Negocios

Costantini, más complicada: Avianca confirmó que va a empezar a volar en el país a partir de diciembre

30-05-2016 Planea traer 18 aviones turbohélice que van a operar desde Córdoba y Aeroparque. Invertirán unos u$s100 millones y ocuparán entre 250 y 300 empleados. La irrupción de la empresa en el mercado local complica el plan de saneamiento de Isela en Aerolíneas Argentinas
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Germán Efromovich, uno de los dueños de Avianca y de los empresarios de la aviación más importantes de América latina, fue a la quinta de Olivos para reunirse con el presidente Mauricio Macri. 

"Fuimos a informarle al Presidente que la operación está concluida, que vamos a invertir unos u$s100 millones en el país y que vamos a ocupar entre 250 y 300 empleados", dijo al regreso.

"Vamos a constituir una empresa en el país y armar una aerolínea local. Tenemos planes para llegar a 18 aviones turbo hélice en 2018. Si los trámites van como creemos, el 1 de diciembre será el primer vuelo", agregó.

La empresa tiene planes de traer seis aviones en lo que resta del año, todos, de alrededor de 70 pasajeros

Luego, según confirmó el CEO de la nueva empresa aérea, Carlos Colunga, ex número uno de Mac Air Jet, se completará la flota de 18 hacia 2018.

Mac Air, la compañía que era de la familia Macri, fue vendida en un 100% a Sinergy Space, la holding que controla Avianca.

No hubo precisiones sobre las rutas, ni el nombre ni la marca de aviones que utilizará. Dijo que hay dos fabricantes que comercializan el tipo de aeronaves (ATR o Bombardier) y que en no más de 30 días se conocerá el nombre comercial de la compañía.

Los destinos, una incógnita
El plan de negocios es mantener, al menos por ahora, la vista puesta en vuelos que no son servidos por Aerolíneas o LAN.

"¿Cómo se compite con una empresa que recibe subsidios?", se le preguntó en referencia a Aerolíneas y Austral. "Pues no se vuela donde ella lo hace", contestó. 

Fue la única pista que dio sobre los destinos que cubrirá aunque sí puso mucho énfasis en que habrá dos hub (centros de basamentos y distribución).

"Uno será en Córdoba y otro en Aeroparque. Luego habrá algo pequeño en Ezeiza para distribución de pasajeros", informó.

Sin embargo, la irrupción de la empresa supone más complicaciones para la CEO de la línea de bandera, Isela Costantini, quien se negó en todo momento a un ajuste fuerte -como le exigen desde la Casa Rosada- y apostó a una política agresiva de venta de pasajes y a incrementar vuelos y frecuencias en destinos rentables, y también en otros que no lo son como Roma, Barcelona o Miami.

Es necesario recordar el rol que tiene el asesor y figura cercana al jefe de Gabinete, Marcos Peña, Gustavo Lopetegui, que no esconde sus diferencias con Costantini e insiste en negarle a la ejecutiva los recursos financieros que ella reclama para gerenciar una empresa y avanzar con un plan de saneamiento profundo y drástico.

Lopetegui sería también quien presentó a la colombiana Avianca para ingresar al mercado argentino de cabotaje, volando las rutas que en su momento le fueron adjudicadas a la quebrada Sol y a Macair, la compañía que Franco Macri quiere vender hace tiempo.

La empresa es presidida por el español Carlos Colunga, viejo amigo de Carlos Menem que supo insertar también a su hijo Diego en el holding Socma.

 

 


SECCIÓN Negocios