Comex

¿Cuánto hay de cierto en la temida "guerra comercial" que Trump ya promete contra China?

23-01-2017 El flamante presidente confirmó su idea de llevar adelante un fuerte proteccionismo que lo enfrenta también a México y los países del Lejano Oriente
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Donald Trump confirmó el viernes que su flamante gobierno se dirige a desarrollar una política de "guerra comercial" contra China, México y el resto de los países exportadores del Lejano Oriente, tal cual lo había expuesto a lo largo de su campaña y en el período de transición tras su victoria electoral.

"Desde hoy en adelante, una nueva visión gobernará nuestro país. Desde ahora en más, esto va a ser América Primero", dijo el nuevo presidente de Estados Unidos tras remarcar una y otra vez en sus slogans proteccionistas, populistas y demagógicos contra el establishment norteamericano.

En realidad, el discurso de asunción se limitó a sintetizar en algunas frases efectistas el mucho más vasto contenido programático que han ido exponiendo los miembros más importantes de su gabinete en las últimas semanas.

En este sentido, las definiciones vertidas ante el Comité de Comercio del Senado estadounidense por el nuevo secretario de Comercio propuesto por Trump, Wilbur Ross, fueron, quizás, las más elaboradas y precisas sobre el curso que piensa seguir el nuevo presidente de manera casi inmediata.

Ross consideró que las amenazas lanzadas por Trump durante su campaña electoral en el sentido de que impondrá aranceles del 45% sobre las importaciones chinas a Estados Unidos y del 35% sobre las provenientes de México, han sido "útiles" para mostrar que viene un cambio y como base de futuras negociaciones.

"Cuando comienzas con tu adversario dando a entender que tendrá que hacer concesiones, tienes una buena base para comenzar" a discutir, dijo Ross, en una clara traducción de lo que es una orientación de presión extrema sobre aquellos países para que cedan a las exigencias que hará Washington en breve.

De hecho, esta definición contiene quizá la clave de toda la orientación y el estilo político del nuevo presidente quien, según Ross ha fijado como primera prioridad la renegociación del NAFTA con México y Canadá, algo que sería oficialmente anunciado por el gobierno de Trump en los próximos días.

Ross señaló abiertamente a China como la principal preocupación de Estados Unidos al señalar que es el más país "más proteccionista" y criticó al líder de aquel país, Xi Jinping, por la defensa que hizo del libre comercio y la globalización en el Foro de Davos la semana pasada.

SECCIÓN Comex