Economía

Pequeñas imprentas piden demorar factura electrónica para sostener empleos

06-06-2015 El cambio anunciado por la AFIP desde 1° de julio golpea a las pymes que basaban su negocio en la confección de boletas y ahora están reclamando
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La implementación de la factura electrónica que dispuso la AFIP a partir del 1° de julio representó un cambio abrupto para algunas Pymes, en particular para las pequeñas imprentas que sustentaban sus negocios en la confección de las "obsoletas" facturas de papel.

Por eso, la Cámara Argentina de Empresas Gráficas y Afines (CAEGA), que agrupa a unas 600 empresas del sector, envió una nota al Ministerio de Industria pidiendo una prórroga para la implementación de la medida dispuesta en la resolución 3749 del organismo recaudador.

"El 90% son industrias familiares que tienen muchos años en el mercado", según Juan Elena, presidente de CAEGA.

"Estamos pidiendo una reunión con los funcionarios para solicitar una prórroga que nos permita adecuar el negocio para no perder las fuentes de trabajo", señaló.

"El problema afecta a muchas pequeñas imprentas que se sostienen exclusivamente con las facturas y que quedan sin trabajo de la noche a la mañana", describió el directivo.

En este sentido, ayer también la Unión Obrera Gráfica Cordobesa junto a propietarios de imprentas se movilizaron hasta la sede de la AFIP en esa ciudad por el mismo reclamo.

Hilda Bustos, titular del gremio, señaló que no hubo ningún mecanismo de consulta con los sectores involucrados y afectados. Por eso, piden "conciliar las innovaciones tecnológicas sin que se pierdan puestos de trabajo, cierren pequeñas empresas y se produzcan costos sociales innecesarios", dijo a Clarín.

Elena explicó que las Pyme necesitan pensar otras estrategias, como acceder a créditos blandos para comprar máquinas o cámaras digitales o poder hacer cursos de innovación tecnológica para poder adaptar sus comercios.

La necesidad, según el directivo, es aún más imperiosa en el interior ya que "hay lugares donde ni siquiera hay Internet", sostuvo el titular de CAEGA.

En la nota dirigida al secretario Pyme, Horacio Roura, la entidad consignó: "Si bien estimamos que la factura electrónica ayudará a transparentar la gestión del Estado, creemos que no sólo afectará en forma directa al sector gráfico sino a toda pyme que, desde distintos sectores de la industria y el comercio, deba implementarla"

 

SECCIÓN Economía