Comex

China ya tiene al sustituto del Tratado Transpacífico

25-01-2017 La decisión de Trump de abandonar el mayor acuerdo de libre comercio en la historia deja la puerta abierta para que Beijing imponga su propio estilo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El presidente chino, Xi Jinping, dijo durante el Foro Económico Mundial, que su país defendería la globalización frente a las fuerzas populistas que quieren terminar con el libre comercio.

El lunes, el recién asumido presidente norteamericano Donald Trump decidió abandonar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), el mayor acuerdo de libre comercio en la historia.

Dejó así la puerta abierta para que Beijing imponga su propio estilo de comercio en una región que incluye a muchas de las economías de mayor crecimiento del mundo.

Trump, quien hizo de las políticas comerciales proteccionistas la piedra angular de su campaña, describió al TPP como un "desastre realizado e impulsado por intereses especiales que quieren violar a nuestro país".

También prometió renegociar el TLCAN. Edward Alden, miembro del Consejo de Relaciones Exteriores, dijo que estaba "desconcertado" sobre por qué Trump intentaría renegociar el TLCAN, que regula el comercio con México y Canadá, al mismo tiempo que abandona el TPP.

"Trump entregó una enorme fuente de influencia sobre China", dijo Alden. "La primera regla de la negociación es no dar algo a cambio de nada, y ha hecho eso de entrada", aclaró.

China probablemente se envalentone por el retroceso de Trump. El senador John McCain, ex candidato a la presidencia por parte del partido republicano, dijo que era una "señal preocupante" de retirada en un momento en el que "menos podemos costearlo".

"Esto creará una apertura para que China reescriba las reglas económicas del camino a costa de los trabajadores estadounidenses", agregó McCain.

Por su parte, Beijing ya se encuentra impulsando su propio acuerdo comercial llamado Asociación Económica Comprehensiva Regional (RCEP, por sus siglas en inglés) que incluye a Japón y Australia, entre otros países.

Si el RCEP es exitoso, China estaría en una posición más fuerte para liderar un área mayor de libre comercio en el futuro. En Asia, algunos países como Filipinas se están alineando con China, y los funcionarios de ese país también están invitando a naciones latinoamericanas a sumarse.

Más aún, el ministro de relaciones exteriores de China dijo este martes que se estaba logrando un buen progreso en el RCEP y las negociaciones podrían concluir pronto.

Los críticos de Trump temen que Beijing establezca cada vez más las reglas y estándares globales que gobiernen el comercio.

No está claro qué tipo de reglas podrían impulsar los asiáticos. A pesar de la fuerte defensa de la globalización por parte de Xi, China con frecuencia protege sus empresas estatales a expensas de las firmas extranjeras. También restringe el acceso a sus mercados internos.

Xi ha defendido esa estrategia, diciendo que China ha sido exitosa por seguir un camino que estaba ideado para acomodarse a sus necesidades. No buscará imponer sus estándares a otras naciones, dijo en declaraciones relevadas por la CNN.

"Estamos dispuestos a trabajar con todos los países para impulsarnos en momentos de dificultad para que podamos cumplir con nuestra responsabilidad y esforzarnos para resolver los problemas a los que se enfrenta el mundo ahora", dijo la vocera del ministerio de Relaciones Exteriores Hua Chunying.

 

SECCIÓN Comex