Ahora Brasil

Remueven al presidente del Senado de Brasil por escándalo de corrupción

06-12-2016 La Corte Suprema de Justicia de Brasil ordenó a Renan Calheiros apartarse del cargo porque está acusado de malversación de fondos y desvío de dinero
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La Corte Suprema de Justicia de Brasil ordenó a uno de los principales políticos del país que se aparte del cargo que ocupa: se trata de Renan Calheiros, el presidente del Senado, salpicado por los escándalos de corrupción que tienen en jaque a la primera plana política del país.

El juez Marco Aurelio Mello dictó una medida cautelar contra Calheiros después de que un alto tribunal lo acusó, la semana pasada, por presunta malversación de fondos y por maniobras de desvío de dinero en connivencia con una empresa constructora.

El político, de 61 años, es además segundo en línea de sucesión a la presidencia, después del presidente de la Cámara baja, dado que Brasil no tiene vicepresidente en este momento.

Y es, además, un aliado cercano del mandatario Michel Temer.

Según una decisión del tribunal, ninguna persona procesada por un delito puede estar en línea para reemplazar al presidente.

Hija extramarital
El caso de Calheiros era crítico a los ojos del partido de izquierda Rede, que formalizó el pedido de suspensión ante la Corte, porque Brasil no tiene vicepresidente para reemplazar al presidente en caso de necesidad.

Ese puesto era ocupado por Temer, quien asumió la dirección del país cuando a su antecesora, Dilma Rousseff, se le inició un proceso de impeachment y fue separada del cargo, en agosto. Así, el presidente del Senado actualmente queda segundo en línea de sucesión.

Pero el caso de Calheiros data de 2007, cuando fue obligado por primera vez a renunciar como líder del Senado. Fue reelegido seis años más tarde.

Ahora, se lo acusa de acordar con una empresa del rubro de la construcción el pago de una manutención para una hija que el político tuvo con una periodista, en una relación extramarital.

La compañía presuntamente reclamaba luego ese dinero mediante facturas de cobro emitidas al Senado.

Por separado, también está siendo investigado en el marco del supuesto plan de coimas o retornos a gran escala dentro de la compañía estatal Petrobras.

El político niega todas las acusaciones en su contra.

Golpe a Temer
Desde que en 2014 comenzó la llamada Operación "Lava Jato" (Lava autos), que investiga una supuesta maquinaria de corrupción estatal, decenas de políticos, funcionarios y empresarios han sido salpicados con acusaciones de corrupción.

La remoción de Calheiros es un nuevo golpe para el gobierno del presidente Temer, ya debilitado por escándalos de corrupción y que lucha por aprobar impopulares medidas de austeridad.

Entre ellas, un polémico tope al gasto federal que será decidido en una votación en el Senado programada para el 13 de diciembre.

Calheiros no hizo declaraciones tras el anuncio, pero dejará el cargo este martes, una vez reciba la notificación oficial.

Será reemplazado por el senador Jorge Vianna, actual vicepresidente de la Cámara alta.

Vianna, del izquierdista Partido de los Trabajadores, se opone a los recortes de presupuesto y podría bloquear las medidas en este sentido, lo que supondría un obstáculo para los intentos del gobierno de controlar el déficit y restaurar la confianza en la alicaída economía brasileña.


SECCIÓN Ahora Brasil
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR