Tecnología
Un paso adelante, dos atrás: ni siquiera en la "fortaleza macrista" se implementaría el voto electrónico este año
13-03-2017 El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunciará este mes la convocatoria a elecciones legislativas en la misma fecha que las nacionales, previstas para el 22 de octubre, lo que obligará a desafectar la plataforma probada en 2015 a nivel local
Por Cesar Dergarabedian
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

A confesión de partes, relevo de pruebas: “Una de las decepciones del año 2016 fue el escaso avance de la reforma política. Fue sancionada la ley que hace obligatorios los debates presidenciales, pero no la reforma electoral”, se quejó con amargura el presidente Mauricio Macri en su discurso ante la Asamblea Legislativa el 1 de marzo, en referencia al proyecto de ley del oficialismo para llevar el voto electrónico a todo el país.

“Es una vergüenza que en el siglo XXI sigamos votando con un sistema arcaico que se presta a la trampa”, exclamó el jefe de Estado, al apuntar sobre el voto tradicional en soporte de papel.

Macri culminó su mención al tema ante los legisladores con una convocatoria “para que en el 2019 alejemos la trampa de la política”.

Sin embargo, la boleta digital tendría un nuevo retroceso este año, porque en la ciudad autónoma de Buenos Aires (CABA), la cuna y la fortaleza electoral del macrismo, que gobierna el PRO desde hace casi una década, no se emplearía la plataforma electoral electrónica, como sucedió en los comicios de los últimos años.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunciará esta semana la convocatoria a elecciones legislativas en la misma fecha que las nacionales, previstas para el 22 de octubre.

Como la reforma electoral impulsada por Macri sufrió en noviembre una dura derrota en el Senado a manos del justicialismo, los porteños deberán elegir en forma simultánea 30 representantes para la Legislatura de la CABA y 13 diputados nacionales.

El cronograma comenzará el 13 de agosto, cuando se realicen las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO), y el 22 de octubre, las elecciones definitorias. 

Todos estos comicios se harán con las tradicionales boletas de papel, y con el sistema de sufragio electrónico, que debutó en 2015, guardado en un depósito.

¿Por qué Rodríguez Larreta tomaría esta medida, que significa un retroceso para las convicciones del oficialismo? Por las necesidades políticas del macrismo, el jefe de Gobierno debe alinearse con el calendario electoral de la provincia de Buenos Aires, donde la gobernadora María Eugenia Vidal ya trabaja con esas fechas, admitieron desde Cambiemos.

Esta decisión contrasta con lo que el propio Rodríguez Larreta había dicho en diciembre, cuando especuló con la posibilidad de votar en una fecha independiente de las elecciones nacionales para mantener la Boleta Única Electrónica (BUE), el nombre oficial del sistema.

El jefe de Gobierno aseguraba en esa época que era "realmente una locura volver atrás" y votar con la tradicional boleta de papel.

Serie de fracasos
Luego del fracaso de noviembre, en lo que constituyó una de las principales derrotas parlamentarias que sufrió el macrismo en su primer año de Gobierno, durante el receso legislativo, el Ejecutivo comenzó a negociar con diferentes facciones de la oposición para conseguir la sanción de una norma que permitiera probar el sistema digital de sufragio en algunos distritos.

Al grupo original de la CABA y Salta, donde ya funciona a nivel local, se sumará la provincia de Córdoba, donde la Legislatura aprobó el voto electrónico para ese distrito, aunque regirá recién en los comicios de 2019.

El gobernador salteño Juan Manuel Urtubey propuso probar el nuevo sistema de votación pero sólo en dos jurisdicciones, la Capital Federal y su propia provincia de Salta, y a modo de prueba piloto.

La condición de la Casa Rosada era que esta prueba se haga en el marco de una reforma del sistema electoral que generalice la plataforma digital en 2019 en todo el país.

La reforma electoral, que incluye el voto electrónico, suma otras cuestiones, como la eliminación de las candidaturas múltiples y de las colectoras.

Para que en las elecciones de diputados nacionales se pueda sufragar mediante esta modalidad, la Capital Federal y Salta necesitarían el aval de una ley del Congreso y una medida favorable de la Cámara Nacional Electoral, que debería autorizar que se vote con dos sistemas diferentes: el electrónico y el de boletas de papel.

Esos dos distritos son los únicos de todo el país en los que ya se usa el sufragio digital en toda la extensión de sus territorios. 

Sin embargo, ante las necesidades electorales del oficialismo y los plazos legales que se aproximan y deben cumplirse, como lo demostraría el anuncio próximo de Rodríguez Larreta, estas negociaciones corren el riesgo de ir a una vía muerta, por lo menos hasta después de los comicios de octubre. Así Macri no podrá repetir su imagen de 2015, cuando votó en la CABA con la BUE.

Espada de Damocles judicial
A este enrevesado proceso le faltaba el condimento de una denuncia judicial, que se plasmó a fines de diciembre, y que pende como un espada de Damocles judicial.

El fiscal federal Guillermo Marijuán imputó ese mes al ministro de Modernización de la Nación, Andrés Ibarra, al impulsar una investigación por supuesta "malversación de caudales públicos" en la presunta adquisición de máquinas para voto electrónico, pese a que aún no se había tratado la ley de reforma electoral en el Congreso Nacional.

El fiscal impulsó la denuncia presentada por la abogada Valeria Carreras y pidió al juez Ariel Lijo que requiera al Ministerio de Modernización "las constancias documentales allí obrantes" relativas a la firma de un Memorándum de Entendimiento con la República de Corea del Sur "presuntamente suscripto el 30 de junio" pasado para la compra de equipos.

Además, el fiscal solicitó que se pida a la Oficina Anticorrupción "que remita el pliego licitatorio de software de voto electrónico, enviado por el Ministerio de Modernización para su revisación".

También que "se requiera a la Aduana que informe si se ha registrado el ingreso proveniente de Corea de contenedores con material informático y tecnológico, de voto electrónico o su similar, durante el lapso comprendido entre el mes de agosto y la actualidad".

Y, por último, que se pida a la Dirección Nacional de Migraciones el listado de la comitiva que viajó a Corea entre junio y julio de 2016.

SECCIÓN Tecnología