Negocios
La empresa láctea SanCor pidió ayuda al presidente Mauricio Macri pero él decidió no auxiliarla
06-03-2017 En una reunión con el mandtario le habrían presentado un plan de reestructuración y un pedido de auxilio financiero por $4.000 millones
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La empresa SanCor, una tradición en el mundo lácteo, atraviesa por uno de sus peores momentos económicos.

Para revertir la situación, hace algunas semanas se reunieron con el presidente Mauricio Macri, en la Casa Rosada, a fin de presentar un plan de reestructuración y un pedido de auxilio financiero por 4.000 millones de pesos.

Por lo que trascendió, el Presidente les habría dicho que no entendía, cómo después de haber vendido parte de una de sus líneas de productos y en dificultades financieras, habían aprobado una paritaria con el gremio que implicaba un 40% de aumento en los sueldos, complicando al resto de la industria.

Y les habría recordado que ya les habían prestado 250 millones de pesos.

El último sábado en Mendoza, el ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile fue contundente: "SanCor vendió una de las líneas más importantes que tenía y debe reestructurar su deuda. En 2016 le dimos un auxilio financiero de más de $ 250 millones y ellos convalidaron subas salariales con pautas que no puede dar una empresa en su situación. No los vamos a ayudar financieramente. Pero nos vamos a sentar con ellos para asistirlos en un replanteo. Sancor nos preocupa mucho, son muchas fuentes de trabajo", señaló Buryaile a Clarín.

La cooperativa emplea a un total de 3.987 personas, con un sueldo promedio de bolsillo de 40.000 pesos.

Los $250 millones que aportó el Gobierno a SanCor fue a través de un crédito concedido a partir de la presentación de un plan de negocios por parte de la empresa.

Ahora, la láctea de Santa Fe y Córdoba negocia otro crédito por u$s450 millones con distintos bancos para capear la crisis, sin aportes del Estado.

Sancor atribuyó su situación al estado general del sector. La Serenísima cerró una planta en Rufino, Santa Fe, que estaba procesando menos leche de la necesaria para justificar la operación.

La producción de lácteos cayó un 10% el año pasado y en lo que va de 2017, por las inundaciones en la principal cuenca lechera, se derrumbó hasta un 20%.

El año pasado, SanCor tuvo pérdidas por $2.400 millones, vinculadas en parte a la caída de exportaciones a Venezuela y el retraso en los pagos desde Caracas, pero tuvo un alivio al vender parte de su operación de yogures, postres y flanes al grupo Vicentín por 100 millones de dólares.

Símbolo del cooperativismo hay críticas a la conducción de SanCor. Pero para el experto Alejandro Maurino, CEO del sitio especializado Lechería Latina, "habrá SanCor por muchos años más, aunque no como la conocimos".

SECCIÓN Negocios