Tecnología

TV por cable debate: entre la nueva ley y los jóvenes que sólo miran Internet

15-09-2016 Estaba previsto, según el decreto 267, para octubre próximo. Pero la complejidad de la ley anticipa mayores tiempos de elaboración
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
El anteproyecto de ley de comunicaciones convergentes estará listo para marzo, y no para fin de año tal como se contempla en el decreto 267/2015 que introdujo modificaciones a la llamada ley de medios y Argentina Digital.

Así lo anticipó este miércoles Silvana Giucidi, la coordinadora de la comisión redactora de la ley, quien señaló que "en marzo estaremos terminando el proyecto".

"Será una ley compleja, pero creemos que el Congreso va a estar a la altura de las circunstancias", dijo.

Durante las Jornadas Internacionales de la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC) que se realizan hasta el viernes en el Hotel Hilton Buenos Aires, la funcionaria enfatizó que en la nueva ley "de verdad se quieren incorporar a todos los actores".

Las comunicaciones convergentes obligan a que tanto los grandes jugadores como los más pequeños entren a competir en prestación de servicios a partir de diversas redes, pero no todos tienen la capacidad ni la espalda suficiente para enfrentar los desafíos que plantea la industria, desde las inversiones hasta el acceso al financiamiento para encarar nuevas inversiones.

Justamente, el nuevo marco regulatorio que se propondrá desde el Ministerio de Comunicaciones apuntará a contemplar no sólo los desafíos que plantea el mundo digital y la evolución constante que, ni siquiera, puede vislumbrarse con demasiada claridad, sino también a atraer inversiones, la de los locales y la de los extranjeros que quieran participar.

Durante su presentación, en el panel donde se discutió sobre marco regulatorio y del que también participaron Alejandro Grandinetti, diputado nacional por el Frente Renovador e integrante de la Bicameral que seguirá la discusión de la futura ley en el Congreso, y Rodrigo de Loredo, presidente de Arsat, quedó planteada la necesidad de que la norma sea flexible pero que también garantice el dinamismo que exige el sector.

En ese sentido, y a tono con lo dicho durante el MiniDavos por el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, se pretende que el mercado de las telecomunicaciones motorice inversiones por u$s5.000 millones por año.

Tras haber señalado que la mayoría de la población argentina se conecta a internet a través de redes móviles, Giudici apuntó que "vemos que la solución es generar más infraestructura, pero también un cambio en la relación con los contenidos. Hoy el 25% de los jóvenes decide cortar el servicio de cable y prefiere ver los contenidos por Internet".

Con estos elementos se llevan adelante las distintas convocatorias de los interesados en dar su opinión sobre los temas que debería contemplar la futura ley.

De modo que, si el anteproyecto recién termina de redactarse en marzo, y no en octubre de este año, tal como estaba previsto en el decreto 267 (aunque con derecho a prórroga), en el Congreso ingresará, en el segundo trimestre de 2017. Y a partir de ahí recién se iniciará la discusión legislativa.

A menos que para ese entonces ya todas las partes estén lo suficientemente representadas en el texto, y hayan suficientes consensos en una ley que ya fue definida por sus redactores como "compleja" podría estar sancionada en el segundo semestre del próximo año. O con vistas a 2018. Pero todo dependerá de cómo se vayan comportando las distintas partes interesadas a futuro.

 

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR