Vinos & Bodegas
Anuario del Vino Argentino 2016: estos son los lanzamientos que marcaron la agenda del año
06-12-2016 Vinos & Bodegas iProfesional presenta un listado de más de 30 nuevas etiquetas destacadas, que le dieron vida a la agenda vitivinícola 
Por Juan Diego Wasilevsky - juandiego@iprofesional.com
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Al analizar los nuevos vinos que llegaron al mercado, sin lugar a dudas este 2016 que está a punto de culminar fue uno de los años más prolíficos en cuanto a lanzamientos. Y lo interesante es que hubo mucho más que Malbec. 

Bodegas de todos los tamaños se encargaron de diversificar portfolios y presentar nuevas etiquetas, pensadas para un amplio abanico de paladares y bolsillos. 

A modo de resumen, 2016 fue un año intenso en lo que se refiere a los “vinos de enólogos”, es decir, etiquetas que nacieron de forma paralela al trabajo que estos profesionales vienen desarrollando en sus respectivas bodegas. En este grupo se pueden encontrar ejemplares como Mugrón, González-González o los del nuevo proyecto Desquiciado Wines

Además, este año marcó un punto de inflexión para la industria, que cada vez está lanzando más productos que apuntan a los millennials, con vinos amables, dóciles y de estética rupturista. A modo de ejemplo pueden mencionarse el nuevo blend tinto de Alta Vista; la línea 140 Caracteres, de Chakana o King Malbec, de Norton. 

También fue un año clave para Altamira. Hace pocos meses, de hecho, se presentó la asociación PIPA (Productores Independientes de Paraje Altamira), que tiene como misión “evangelizar” sobre las particularidades de este terroir, que en este 2016 alumbró vinos fundamentales como Rompecabezas o Traslapiedra

No puede dejar de mencionarse lo importante que fue este 2016 para la consolidación de los vinos blancos de alta gama. Bodegas como Humberto Canale, con su Old Vineyard Semillón; el joven proyecto Blanchard & Lurton, con su complejo blend blanco, o Susana Balbo Wines, que alumbró un blend de alto vuelo, son las protagonistas de esta tendencia.

Además, 2016 significó un salto de calidad para los espumosos con sello argentino. El gran Pedro Rosell, enólogo de bodega Cruzat, alumbró el primer ejemplar de la Argentina que demandó una década de trabajo. También fue un buen año para esta categoría gracias al trabajo de Bodegas Bianchi, que amplió la línea Famiglia con dos interesantes ejemplares. 

Los lanzamientos que marcaron el año 
A continuación, iProfesional te presenta más de 30 lanzamientos que marcaron a fuego el 2016, un año que, sin dudas, estuvo cargado de novedades:

1- Mugrón 2013 – Proyecto de enólogos 


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año? 

Porque es uno de los vinos más originales del año. A partir de una fuerte amistad que devino en cofradía, cinco enólogos de renombre, a la par de su trabajo en sus respectivas bodegas, decidieron encarar un proyecto conjunto. Los hacedores de este tinto con sello norteño son Mariano Quiroga Adamo, Francisco “Paco” Puga, Rafael Domingo, Claudio Maza y Alejandro Nesman. Cada uno de ellos aportó unos 500 litros de un varietal, para luego realizar el ensamble final. 

¿Qué ofrece este vino? 

Esta añada está conformada por Malbec de Cafayate, San Carlos y Yacochuya; Cabernet Franc de Cafayate y Tannat de Tucumán. El resultado son 3.400 botellas de un ejemplar que revela toda la intensidad de los grandes vinos del Norte Argentina. Su paleta es profunda y penetrante. Hay fruta roja y negra, un colchón especiado que domina la copa, nota leve a pimiento rojo asado y una marcada nota balsámica. Olivas negras, tabaco y tostados en segundo plano cierran el concepto. En boca ataca intenso, corriendo por el centro del paladar, de la mano de una jugosidad extrema. A modo de conclusión, es un vino tipo full bodied pero con taninos perfectamente trabajados. De esta manera, tiene el mérito de ser un vino muchísimo carácter pero muy bebible y absolutamente fresco, de la mano de una acidez vibrante.

2- González González 2012 – Proyecto de enólogos


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque este vino es el resultado del trabajo de dos grandes enólogos, con mucha sensibilidad, que han logrado plasmar con solvencia la excelente comunión que se logra entre el Malbec y el Cabernet Franc de dos terroirs completamente diferentes. 

¿Qué ofrece este vino? 

La razón del nombre de este vino obedece a que sus creadores llevan el mismo apellido: los reconocidos enólogos Manuel González (Andeluna) y Juan Manuel González (Viña 1924 De Ángeles). El resultado de esta conjunción de fuerzas es un ejemplar que, en nariz, propone aromas profundos e intensos, bien integrados, con una paleta que suma notas de fruta negra, tipo mermelada, toques a especias, hierbas como el romero, y un dejo a pimiento. Aparece además, una levísima y sugestiva nota cárnica. En boca, este vino es puro equilibrio: los taninos están perfectamente trabajados y suman textura. Se percibe además, la sucrosidad del Malbec y, a la vez, ese paso un poco más tenso del Cabernet Franc de Uco. Así, todos los ingredientes entablan un diálogo equilibrado y unificado.

3- Desquiciado Cabernet Franc 2015 – Bodega Desquiciado Wines


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque este vino –junto con un Malbec- fue la primera etiqueta de una bodega que promete mucho y que tiene un gran potencial por delante. A partir de una estética bastante rupturista, pero apoyados en vinos frescos y de soberbia fluidez, Gonzalo Tamagnini y Martín Sesto le dieron forma a este emprendimiento. Para quien no esté familiarizado con estos nombres, cabe destacar que Tamagnini es la mano derecha de Alejandro “Colo” Sejanovich en un proyecto de gran prestigio como Manos Negras, también conducido por Jeff Mausbach. En tanto que Sesto es el responsable de manejar la producción y la logística de la bodega. 

¿Qué ofrece este vino? 

Si alguna vez te preguntaste cómo huele el descriptor “mina de lápiz” en un vino, entonces chequeá este Cabernet Franc, que exhibe una punta de grafito evidente, seguido de una nota de frutas negras y un suave especiado. En boca es un vino que lleva el ADN de Uco: desde que entra hasta el final, avanza por el centro del paladar, en un fluir largo. Sin embargo, está pensado para los que buscan vinos con acidez controlada y un filo no demasiado excesivo. Desde ese punto de vista, es un ejemplar equilibrado y completamente amigable con el paladar.

4- King Malbec 2015 – Bodega Norton 


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque es un ejemplar que abre un nuevo concepto, mucho más radical y descontracturado, para una bodega con una gran trayectoria como es el caso de Norton. 

¿Qué propone este vino?

Sin abundar en grandes complejidades ni en capas de aromas, la bodega alumbra un Malbec “racional”, fácil de entender al primer contacto. Y lo hace sin grietas y sin posturas forzadas: en nariz propone una fruta roja intensa, exuberante, con una atmósfera floral. Tan simple y efectivo como eso. En el paladar, este Malbec juega sus cartas en la primera mano: cuerpo medio, taninos super dóciles y cierto pulso dulzón. Prolijo, muy correcto, sin nada que incomode y con un largo recuerdo a frutas rojas frescas. Todo esto se resume en una sola palabra: “tomabilidad”.  

5- Humberto Canale Old Vineyard Semillón 2015 – Bodega Humberto Canale 


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año? 

Porque es una de las bodegas que posibilitó el redescubrimiento en la Argentina de una cepa clásica pero un poco olvidada como es el caso del Semillón. Y la apuesta fue a lo grande: lanzó esta cepa dentro de la línea Old Vineyard y, en cuestión de pocos meses, quebró stock. Vale destacar que Humberto Canale fue la primera bodega de la Argentina en embotellar esta uva como 100% varietal a mediados de la década del ’70. 

¿Qué propone este vino? 

Este blanco está definido por la elegancia: están presentes las clásicas notas de frutas de carozo y suma capas de aromas con trazos florales y un sutil toque de vainilla, apenas perceptible. En boca sigue mandando la elegancia, de la mano de un equilibrio envidiable. Conclusión: lo bueno es que es tiene acidez y frescura y un interesante volumen, pero así y todo es sutil, para beber sin urgenci

6- Ala Colorada Ancelotta 2013 – Bodega Viña Las Perdices


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque es una bodega que se animó a realizar una apuesta fuerte en momentos en que el mercado en general, por cuestiones comerciales o enológicas, no le está poniendo demasiadas fichas a las cepas no tradicionales. Y el resultado que logró Viña Las Perdices es realmente sobresaliente. Además, el objetivo de la bodega es que esta etiqueta se consolide en el tiempo y no sea una aventura de una sola vendimia. De hecho, para la cosecha 2014 apostaron por un crecimiento considerable y elaboraron 15.000 botellas.

¿Qué propone este vino? 

Se trata de un vino con una aromática profunda y elegante. Dominada por las especias dulces, fruta roja bastante madura, un dejo ahumado y rastros de tabaco. Al paladar es un vino de ataque seco pero con cierto graso, de muy rica textura. Sus taninos están bien perfilados y su avance muestra una jugosidad que gana impacto hacia el final de su recorrido. Fruta roja y especias de repostería cierran la aromática larga e intensa.

7- Cobos Chañares Vineyard Malbec 2014 – Bodega Viña Cobos


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque esta etiqueta llegó para formar parte de la elite de la vitivinicultura argentina y porque es un ejemplar que viene a cumplir con diversos hitos: 

-Es el primer vino nuevo de la línea Cobos elaborado con Malbec que se lanza en 17 años. Cabe destacar que el Cobos Malbec “original2, proveniente del viñedo Marchiori (Luján de Cuyo) había iniciado la era allá por 1999. En 2005 le siguió Cobos Volturno, pero se trata de un tinto conformado mayormente por Cabernet Sauvignon.

-Además, es un vino que fue elaborado a partir de un viñedo propiedad del enólogo estadounidense Paul Hobbs, en Valle de Uco, el cual -tras un minucioso estudio de suelos y un detallista plan de recuperación de viñedos-, comenzó a demostrar su gran potencial.

¿Qué propone este vino? 

Es un vino delicado, que es pura elegancia en nariz, con notas de fruta roja madura, suaves pinceladas especiadas, dejos herbáceos y una punta floral evidente. Son capas de aromas que interactúan con mucha armonía. En boca es un vino de recorrido largo, que fluye con mucho equilibrio. Su gran mérito es que es un vino de excelente estructura pero con un recorrido sedoso, apoyado en taninos firmes que continúan puliéndose en botella. En esta relación de fuerzas entre buen cuerpo y fluidez es donde radica el secreto de los grandes vinos de alta gama actuales.

8- Siesta Biodinámico Single Vineyard Cabernet Franc 2013 – Bodega Siesta en el Tahuan


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año? 

Porque, tras un período de perfil bajo, esta línea biodinámica puso nuevamente a los vinos de Ernesto Catena en el centro de la escena. Y porque también marcó un punto de inflexión para la bodega, que se subsidió en diferentes emprendimientos: Siestan en el Tahuan, Tikal Natural y Alma Negra Domaine. 

¿Qué propone este vino? 

Este Cabernet Franc proviene de una finca certificada de Vista Flores, en Valle de Uco. Y el resultado, más allá del debate sobre el impacto de la biodinamia en los vinos, es realmente positivo. Ernesto Catena alumbró un Cabernet Franc de alta gama para paladares universales, con una nariz en la que se expresa la fruta roja fresca y crujiente y toques balsámicos nítidos. En boca, este tinto se luce con una fluidez extrema, con mucha profundidad de aromas y taninos suaves de rica textura. Tiene un dejo graso que impregna el paladar y persiste un buen rato. 

9- Cruzat Millésime 2006 – Bodega Cruzat


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año? 

Porque es la primera vez en la historia de la vitivinicultura argentina que se lanza un espumoso que demandó una década de trabajo. Ninguna otra bodega argentina había llegado tan lejos en la producción de un espumoso como Cruzat: para elaborar este millésime se requirieron 36 meses de permanencia sobre levaduras y otros 90 meses más sobre levaduras en botella. En total, demandó poco más de 10 años de trabajo, lo que implicó no sólo mucha pericia enológica, sino también un gran esfuerzo financiero. 

¿Qué propone este vino? 

A partir de viñedos del Valle de Uco, el gran enólogo Pedro Rosell elaboró este espumoso de alta gama que conjuga 85% de uvas Pinot Noir y 15% de Chardonnay. Se trata de un espumoso complejo, con aromas de frutas blancas maduras, hierbas, pan tostado y esa nota nítida de mostaza, propia del Pinot Noir con mucho tiempo de evolución. Ofrece un recorrido por el centro, con burbujas bien sutiles y elegantes y una mousse delicadísima. Su acidez es marcada pero no excesivamente mordiente. Conclusión: una década de trabajo, la firma de un gran enólogo como Pedro Rosell y un producto superlativo. Pese a todo esto, no es el espumoso más caro del mercado. Cuatro variables a tener en cuenta que justifican su precio.

10- Bianchi Famiglia Extra Brut – Bodegas Bianchi 


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque ratifica (por si quedaban dudas) el know how que tiene esta bodega a la hora de elaborar grandes espumantes y porque, además, amplía los horizontes de la línea Famiglia, que no se quedó en los laureles del Malbec. 

¿Qué propone este vino?

Este espumante método tradicional conjuga un 60% de Chardonnay y un 40% Pinot Noir. El resultado es un ejemplar de una aromática en el que se entremezclan notas de frutas blancas y dejos tostados. Es complejo pero no es estridente. En boca gratifica con una mousse envolvente y con una acidez contenida. Amable al paladar y fácil de beber.

11- Blanchard & Lurton Grand Vin 2014 – Bodega Blanchard & Lurton


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año? 

Porque es un proyecto que nació exclusivamente enfocado en la elaboración de vinos blancos. Y porque esta primera etiqueta es de una calidad realmente soberbia. Este proyecto es el resultado de una alianza entre el bodeguero francés François Lurton y el productor mendocino Andrés Blanchard, que cuenta con una larga tradición familiar en la industria vitivinícola. E

¿Qué ofrece este vino? 

Esta primera añada, que fue el fruto de la búsqueda y la experimentación, terminó dando como resultado un blend de alto vuelo, que conjuga una mayor proporción de Tocai (60%) y suma además Viognier, Pinot Gris y Chardonnay. Ofrece notas sutiles de damascos secos, un elegante toque herbáceo y floral y suaves trazos de vainilla, todo en dosis justas. En el paladar exhibe argumentos sólidos de por qué es un blanco de alta gama: en su recorrido presenta un buen volumen, con un pulso apenas oleoso y una agradable textura. La acidez está presente, pero está lejos de ser excesivamente filosa. En conclusión, este blanco se luce por su elegancia: no es estridente ni explosivo, es fresco pero no mordiente.

12-Primogénito Sommelier 2012 – Bodega Patritti 


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año? 

Por su propuesta original: es la primera vez que una bodega lanza comercialmente un vino elaborado junto con un grupo de sommeliers. En este caso, los enólogos Nicolás Navio y Mariano Di Paola trabajaron codo a codo con los ganadores del concurso Mejor Sommelier de la Argentina (Paz Levinson, Agustina de Alba, María Mendizábal y Flavia Rizzuto) para dar a luz un blend patagónico complejo. Además, el 15% de las ventas de este vino será donado a la Asociación Argentina de Sommeliers. 

¿Qué propone este vino? 

Este blend de partida limitada (se elaboraron 3.300 botellas) está conformado por una mayor parte de Cabernet Sauvignon y también suma Malbec, Merlot y Cabernet Franc. Se trata de un tino profundo, cargado de frutas rojas maduras, un suave dejo mentolado, trazos florales y una pátina de especias de repostería, propia de su paso por roble. Al paladar se presenta con buena estructura y cuerpo, con taninos bien firmes, aún en evolución. Explosivo medio de boca, con gran despliegue de frutas rojas y notas de crianza, que persisten un buen rato. La acidez es buena y estira un poco la experiencia. Conclusión: es un vino que tranquilamente podrá guardarse dos o tres años, hasta ir alcanzando su momento óptimo, pero que bien puede disfrutarse ahora. No defraudará.

13- Pulenta Estate Gran Cabernet Sauvignon 2012 – Bodega Pulenta Estate


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque revaloriza a los grandes Cabernet Sauvignon de Agrelo, uno de los hotspots más importante para esta variedad en la Argentina. Y Javier Lo Forte, enólogo de Pulenta Estate, es uno de los profesionales que están convencidos de que este terruño está llamado a ser reconocido a nivel internacional como cuna de los grandes Cabernet Sauvignon de clase mundial.

¿Qué propone este vino?

Se trata de un tinto que realmente contribuye a la causa con su extrema elegancia, sus aromas maduros, dominados por la fruta negra, dejos especiados y aromas propios de la barrica, completamente integrados. Al paladar, este Cabernet Sauvignon se presenta amplio, con taninos bien pulidos y una textura sucrosa, propia de la zona.

14- Rompecabezas Malbec 2014 – Bodega Finca Beth


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque es un testimonio vivo de la plasticidad del Malbec y también de un terruño clave como Altamira. En momentos en que muchos de los últimos ejemplares de esa zona se caracterizan por su nervio, frescura y su fluir delgado, en el caso de Rompecabezas se palpa más volumen y amplitud. En este sentido, es una celebración de la diversidad y una prueba de que no hay recetas. 

¿Qué propone este vino? 

En nariz es un Malbec elegante, con notas de frutas rojas, nítidos trazos florales y una madera de pulso suave que permite conservar la tipicidad varietal. Sus taninos son firmes y redondos, aunque sin renegar de esa textura polvorienta que indefectiblemente le imprime esta zona. La acidez, en un contexto en el que se apunta a alumbrar ejemplares bien mordientes, se percibe bien equilibrada y reconforta.

15- Casarena Single Vineyard Naoki`s Vineyard Malbec 2013 – Bodega Casarena


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año? 

Porque Casarena acaba de levantar en alto la bandera de Agrelo con una nueva finca que ya entró en producción y a partir de la cual están comenzando a ofrecer un Malbec que se desmarca del estilo clásico y de manual que suelen caracterizar a los vinos de esa región. Lo interesante de esta nueva subregión, muy poco explorada, es que ayudará a volver a poner a Agrelo en el centro de la escena, demostrando que la innovación no necesariamente tiene que venir sólo del Valle de Uco.

¿Qué ofrece este vino? 

Este Malbec que no abusa de la fruta roja madura y explosiva tan propia de Agrelo. En la primera capa de aromas aparece un intensa pátina floral, seguido de frutas tipo ciruelas, pero más bien tenues, complementada con notas de especias y hierbas aromáticas. Se trata de un tinto cuya paleta se despega notablemente de Malbec de manual de Agrelo,  y que en boca ofrece su gran diferencial: es un vino de perfil seco, con buen cuerpo y volumen y taninos bien perfilados pero con una acidez natural bien marcada, con la particularidad de que los enólogos no tuvieron que intervenir para corregirla en bodega.

16- Susana Balbo Signature White Blend 2015 – Bodega Susana Balbo Wines


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año? 

Porque es una etiqueta que sintetiza el excelente nivel que están alcanzando los blancos argentinos en este último tiempo. 

¿Qué propone este vino? 

Este corte conjuga Semillón y Sauvignon Blanc, fermentados en huevos de cemento, y Torrontés, fermentado en barricas nuevas. El resultado es un blanco definitivamente elegante y complejo. Su paleta mezcla notas de frutas blancas, toques cítricos, dejos florales y una punta herbácea. La barrica apenas se intuye, en un delicado ahumado. En boca es un vino de fluir delgado, con acidez marcada pero compensado con un suave graso que le da carácter. Un blanco definitivamente fresco, que deja un largo recuerdo a orejones de duraznos. Complejo. Para quien no repare en gastos, ideal una botella para disfrutar hoy y otra para guardar y sorprenderse y ver cómo ha evolucionado en cinco o seis años. 

17- Algodon Black Line Grand Cuvee 2011 – Bodega Algodon Fine Wines 


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque este ejemplar –junto con otras tres etiquetas que forman parte de la línea Black Line- revaloriza al terroir de San Rafael, mostrando toda su elegancia y complejidad. Además, para la bodega en particular implica una arriesgada apuesta: después de largos años en los que se posicionó en el segmento premium pero a partir de etiquetas con una excelente relación calidad-precio, la bodega considera que es el momento de dar el gran salto en la Argentina.

¿Qué propone este vino?

Se trata de un corte de cuatro variedades: Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah y una de las cepas a la que más viene apostando la bodega, como es la Bonarda, a partir de viñedos de cerca de 70 años de antigüedad. Su prolongada estiba en botella realmente le ha sentado bien a este blend, que propone una aromática compleja, construida a partir de capas y capas de aromas. Aparecen trazos de frutas rojas y negras maduras, toques de especias de repostería, como cardamomo, un dejo a cuero y una muy tenue y agradable nota licorosa. En boca es fluido y largo, pero dejando a su paso una intensa textura. Sus taninos maduros y de pulso apenas dulce vienen evolucionando a la perfección. Final fresco y prolongado.

18- Estelar Malbec 2015 – Bodega Domiciano de Barrancas


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque es uno de los grandes best value del año. Se trata de una de las puntas de lanza de una bodega que hasta el momento estaba orientada casi en un 100% al mercado de exportación pero que ahora se decidió a apostar por la Argentina. 

¿Qué propone este vino? 

Este Malbec, elaborado a partir de viñedos de Maipú, realmente escapa de lo común: es un tinto joven pero con la virtud de tener una leve complejidad, construida a partir de diferentes capas y con una aromática que se desmarca un poco de la paleta clásica que suele definir a esta cepa. Dándole su tiempo en copa, e hilando fino, aparece notas de fruta roja y negra fresca, trazos suaves de pimienta rosa, un dejo exótico a especias dulces y una llamativa punta que va de lo cárnico al cuero. Si bien registra un breve paso por roble, esto basta para imprimirle una atmósfera ahumada. Todo, vale aclarar, en dosis equilibradas. En boca es un tinto de cuerpo medio, con taninos amables y de sana madurez. En su retrogusto se percibe más de esa nota de cuero. 

19- Calamaco Vineyard Selection Blend 2013 – Bodega Calamaco


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque muestra la consolidación de un hermoso proyecto como es el de Calamaco. Desde hacía un par de años que esta bodega comandada por Santiago Santamaría no ofrecía novedades dentro de su línea Vineyard Selection, en la que suele incluir ediciones limitadas y que funciona como una suerte de “patio de juegos”. Por eso, es muy bienvenida esta novedad. 

¿Qué ofrece este vino? 

Se trata de un blend conformado en su mayor parte por Malbec (de La Consulta) y que suma además Cabernet Franc (Agrelo) y una “dosis homeopática” de Cabernet Sauvignon (también de La Consulta). En base a ese mix lograron un tinto complejo, en el que confluye la fruta roja madura, las especias, cierta carga balsámica, los tostados y una levísima nota evolucionada, sin llegar a ser un defecto. En boca es un vino full bodied, concentrado, pero con una acidez cortante y filosa que contrarresta su pulso oleoso. Largo recorrido que deja un extenso recuerdo a frutas negras. A modo de conclusión, es un vino de esos con mucho carácter pero que evitan regodearse en su musculatura y muestra un costado más fresco y vibrante.

20- Primogénito Sangre Azul Merlot 2014 – Bodega Patritti


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año? 

Porque este Merlot es la mayor apuesta del año en lo que respecta a este varietal. Sucede que desde hace años se habla del resurgimiento del Merlot. Pero la realidad es que fueron pocas las bodegas que lanzaron en la Argentina nuevas etiquetas elaboradas a partir de esta cepa. Patritti es una de ellas. Y honró a la variedad. 

¿Qué ofrece este vino?

La bodega desde 2008 ya viene elaborando un Merlot de la línea Primogénito, pero esta edición especial, bautizada “Sangre Azul”, es el resultado de una selección de las mejores filas de viñedos que, durante cosechas anteriores, alcanzaron la mejor calidad. El enólogo Nicolás Navio explicó que en los últimos años habían observado que algunas plantas de determinadas filas generaban frutos con piel más gruesa y resistente y que entregaban más complejidad de aromas y sabores. Se trata de un ejemplar que es pura elegancia en nariz, con notas de fruta roja y negra bien maduras, que recuerdan a las ciruelas pasas. Se percibe un sutil especiado y un dejo ahumado. Completan la paleta aromas suaves que recuerdan al tabaco y a la vainilla. En boca, este Merlot avanza con un recorrido largo, muy largo, por el centro del paladar, en un fluir entre jugoso y tenso, apalancado en una acidez presente y persistente. Sus taninos firmes, levemente rugosos, suman estructura. Deja un largo recuerdo, con más de esa fruta madura y notas de crianza, como café. El resultado es un vino elegante, con una equilibrada potencia y buena frescura.

21- Colección 1310 Pinot Noir 2015 - Bodega Finca Ferrer


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año? 

Porque ratifica el enorme potencial que tienen por delante los Pinot Noir de las zonas más frías de Mendoza, como es Gualtallary. 

¿Qué propone este vino?

Consiste en una edición exclusiva de 4.500 botellas. Se trata de un ejemplar caracterizado por sus aromas profundos, que remiten a la fruta negra, de sana madurez. Luego, tras unos minutos en la copa, surgen suaves toques terrosos y notas propias de su crianza, como canela y cacao. Al paladar presenta un buen balance entre la fluidez y el volumen. Su aromática en boca se luce con notas de mermeladas de frutos rojos, junto con trazos de café espresso y toques de especias dulces. Pero no es pesado ni excesivamente goloso: su recorrido deja una suave sensación de frescura, acompañado además por una marcada y agradable textura, apenas rugosa, que se siente al fondo del paladar. Conclusión: se trata de un Pinot Noir con una fruta intensa y dominante, que se sobrepone a la barrica. Es complejo, pero sin abrumar: sus notas terrosas asoman como una capa secundaria y no se llevan todo el protagonismo. Si bien es fresco, tampoco es chispeante. Esto lo convierte en un vino tinto con pedigrí como para acompañar diferentes platos, desde un gigot de cordero hasta unas mollejas recién salidas de la parrilla.

22-  Marques del Nevado Cabernet Sauvignon 2012 


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año? 

Porque es un tinto que llegó para recordar los buenos Cab que se pueden lograr en San Rafael. Además, porque en el marco de su plan de renovación y ampliación del portfolio que ofrece el mercado interno, la centenaria bodega Goyenechea dio un paso más al presentar esta línea que, hasta el momento, estaba destinado únicamente a los mercados de exportación.

¿Qué propone este vino?

Se trata de un tinto con una marcada pátina de frutas rojas bien maduras, toques especiados y un mentolado suave, de la mano de pirazinas muy controladas. Su paso por barricas -el 50% del vino reposó cerca de 18 meses en roble francés- suma un dejo a caramelo que completa la paleta pero no la neutraliza. Al paladar fluye con un cuerpo medio. Posee taninos bien domados que no ofrecen resistencia y un medio de boca de pulso apenas dulzón. A modo de conclusión, se trata de un Cabernet Sauvignon prolijo y efectivo, con algo de complejidad, que conformará especialmente a aquellos paladares que gustan de los tintos con una fruta roja más al frente y que esperan pirazinas bien controladas.

23- Vaglio Temple Malbec 2014 – Bodega Vaglio


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año? 

Porque es una muestra concreta de la madurez a la que ha llegado como enólogo José Lovaglio. Y porque es uno de los nuevos Malbec más consistentes del Vallde de Uco. 

¿Qué ofrece?

Sus aromas son nítidos, francos, sin ningún defecto. Suma además, notas sutiles y propias de la barrica, además de un tímido dejo herbáceo. En boca es amplio, largo y de paladar pleno. Realmente cubre todo el paladar, pero sus taninos suaves y su cuerpo medio le imprimen un paso suelto agradable. La acidez está en su punto justo y termina de redondear un estilo equilibrado y súper bebible. Su aromática en boca es realmente concentrada e intensa, otorgándole mucho carácter, dejando además un recuerdo similar al que se obtiene si uno pasa un lápiz por la punta de la lengua.

24- Rewen Winemaker Selection Malbec 2014 – Bodega Sánchez Salomón


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque significó el regreso de la marca Rewen al mercado, luego de que los anteriores propietarios se desprendieran de la bodega, que había nacido en San Juan. Ahora, la familia Sánchez Salomón, de Mendoza, utiliza Rewen como trampolín para presentar sus propios vinos, luego de años dedicados de elaborar para terceros. 

¿Qué ofrece?

Un Malbec con una paleta cargada de una fruta roja profunda e intensa y bien madura que gana la pulseada aromática. Se percibe además cierto toque especiado, con una madera palpable que lo vuelve clásico, ideal para aquellos paladares que encuentran un buen refugio en notas de vainilla y caramelo. En boca es un manual abierto de los Malbec de Luján de Cuyo: con esa boca exuberante, sucrosa, con taninos redondos y dóciles, de pulso dulzón y una madera que hace su trabajo.

25- Pampa Mía Rosado Cabernet Franc – Bodega Del Desierto 


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque demuestra la plasticidad de esta variedad y cómo se adapta a diferentes terroirs. Incluso en algunos que recién se están descubriendo, como el del Alto Valle del Río Colorado, en la provincia de La Pampa.

¿Qué propone este vino? 

Se trata del primer rosado de esta bodega, que es conocida por ofrecer uno de los Cabernet Franc con mejor relación precio-calidad del mercado. El resultado es un ejemplar elegante, con mucha fruta roja y una nítida pátina herbácea que lo hace diferente. En el paladar se luce con su amplio recorrido, su buen peso y dejo graso, complementado por una acidez equilibrada y un pulso apenas dulzón. La fruta es persistente, con una intensidad aromática bien por sobre la media. Un rosado diferente y elegante. Tener en cuenta el detalle de que es el único del listado que viene en botellas de 500 cm3

26-  140 Caracteres Malbec 2015 – Bodega Chakana 


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque es una etiqueta innovadora que apunta a los millennials pero sin caer en fórmulas previsibles. 

¿Qué propone este vino?

Es un Malbec que ofrece más que lo esperado: su aromática, que conjuga muy bien las frutas rojas con una madera bien integrada y un tenue especiado, no apabulla por la complejidad pero reconforta por su elegancia. Es amable, es fácil de beber, tiene cuerpo medio y taninos sedosos. Pero lo interesante es que en lugar de ofrecer un tinto fácil, con bastante azúcar residual y nada que incomode al paladar, la bodega optó por alumbrar un ejemplar de pulso relativamente seco –apenas oleoso- y con una acidez, si bien súper equilibrada, algo presente. 

27- Solocontigo Affaire Malbec 2014 – Bodega Solocontigo


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque representa el debut de una nueva bodega en Valle de Uco, luego de una importante inversión realizada una pareja de empresarios canadienses que se enamoraron de Mendoza y decidieron encarar su propio proyecto en el complejo The Vines. 

¿Qué propone este vino?

A partir de viñedos de Los Chacayes, Altamira y La Consulta,  alumbraron un tinto complejo, en el que surgen notas de frutas rojas maduras, té negro, toques florales y notas clásicas de madera bien amalgamadas. Al paladar se luce con un excelente balance entre la fluidez y su estructura. Es un tinto que no cansa. Actual pero sin forzar frescura ni tensión.

28- El Renegado Cabernet Sauvignon 2014 – Bodega Vicentín Family Wines


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque ratifica el espíritu innovador de una bodega que no para de presentar novedades, apoyadas en un excelente marketing pero, fundamentalmente, en grandes vinos. 

¿Qué propone este vino?

Esta etiqueta forma parte de la nueva línea alumbrada por la enóloga Carola Tizio, bautizada “La banda de los tres sucios”, conformada además por un Cabernet Franc y un Petit Verdot. Lo más interesante de este Cabernet Sauvignon es su excelente tipicidad, con una madera bien integrada. Aparecen notas de fruta negra, los clásicos y esperados trazos de pirazinas, que recuerdan al pimiento rojo, y dejos especiados. Suma además una leve nota a hoja de tomate. En boca es un vino de marcada textura, taninos rugosos que se agarran del paladar y un pulso apenas sucroso. Pese a su nombre “rudo” y al desafío que supuso elaborar estos tintos alumbrados en el marco de una cosecha complicada, la realidad es que es un tinto muy disfrutable. Pero con bastante carácter como para acompañar carnes rojas grilladas.

29- Alta Vista Red Blend 2015 – Bodega Alta Vista


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque implica una jugada interesante, a partir de un vino “moderno” y bien en línea con la tendencia actual, para una bodega de clásico estilo francés. 

¿Qué propone este vino?

Este blend que conjuga Malbec, Cabernet Franc y Shyrah, es una clara apuesta por la fruta roja fresca y crujiente en primerísimo plano, sumando luego un dejo a especias dulces, bien tenues y ligeras, en parte provenientes de la madera. En boca, la propuesta se define desde el primer instante: cuerpo medio, paso ágil y una frescura que se prolonga en el paladar, con un recuerdo intenso a fruta roja y negra y un dejo a hierbas aromáticas. Claro que el juego entre lo tradicional y lo moderno -entendido esto como una “vuelta a las raíces” y a la producción de vinos menos intervenidos en bodega- está presente y se palpa en el producto final: esa frescura y esa labilidad que exhibe este blend en el paladar, se termina apoyando en un estilo bastante clásico, más propio del Viejo Mundo.

30- Traslapiedra 2015 – Bodega Traslapiedra


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque es la punta de lanza de los nuevos vinos “de sed”, como se denomina ahora a los ejemplares bien frescos, algo tensos, etéreos, de pulso seco y no muy concentrados. 

¿Qué propone este vino? 

Se trata de un red blend que conjuga una mayor parte de Malbec y Cabernet Sauvignon, suma algo de Merlot y agrega una “dosis homeopática” de Pinot Noir. ¿El resultado? A partir de viñedos de Finca Suárez, el enólogo Felipe Stahlschmidt entrega un corte que es pura fruta roja y negra en nariz, con una pátina marcada de hierbas aromáticas, que recuerdan al romero, y una tenue floralidad. En boca es un vino de ataque suave, que exhibe una soberbia fluidez, en un andar ágil, largo y delgado. Pero no es un vino de paso demasiado suelto. Por el contrario, hay una textura que se palpa y unos taninos sin aristas pero firmes que se agarran al fondo del paladar. Su gran virtud es que es un vino equilibradamente fresco, pero a años luz de esos ejemplares demasiado mordientes.

31- A Rosé, is a Rosé is a Rosé 2015 – Bodega Familia Arizu 


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque es, en la actualidad, uno de los rosados más elegantes y sofisticados de la Argentina. Y porque marca un poco el camino que viene en materia de rosados: colores más pálidos, aromática más delicada y pulso más seco, a contramano de los ejemplares explosivos y dulzones. 

¿Qué propone este vino? 

Es un corte de Pinot Gris y Syrah que escapa un poco a los parámetros del Nuevo Mundo. Está pensado desde el inicio como esos lábiles y elegantes rosados de la Provence, de suaves colores tipo piel de cebolla, con tenues notas frutadas, florales y herbáceas. En boca es redondo, bien sedoso y rinde culto a los grandes y delicados rosados de esa parte del Viejo Mundo.

32- Cadus Gualtallary Appellation Malbec – Bodega Cadus


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque en medio de una “carrera armamentista” en pos de los vinos filosos, es grato encontrar nuevos vinos de Gualtallary pensados para paladares universales.

¿Qué propone este vino?

Sin artificios ni giros forzados, este ejemplar de Gualtallary logra explorar el costado más amable de ese terroir, presentándose elegante y con muy buena estructura. En nariz, premia con fruta roja y negra, toques de enebro, un recuerdo lejano a mina de lápiz y suaves especias dulces, resultado de una madera bien integrada. En boca es un vino bien balanceado en cuanto a volumen, sucrosidad y frescura. Tiene su esperado y clásico fluir por el centro del paladar, tiene cierta tensión, tiene una rica textura. Es cierto. Pero todo en dosis equilibradas.

33- Y la nave va Malbec 2014 - Proyecto de Gabriel Dvoskin 


¿Por qué es uno de los lanzamientos del año?

Porque muestra de manera clara la enorme versatilidad del Malbec y cómo, además de vinos sucrosos y para paladares golosos, o vinos mordientes y filosos, también puede alumbrar ejemplares minimalistas y en extremo delicados, como esta etiqueta. 

 ¿Qué propone este vino?

Dvoskin es un periodista que alternó su actividad con la producción de uvas, más precisamente en El Cepillo, Valle de Uco. Allí cultiva menos de diez hectáreas, marcadas por la diversidad de los suelos y con el "frío" como eje conductor. Es el clásico Malbec que está en línea con la última tendencia en materia de tintos: aromática simple, con leves notas de cerezas y trazos herbáceos. En el paladar muestra acidez equilibrada, con un dejo mineral que se manifiesta en una suave textura. Su final es algo fugaz. Dejará muy contentos a quienes busquen este estilo particular de vinos. 

34- Carmela Reserva Malbec 2014 - Familia Durigutti 

¿Por qué es uno de los lanzamientos del año? 

Porque tras un período sin demasiadas novedades, la bodega vuelve a escena con una línea de vinos que escala en la alta gama. Además, porque la línea Carmela -conformada además por otras dos etiquetas- le permite jugar con mayor protagonismo al hermano menor de los Durigutti: Pablo. Y lo hace con sobrada solvencia. 

¿Qué propone este vino? 

Desde su propia biografía, Pablo Durigutti se define como un cultor de la escuela americana. Y en sus vinos se palpa mucho de eso. Es verdad: ese estilo ha ido mutando un poco a través de los años. Y hablar hoy de esta escuela no es lo mismo que haberlo hecho hace una década. Pero igualmente en esta etiqueta está parte de ese ADN en el que la madera, ya sin robarse el protagonismo, se convierte en un complemento decisivo, que interactúa muy bien con esa fruta roja madura y exuberante tan típica de Luján de Cuyo. En boca se percibe ese graso característico del Malbec, con taninos firmes, apenas rugosos, perfectamente maduros y de leve pulso dulzón. Es consistente y deja un gran recuerdo en boca, acompañado por notas marcadas de especias dulces. Pero no es denso ni empalagoso. Ahí cuando parece que va a volverse demasiado goloso, entra en escena una acidez que refresca en el momento justo.

© Por Juan Diego Wasilevsky - Editor Vinos & Bodegas - juandiego@iprofesional.com

SECCIÓN Vinos & Bodegas