Impuestos
Ganancias: con proyectos propios, oposición lanza fuertes críticas a iniciativa del Gobierno
01-12-2016 Hicieron hincapié en que desde el Gobierno proponen debatir un tema que durante la campaña plantearon eliminar y que así como fue presentado el proyecto, pasarían a pagar Ganancias más trabajadores de los que lo hacen en la actualidad. 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El oficialismo, a través del ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay , presentó este martes en el Congreso su proyecto de Ganancias. Ante este contexto, Axel Kicillof, del FpV; Myriam Bregman del FIT y José de Mendiguren, del Frente Renovador, lanzaron fuertes críticas al proyecto oficialista y coincidieron en que sus partidos militarán en el Congreso sus propias iniciativas de Ganancias.

Los tres hicieron hincapié en que desde el Gobierno proponen debatir un tema que durante la campaña plantearon eliminar y que así como fue presentado el proyecto, pasarían a pagar Ganancias más trabajadores de los que lo hacen en la actualidad. 

El diputado del FpV, Axel Kicillof, explicó que su fuerza presentará un proyecto único que articula 24 iniciativas de los últimos años. "Cuando nos fuimos pagaban el impuesto 1.120.000 personas, hoy lo pagan casi 2 millones. Entonces, vamos a platear que una proporción, el 10% que más gana, pague el impuesto y que siempre se vaya actualizando", dijo. 

"Nosotros vamos a mantener la coherencia, cuando éramos gobierno defendimos que un porcentaje de los trabajadores paguen el impuesto a los altos ingresos y vamos a seguir planteando eso", señaló. 

Sin embargo, sostuvo que espera consensuar un proyecto entre todos los bloques de la oposición. "Esperamos que los demás bloques, en lugar de acompañar los proyectos del oficialismo -con leves modificaciones- acompañen un proyecto opositor. Nosotros estamos dispuestos a negociar", adelantó. 

Respecto a la iniciativa oficial, el exministro de Economía consideró: "han sido muy conservadores, prudentes, yo diría que casi tacaños" a la hora de reducir impuestos y presión tributaria a los trabajadores. "Es inversamente proporcional a lo generosos que fueron con los sojeros y con las empresas eléctricas -a las que acaban de perdonarles una deuda de $19 millones-", ejemplificó. 

Además, planteó como una diferencia del proyecto del FPV, tanto con el del oficialismo, como con el del Frente Renovador, que el objetivo es que los jueces también paguen ganancias. "En principio pretendemos volver a cobrar a los que más ganan los impuestos que se dejaron de cobrar en 2016, con el discurso de que iba a haber inversiones que después no vinieron", indicó. 

En tanto, Myriam Bregman del FIT, realizó algunos señalamientos a la exposición del ministro de Economía: "Prat Gay fue repitió los mismos argumentos que se le criticaban al kirchnerismo. Volvió a decir que si discutíamos Ganancias no se podía dejar sin recursos a los sectores más desprotegidos y utilizó el argumento de que desfinanciaba a las provincias".

Bregman explicó que el FIT plantea en su proyecto "que el salario no es ganancia". "Ningún trabajador bajo convenio colectivo de trabajo tiene que pagar ganancias gane lo que gane y se establece un determinado cálculo para el resto de los funcionarios y jueces que más ganan", señaló. 

"Nosotros vamos a defender nuestro proyecto que es el más beneficioso para los trabajadores. Porque es curioso que cuando se habla de ingresos la mayor parte de los de los recursos del Estado entran por IVA y por ganancias, dos impuestos que son centralmente sostenidos por los trabajadores", agregó. 

"Vimos una alta cuota de doble discurso y ninguna voluntad política de discutir seriamente el tema. Tiraron un proyecto que saben que es inviable, que es muy malo para los trabajadores, para de esa manera hacer como que discuten", finalizó. 

Por su parte, el legislador del Frente Renovador, José de Mendiguren, también defendió su proyecto propio y criticó el del oficialismo, aunque no se mostró reacio a poder llegar a un acuerdo con Cambiemos. 

"Nosotros tenemos un proyecto muy concreto, pueden dar los números o no, pero el camino no es buscar la confrontación. Nosotros esperamos que en Argentina prevalezca un Congreso que delibere y por eso tengo esperanzas de que vamos a encontrar un acuerdo", explicó. 

"Como primer punto, hay algo que el Gobierno no puede negar y es que los dos partidos (Cambiemos y Frente Renovador) teníamos una promesa de que los trabajadores no iban a pagar Impuesto a las Ganancias. Segundo, la ley habla de gravar los sueldos más altos -los gerenciales, de dirección- salarios que hoy equivaldrían a entre $80.000 y $100.000. Jamás se pretendió gravar a un empleado calificado, por tanto hay injusticia y necesidad de corregir estos errores", señaló. 

Otro punto en el que De Mendiguren se mostró contrario al proyecto oficial fue sobre las deducciones: "Han bajado los primeros tramos pero le quitan la posibilidad de imputar gastos por la mujer y los hijos mayores. No termina de resolver el problema. Y por otro lado, sigue gravando los alquileres. Es un despropósito". 

"Parece que al Gobierno solamente le preocupa la austeridad fiscal cuando se trata de marcar cómo le resolvemos la injusticia a los trabajadores. Están dispuestos o no a analizar la renta financiera, el gravamen al juego y a las ganancias extraordinarias que generó el dólar futuro", concluyó.

SECCIÓN Impuestos