Vinos & Bodegas

Los Malbec de elite: siete grandes vinos que vale la pena tener en casa

24-02-2017 Vinos & Bodegas degustó y seleccionó algunos de los vinos que ganaron medallas en el Global Malbec Master Series, certamen organizado recientemente por la prestigiosa publicación inglesa The Drink Business y en el que las bodegas argentinas arrasaron con los reconocimientos
Por Juan Diego Wasilevsky
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Es un hecho: la Argentina corre con mucha ventaja a la hora de elaborar Malbec

Hay, para empezar, una cuestión de escala: según datos de Wines of Argentina, en el país existen actualmente cerca de 40.000 hectáreas implantadas con esta variedad, que se convirtió en la cepa estrella por excelencia. 

Como contrapartida, otros países que comenzaron a producir Malbec cuentan con niveles muy bajos de superficie. Chile, que es el segundo mercado productor, por ejemplo, tiene registradas unas 6.000 hectáreas, seguido de Francia, con unas 5.300. 

Pero el éxito del Malbec con sello nacional lejos está de reducirse a una cuestión de escala. Es el resultado de un trabajo de investigación constante y arduo por parte de ingenieros agrónomos y enólogos, que demandó décadas y que todavía sigue en curso. 

A esto se suma la multiplicidad de terroirs que hay en la Argentina y la plasticidad de esta cepa que encontró en zonas tan disímiles como el Valle de Uco, en Mendoza; Cafayate, en Salta, o el Alto Valle de Río Negro, condiciones agronómicas ideales para elaborar tintos de alta gama. 

Alberto Arizu, presidente de WOfA, aseguró que "el Malbec argentino es una variedad que tiene mucha reputación y prestigio. La gente que lo busca y lo compra está dispuesta a pagar más que por otras variedades y de otros orígenes”.

En este contexto, recientemente se conoció que las bodegas locales arrasaron en el certamen Global Master Series, organizado por la prestigiosa publicación inglesa The Drink Business y que contó con un panel de seis jurados, todos ellos Master of Wine. 

Los expertos responsables de catar los vinos, según informaron desde WOfA, “destacaron la consistencia y excelencia de Argentina en todos los rangos de precio presentados, factor diferenciador del resto de orígenes”. 

De hecho, de un total de 110 medallas otorgadas en el Global Master Series, Argentina se quedó con 78, siendo el único país en recibir tres reconocimientos “Master”, reservados solamente para los mejores vinos de la degustación.

En este contexto, Vinos & Bodegas iProfesional degustó y seleccionó siete ejemplares que obtuvieron medallas en diferentes categorías de precios y que son ideales para tener en casa. 

A tomar nota… 

Doña Paula Selección de Bodega Malbec – Bodega Doña Paula - Medalla de Oro en la categoría de vinos de £30 a £50 - Precio sugerido en la Argentina: $542


Un dato no menor es que, con un total de ocho medallas, Doña Paula se consagró como la bodega argentina más ganadora del Global Malbec Master Series. Respecto de esta etiqueta, antes vale trazar un balance: en los últimos años, Doña Paula ha forjado un perfil innovador, de la mano de ejemplares alineados con la última tendencia. Sus vinos en general son frescos, de a ratos filosos, con mucha textura y en los que la madera juega un papel secundario. Sin embargo, en este caso, se trata de un Malbec que permite ver el costado más clásico de la bodega y menos experimental. En nariz ofrece esa típica fruta negra madura, junto con un leve recuerdo que se asemeja a la mina de lápiz. Pero aquí, el protagonismo de la barrica es palpable, sumando tabaco, chocolate e intensas especias dulces. En boca es un vino full bodied, con taninos granulososo de pulso dulzón, sumado a las notas de vainilla, canela y nuez moscada. Es un vino que marca presencia. Claro que, así y todo, no puede renunciar al estilo Doña Paula: tiene cierta cuota de frescura que evita que sea empalagoso y denso. 

Casarena DNA Malbec 2011 – Bodega Casarena - Medalla de Oro en la categoría de vinos de £30 a £50 - Precio sugerido en la Argentina: $799


La línea DNA sin dudas marcó el punto de inflexión para la bodega, porque le permitió hablar más de terroir y, cuando todos los ojos estaban puestos en Valle de Uco, ayudó a revalorizar dos zonas clave de la vitivinicultura, como Agrelo y Perdriel. Lo interesante de este ejemplar es lo bien amalgamada que está esa fruta roja y madura potente, con una madera que suma notas de cacao y algo de café, pero sin abusar de los aromas torrefactos. Premia en el paladar con un fluir amplio y envolvente, con esos taninos firmes pero de textura sedosa, tan clásicos de Luján de Cuyo. Tiene sus años en botella, que le han dado cierta solemindad y le quitó algo de urgencia. Pero la acidez todavía se palpa y le imprime su cuota de frescura, dejando en claro que se está ante un vino de alta gama súper bebible y no ante un ejemplar lento y masticable. 

Algodon Black Line Master Malbec – Bodega Algodon Fine Wines – Medalla de Oro - Precio sugerido en la Argentina: $1.000


Esta bodega de San Rafael -comandada enológicamente por Mauro Nosenzo y que además cuenta con el asesoramiento de Marcelo Pelleriti-, presentó recientemente este Malbec en el mercado interno. Necesariamente hay que oxigenarlo en la copa para que se exprese. Tras unos minutos, aparecerán sus notas de fruta roja, una tenue floralidad y dejos ahumados. Habla bajo, es sutil y requiere atención. Muchos definirían esto como un sinónimo de elegancia y el sello de los vinos actuales de alta gama. En boca continúa mostrándose como un ejemplo de los tintos “modernos”: es fluido y no posee taninos gordos ni dulzones. Pero igualmente es sustancioso, tiene presencia y perdurabilidad.

Doña Silvina Malbec - Bodega Krontiras - Medalla de Oro en la categoría de vinos de £15 a £20 - Precio sugerido en la Argentina: $180

Hablemos de elegancia. Después de probar este vino, cuando te pregunten qué se entiende por un "vino elegante", tu mente seguramente se pose instantáneamente en este ejemplar de Bodega Krontiras, que supo alumbrar un Malbec delicado, balanceado, que no grita con notas estridentes, sino que habla pausado y al que hay que darle tiempo para escucharlo. En nariz aparece la clásica fruta roja madura, junto a una suave pátina especiada, con dejos suaves a canela. En boca se luce con una fluidez extrema, de la mano de taninos de agradable textura, un pulso seco y una más que agradable acidez. Es un vino maduro que, repetimos, hace de la elegancia todo un culto. 

Andeluna 1300 Malbec - Bodega Andeluna - Medalla de Plata en la categoría de vinos de £10 a £15 - Precio sugerido en la Argentina: $165


 

En otras añadas lo aplaudíamos por ser una bomba de fruta fresca y crujiente perfectamente definida. En esta añada continúa siendo un vino impecable y, sin perder la escencia, ahora suma otras capas de aromas, como violetas, sutil ahumado y un dejo apenas herbáceo. En boca, ahora es menos bomba de frutas e incorpora un dejo suave a especias. Es un vino que se apoya en una excelente fluidez, con taninos tan perfectamente pulidos que hablar de "sedosidad" en este Malbec resulta casi obligatorio. La medalla de plata, bajo nuestra óptica, le queda chica. 

Graffigna Centenario Malbec - Bodega Graffigna - Medalla de Plata en la categoría de vinos de £10 a £15 - Precio sugerido en la Argentina: $144


Un Malbec que resultará una apuesta segura y que, a esta altura, es una de las etiquetas con mejor relación calidad-precio en este segmento. Su paleta es rica en aromas profundos, en la que se conjugan notas de fruta roja madura, suaves ahumados, una punta de regaliz y una leve pátina de especias exóticas. En boca posee la virtud de ser ágil y de tener textura sedosa. No es de esos Malbec dulzones y con maderas "vainillosas". Tiene un pulso más bien seco y, como plus, suma una excelente frescura. 

Trivento Reserve Malbec - Bodega Trivento - Medalla de Plata en la categoría de vinos de menos de £10 - Precio sugerido en la Argentina: $160

Se trata de un Malbec efectivo, con una aromática bien directa, que premia con notas de fruta roja fresca, trazos florales y un delicado toque ahumado, resultado de un breve paso por roble. Al paladar muestra sus mejores armas: tiene cuerpo medio pero recorrido bien jugoso. La acidez está presente y le marca el pulso, estirando el final y volviéndolo más vibrante. Un recuerdo suavemente herbáceo, agradale, se adueñará de la boca durante un largo rato. 

© Por Juan Diego Wasilevsky - Editor Vinos & Bodegas iProfesional - juandiego@gmail.com

SECCIÓN Vinos & Bodegas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR