Comex

Soja "post inundación": el precio internacional toca el valor más alto en seis meses y roza los u$s400

18-01-2017 El avance del agua está azotando a las principales zonas agrícolas del país y expertos ya prevén un menor volumen de granos. Debido a que la Argentina es el tercer mayor productor mundial de la oleaginosa, no descartan que la cotización siga ascendiendo en las próximas jornadas
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los problemás climáticos locales están impactando en las cotizaciones de los principales cultivos a nivel global. 

Este martes, el precio de referencia internacional de la soja subió más del 2%, hasta los u$s393 por tonelada, debido a la proyecciones negativas de los operadores frente a las inundaciones que afectan al campo argentino.

De esta manera, la cotización alcanzó el mayor valor desde mediados de julio del año pasado, cuando había trepado hasta los u$s396 por tonelada. 

Los operadores de Chicago miran hacia Sudamérica debido a que la Argentina es el tercer productor mundial de poroto de soja, por detrás de Brasil y los Estados Unidos.

Las inundaciones que afectan a las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos están causando importantes estragos en la producción agrícola del país, con pérdidas que aún no pudieron ser estimadas por las autoridades. Pero que los inversores del exterior ya están tomando nota del impacto.  

Esta compleja situación hace que bajen las previsiones sobre el stock disponible de porotos de soja hacia mediados de año y el precio, en consecuencia, sube, lo que podría acentuarse en las próximas semanas si las inundaciones no cesan.

"Los futuros de soja en Chicago culminaron el martes tocando máximos de seis meses por las recientes lluvias en Argentina que causaron graves inundaciones y anegamientos en gran parte de las zonas productoras, lo que podría afectar seriamente el rendimiento de la oleaginosa –además del área cosechada y cultivada- para esta campaña", indicó un reporte de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). 

Como consecuencia de las subas que se dieron en la plaza estadounidense, la entidad comunicó que en el recinto rosarino la tonelada de soja pegó un salto de $150 por tonelada respecto a la jornada de ayer, tocando los $4.550.

En paralelo, el maíz ascendió 1,8% en Chicago, hasta los casi u$s144 por tonelada, también por el avance del agua en el país.

Mientras que el trigo se encareció 1,6% (u$s159 por tonelada), aunque la BCR atribuyó este último incremento "a la suba del petróleo y la debilidad del dólar" y no tanto a factores climáticos. 

Pérdidas millonarias
La situación es de tal gravedad que el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, convocó para el jueves a la Comisión de Emergencias para analizar el impacto del avance del agua en la campaña agrícola en las provincias de mayor producción.

Desde la consultora AgriPac ya publicaron las primeras proyecciones: de las 55 millones de toneladas de soja que preveía al comienzo del ciclo, ahora calculan unas 50 millones.

En términos de plata, esto equivale a unos u$s1.750 millones menos. Pero hay un dato clave que siguen los inversores: a medida que se confirman las pérdidas de volumen, al ser la Argentina un país tan influyente, los precios siempre tienden a la suba.

De modo que cuando hay una crisis climática como la que hoy está afectando al campo local, la suba en las cotizaciones tiende a compensar parte de esas pérdidas de volumen

En paralelo, desde la gobernación de Santa Fe estimaron que hay cuatro millones de hectáreas afectadas por las inundaciones en esa provincia, con pérdidas estimadas en u$s1.100 millones. 

Algunas de las zonas productivas más afectadas están en la provincia de Buenos Aires.

El agua golpeó con dureza la zona norte del territorio. El partido de General Villegas, que en el último tramo de 2016 sufrió el anegamiento del 70% de su superficie, hoy vuelve a tener el 50% de su área productiva totalmente inundada.

Leonardo Sarquís, titular de la cartera bonaerense de Agroindustria, consideró que el escenario "es lamentable, porque tras las inundaciones del año pasado habíamos empezado una campaña con números muy interesantes. Veníamos de incrementar un 23% el área de trigo, entre otros cultivos, con mejora incluso de un 50% en los niveles de calidad. Ahora todo entra en el terreno de la incertidumbre". 

SECCIÓN Comex