende tanto de lo que sucede con la curva como con el dólar", ilustra el ejecutivo del HSBC.

Algo parecido ocurre con aquellos que invierten en CEDEARs. Si bien son activos que cotizan en pesos en la bolsa de Buenos Aires, el activo subyacente es normalmente en dólares, por lo que también el retorno de los mismos se conforma de ambos componentes. Es decir la variación del precio del subyacente y la del tipo de cambio", ejemplifica Inga.

¿Cómo impactó la resolución 608 de la CNV?
El organismo dio a conocer dos meses atrás que los fondos comunes de inversión debían valuar tanto activos, pasivos y patrimonio neto al tipo de cambio oficial. Es decir, obligó a las entidades a eliminar el dólar arbitraje, o tipo de cambio implícito, como metodología de cálculo de sus carteras con tenencias en el exterior.

En la práctica, esto trajo efectos diversos en el mercado. Por un lado, el impacto patrimonial -considerando la industria en general- fue relativamente bajo, pues la reducción no llegó al 2%.

Sin embargo, algunos fondos suspendieron las suscripciones y otros sufrieron fuertes descensos, como ha sido el caso de los fondos Toronto Trust y Toronto Trust Special Opportunities, de la Administradora FCMI Argentina Financial Corp.

"Los de renta fija internacional, a excepción de los que invierten en Cedears, debieron reconvertirse", señala Gustavo Avila, Director de Fitch.

"Las administradoras vendieron sus inversiones en el exterior previo a la entrada en vigencia de la norma. Es que ésta implicaba una cambio en la valuación de dichos activos, lo que traía aparejado fuertes pérdidas en algunos casos", agregó el informe de la calificadora.

"Las inversiones en el exterior fueron reemplazadas por Cedears o directamente por activos locales", acota Avila.

Según coinciden en señalar varias fuentes del mercado, las inversiones externas ya fueron reemplazadas en su gran mayoría.

"La tendencia es a trabajar más con Cedears", afirma el administrador de una de las carteras.

"Los fondos que muestran un alto potencial de crecimiento son aquellos que tienen exposición significativa a los instrumentos denominados dólar-link en dólares, que son suscriptos y pagados en pesos al tipo de cambio oficial. Los mismos posibilitan cubrirse ante cualquier tipo de devaluación, sin necesidad de hacerse de billetes verdes", concluye Avila.

Reciba noticias en su e-mail
Más temas en Facebook
iProfesional en Twitter