Real Estate
Inmobiliarias y desarrolladores anticipan cómo será 2017 para el real estate
01-12-2016 Después de un 2016 de cambios, el sector define cuáles son las expectativas para el año próximo y qué medidas hacen falta para lograr la reactivación
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Después de un período donde el cepo al dólar condicionó las inversiones tanto en nuevos desarrollos como en la compra-venta de inmuebles, los principales players del mercado inmobiliario coinciden en que el 2016 estuvo atravesado por una lenta pero continua recuperación económica.

Los cambios logrados tras el sinceramiento fiscal y algunas líneas de crédito permitirán encarar un 2017 diferente, donde las expectativas del sector son que continúe en ascenso la demanda.

"El 2016 fue un año de transición con muchas variables en reacomodamiento", explicó Javier Dborkin, director de Boston Andes Capital. 

También Darío López, socio de Arquitectonika, reconoció que el 2016 empezó de manera positiva arrastrando un buen diciembre del año anterior. "En 2016 cerramos muchas operaciones, además, con el anuncio del sinceramiento fiscal, el mercado se vio incentivado, se concretaron varias ventas de unidades terminadas hasta quedarnos sin oferta para vender", agregó.

En cuanto a inversiones, López afirmó que durante 2016 los adherentes a los fideicomisos invirtieron $78 millones y proyectan para 2017 "una cifra similar conservando el volumen de inversión''.

"Se nota el regreso de los inversores en pequeñas unidades de gran rentabilidad y rápida realización en lugares bien ubicados, con buenos proyectos y respaldo tanto del desarrollador como de los profesionales actuantes. Siguen privilegiando el modelo de fideicomiso al costo, pero se observa que hay una concentración en los jugadores que participan en el mercado en donde no hay lugar para improvisaciones ni para novatos; es un mercado muy competitivo y altamente profesional''.

Por su parte, Dborkin agregó que 2017 será un año en donde se comience a medir los resultados de la gestión del actual Gobierno "con expectativa de crecimiento y más dinero volcado al mercado inmobiliario proveniente del blanqueo y del eventual rebote de la economía", comentó.

Mientras tanto, Carlos Spina, gerente Comercial de Argencons, considera que "el blanqueo brindará una nueva masa de dinero susceptible de convertirse en demanda y dependerá de la macro, las expectativas y los proyectos que los desarrolladores presenten el convertir dicha demanda potencial en negocios concretos''.

Para Diego Migliorisi, socio gerente de Migliorisi Propiedades, el año que se va fue de recuperación y confianza en el país y en el mercado inmobiliario como inversión y elemento de resguardo.

Con respecto al sinceramiento fiscal, para el directivo, esto resulta exitoso porque "la gente se ha dado cuenta que el mundo está cambiando y la globalización económica e informática hace que cada día sea más difícil estar al margen de la norma". Por otro lado dijo que "la eliminación de cepo cambiario, que tanto daño hizo al sector durante los últimos tres años, el sinceramiento fiscal, los diferentes proyectos para financiar a la primera vivienda y el cambio de política internacional han sido decisiones sumamente positivas".

Francisco Altgelt, VP de Altgelt Negocios Inmobiliarios S.A, reconoció que el actual Gobierno tomó medidas económicas que se preveían: levantar el cepo y sincerar el dólar. "Tienen una cuenta pendiente en materia de inflación; fue un año muy duro para mucha gente''.

En cuanto a los proyectos donde habría que trabajar, Boston Andes Capital dijo que trabajarán en el segmento de viviendas de clase media-alta. "Es necesario profundizar los lazos entre el mercado inmobiliario y financiero para que los proyectos puedan tener mejor acceso a financiamiento profesional que permita encarar productos para el atender la demanda de usuarios finales y desarrollar activos de renta", sugirió Dborkin.

López espera más capital producto del blanqueo y de "la inversión en inmuebles que se está recuperando y aumentando los valores de venta". Asimismo, el arquitecto afirmó que "en 2017 presentará proyectos con terrenos con valores reales y precios y calidad acordes con los que el comprador quiere validar".

Por su parte, desde Argencons confirmaron que en 2017 continuarán trabajando sobre Distrito Quartier Puerto Retiro, un proyecto que demandará u$s215 millones y tendrá 115.000 m2 de obra.

Migliorisi dijo que la expectativa es que gran parte del dinero depositado en las cuentas de sinceramiento en la Argentina sea invertido en el mercado inmobiliario y en la construcción.

Para Oppel el 2017 será un año muy movido para el sector y terminará con números positivos: "es muy importante que desde los distintos sectores del Estado se generen las condiciones de previsibilidad y fomento necesarias para impulsar éste que es uno de los motores más importantes de la economía".

Con respecto al sinceramiento fiscal, el empresario inmobiliario considera que ‘'gran parte de ese flujo de fondos, se volcará al mercado en busca de lo que siempre encontramos en él: previsibilidad, tranquilidad, rentabilidad, valorización y conservación del poder de compra".

 

SECCIÓN Real Estate