Ahora Brasil

Dato clave: las importaciones desde Brasil crecen seis veces más que las exportaciones

03-03-2017 En febrero, las compras de productos brasileños se incrementaron un 18%, mientras que las ventas a ese país aumentaron 3%. Esto ayudó a consolidar un rojo comercial de casi u$s635 millones, el más elevado en cinco años para ese mes 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Durante el mes de febrero, el intercambio comercial con Brasil volvió a dejar un sabor agridulce: por un lado, ya hay indicios claros de una recuperación. Pero, como contrapartida, el déficit en contra de la Argentina no para de incrementarse

"La dinámica del comercio bilateral confirmó las dos tendencias claras de los últimos meses: un aumento interanual en el comercio, con incrementos tanto de las exportaciones como de las importaciones, y un creciente déficit bilateral", detalló la consultora Abeceb. 

El rojo alcanzó los u$s634 millones, constituyéndose en el peor resultado para el mes de febrero desde 2012.  

Si se considera la cifra global, se obtiene que en febrero el comercio bilateral sumó u$s1.900 millones, casi 13% más que en el mismo mes del año pasado. Se trata, además, del mayor registro para un mes de febrero desde 2014.

Así las cosas, el comercio bilateral marcó el cuarto mes consecutivo de aumentos interanuales. 

Sin embargo, el dato a destacar es que las importaciones están creciendo a un ritmo superior que el de las exportaciones

Las ventas a Brasil totalizaron u$s637 millones en febrero, lo que implicó un alza interanual del 3%. 

"La suba se explicó por mayores ventas del sector agro-exportador, principalmente maíz, trigo, leche y aceite de soja. También se registraron aumentos en la exportación de naftas y gas butano", explicaron desde la consultora. 

Un dato negativo es que, a diferencia de los meses anteriores, "el sector automotriz incidió negativamente, en línea con una profundización en la caída en la venta de vehículos en el mercado brasileño", indicaron desde Abeceb. 

En buen romance, se están exportando cada vez más commodities y productos primarios y menos productos con mayor valor agregado. 

Además, desde Ecolatina mencionaron un punto no menor: de la mano de esta baja tasa de crecimiento de las exportaciones, las empresas argentinas "perdieron presencia en dicho mercado puesto que el resto de las importaciones brasileñas avanzaron 6%".

"En consecuencia, la participación argentina en las compras externas de nuestro principal socio comercial cayó 0,2 puntos en relación con febrero de 2016", ampliaron. 

Las fábricas locales, tras un 2016 para el olvido, culminaron enero con 26.760 unidades producidas, una cifra que dejó un sabor agridulce: implicó un 33% menos que en diciembre y un alza internual del 50%.

Quienes están sufriendo más esta coyuntura son las terminales automotrices argentinas, que en las buenas épocas solían destinar el 50% de lo producido al mercado brasileño.  

Las fábricas locales, tras un 2016 para el olvido, culminaron enero con 26.760 unidades producidas, una cifra que dejó un sabor agridulce: implicó un 33% menos que en diciembre y un alza internual del 50%.

Sin embargo, como enero del año pasado había sido tan flojo, pocos directivos se atrevieron a festejar. 

De hecho, marzo arrancó con malas noticias para los sindicatos: Volkswagen anunció que dejará sin tareas a 600 operarios en su planta de Pacheco durante 30 días, mientras que General Motors hará lo propio con 350 trabajadores por nueve meses en Santa Fe. 

"Desde 2014 la industria automotriz en Argentina enfrenta una situación delicada, con una contracción del 35% del mercado local y una caída del 50% de la industria brasileña que repercutió en la producción nacional, que hoy se encuentra en un 45% de su capacidad", advirtió la compañía alemana a través de un comunicado. 

Aumenta el rojo comercial 
Como contrapartida, las importaciones argentinas desde Brasil crecieron 18% durante febrero con respecto al mismo mes de 2016, alcanzando un valor de compras de u$s1.271 millones.

"Esta fuerte suba  confirma la tendencia positiva mostrada en los últimos meses, con señales positivas respecto a la recuperación de la industria argentina y la inversión", agregaron desde la consultora. 

Al igual que el mes pasado, el crecimiento de las importaciones provino de las mayores compras de autos y autopartes, particularmente vehículos de carga y automóviles de pasajeros.

En base a estos resultados, el saldo comercial volvió a reflejar un aumento del rojo bilateral, alcanzando u$s634 millones en el mes. Se trata del "mayor déficit en un mes de febrero desde 2012", afirmaron los analistas de Abeceb. 

En este contexto, indicaron que "aunque se espera que la reciente apreciación del real brasileño frente al peso argentino modere el déficit en los próximos meses, la dinámica específica del sector automotriz -responsable por 70% del déficit bilateral en 2016- augura un desbalance persistente en el intercambio bilateral en el mediano plazo". 

SECCIÓN Ahora Brasil
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR