Legales
Tras casi 44 años de encierro, Robledo Puch se prepara para la libertad
17-10-2016 La Corte Suprema Bonaerense ordenó que pase a "un régimen menos riguroso" para tratar de reinsertarlo en la sociedad de manera controlada
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Condenado por 11 crímenes a cadena perpetua, Carlos Eduardo Robledo Puch, el hombre que pasó más tiempo en la cárcel que fuera de ella, pasará finalmente "de un ámbito cerrado a otro menos riguroso".

La Corte Suprema Bonaerense hizo lugar parcialmente a un recurso extraordinario presentado por el abogado de Robledo Puch y ordenó a los jueces que tomen "las medidas pertinentes".

“Frente al tiempo que lleva detenido, corresponde establecer que el juez de ejecución deberá adoptar las medidas pertinentes a fin de propender a la paulatina y controlada inclusión del interno en la etapa siguiente -régimen de prueba- al sistema de ejecución de la pena que viene cumpliendo, permitiendo la progresión de su situación carcelaria en un ámbito cerrado a otro menos riguroso que lo vaya preparando para la vida en libertad”, sostiene la resolución.

El 27 de noviembre de 1980 la Sala I de la Cámara Penal de San Isidro lo condenó a reclusión perpetua más la accesoria de reclusión por tiempo indeterminado, y a partir de esta decisión estuvo detenido desde el 3 de febrero de 1972 hasta el 8 de julio de 1973, cuando se fugó dos días, y después de ser recapturado permanece preso.

Alojado en una celda del pabellón de homosexuales, aunque no tiene pareja, del penal de Sierra Chica desde hace 44 años, el Ángel Negro sólo puede salir al patio durante cuatro horas al día.

Ahora la Justicia consideró, según el artículo 13 del Código Penal, que “la pena a perpetuidad" no es "para siempre".


SECCIÓN Legales