Impuestos
Fondos comunes de inversión del blanqueo aspiran a captar u$s2500 millones para economía real
29-11-2016 Son sólo los 16 ya aprobados por el Banco de Valores, que será la sociedad de custodia. CNV ya aprobó los primeros dos y tiene 33 en trámite, que están abocados a avanzar con ellos. Son para proyectos inmobiliarios, energéticos y de infraestructura 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Gobierno apuesta a la obra pública, al blanqueo y a los créditos hipotecarios como uno de los elementos cruciales para reactivar la economía.

En este esquema, el Banco de Valores acaba de aprobar 16 fondos cerrados del blanqueo, donde será la sociedad de custodia. En conjunto, prevén que captarán depósitos por u$s2500 millones que irán directo como inversión a la economía real. Son fondos donde el inversor debe quedarse por cinco años, pero se evita pagar la multa del 10% del blanqueo y, a cambio, recibe una rentabilidad de alrededor del 6% anual, dependiendo del proyecto.

La CNV ya aprobó los dos primeros fondos: uno inmobiliario de Allaria con Casas Arg, y el otro de energía de SBS con Pampa. Hay otros 33 fondos cerrados en trámite, con los que en el regulador están abocados a avanzar.

Abiertos, "de parking", hay alrededor de 30 aprobados. Se empezó primero por los abiertos que ya están casi todos aprobados y ahora siguen con los cerrados. "Pero cuando se conoció el proyecto de Ley de mercado de capitales la última semana, un montón de fondos que iban a lanzarse se bajaron. Otros inversores que iban a participar se dieron de baja por el efecto Trump", comentan en la City porteña.

El fondo Allaria Residencial Casas Arg se ofrecerá a la venta en los próximos días: apunta a capturar una gran oportunidad de ofrecer soluciones habitacionales al público de clase media que tiene demanda insatisfecha, dado que en los últimos años no hubo desarrollos para esos consumidores.

Esta demanda genuina que busca una casa o departamento para vivir y no como inversión, será apuntalada por la importante oferta de créditos hipotecarios de largo plazo que los bancos públicos y privados disponen. Estos proyectos son de ejecución rápida y buscan rotar rápidamente para optimizar el rendimiento para el inversor del fondo.

Allaria está desarrollando además otro fondo inmobiliario junto con Argencons, que está todavía en etapa de autorización de CNV y que posiblemente sea ofrecido al público durante enero o febrero: apunta a desarrollar un nuevo espacio en la Ciudad de Buenos Aires, con oficinas corporativas, viviendas, estudios y paseo de compras.

El Grupo SBS desarrolla junto a Pampa Energía el primer fondo común de inversión cerrado destinado a tres nuevos proyectos de energía, que permitan darle al inversor una rentabilidad en dólares con riesgos definidos adquiriendo obligaciones negociables a cinco años de plazo, con una rentabilidad esperada en línea a inversiones en obligaciones negociables de similares características, hoy en un rango de 5% a 7% anual.

Pampa Energía pondrá en marcha un parque eólico en la zona de Bahía Blanca. El proyecto, que acaba de ser adjudicado en el marco del Programa Renovar, demandará una inversión de u$s 135 millones. Además Pampa Energía está desarrollando dos proyectos de energía térmica que demandarán una inversión de u$s 185 millones.

Cohen presentó el fondo común de inversión cerrado de energías renovables, que tiene como objetivo desarrollar proyectos de generación de energía solar y eólica. Los cuatro proyectos solares adjudicados se agrupan en la región Noroeste, donde este recurso es tan abundante, que potencialmente podría abastecer la demanda energética de todo el país.

En tanto, los doce proyectos eólicos se encuentran mayormente en la Patagonia y en la provincia de Buenos Aires, debido a los altos factores de capacidad, que está por encima del 40% en aquellas regiones. Fomentará el desarrollo de energías renovables impactando directamente en la economía real.

Balanz, en tanto, apunta a recaudar u$s200 millones en dos proyectos inmobiliarios: uno de oficinas AA y AAA de reconocidos developers en locaciones estratégicas de Capital y GBA, mayoritariamente edificios de oficina. En el otro fondo, Balanz invertirá en el desarrollo Eidico Casas en distintas localidades del GBA en la construcción de casas de 100 metros en terrenos de 400 metros a un precio de u$s 1000, que rinden entre 7 y 9% anual.

Otro de los fondos comunes cerrados inmobiliarios es "Quinquela + Predial", que espera reunir hasta u$s50 millones. Está diseñado para inversores que buscan capturar la renta y apreciación de capital que ofrecen las inversiones en ladrillos y permite diversificar en desarrollos inmobiliarios orientados al segmento de clase media en zonas de alto potencial. Los fondos serán invertidos en un mínimo de cinco proyectos en la Ciudad de Buenos Aires y uno en la ciudad de Neuquén, todos con unidades de microdepartamentos así como también de 1 y 2 ambientes, con espacios comunes que permiten generar zonas de esparcimientos.

En una primera instancia, se prevé aplicar estos fondos a terrenos ya adquiridos y escriturados que, por contar con los planos municipales en proceso de aprobación, permiten acelerar los tiempos de comercialización de las unidades y reinvertir con mayor rapidez el capital original.

La normativa para la adhesión a los fondos comunes de inversión cerrados establece, entre otras cuestiones, que la inversión mínima por cuotapartista sea de u$s250.000 y en el caso de aquellos que participen del sinceramiento un monto máximo de u$s10 millones o su equivalente en otras monedas.

Asimismo, el Fondo deberá contar con un mínimo de 10 cuotapartistas y el patrimonio del Fondo no podrá ser inferior a u$s10 millones, señala El Cronista.

SECCIÓN Impuestos