Impuestos
Decreto de Necesidad y Urgencia, el camino más corto que Macri tiene a mano para prorrogar el blanqueo
20-03-2017 La actual ley de sinceramiento fiscal permitesincerar fondos hasta el 31 de marzo próximo, pero ante el éxito de la medida, que superaría los cien mil millones de de dólares, el Ejecutivo habría optado por una prórroga vía DNU         
Por Hernán Gilardo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El gobierno decidiría a través de un decreto de necesidad y urgencia la prórroga del régimen de blanqueo de capitales y por -al menos- un mes más, ante la imposibilidad de una rápida aprobación de una ley.

La decisión de emitir un decreto radica en que los tiempos no darían para un proyecto de ley que debería ser debatido en el Congreso en forma rápida, para modificar las fechas del sinceramiento fiscal.

El decreto ya se estaría elaborando entre los despachos de la AFIP y el ministerio de Hacienda. Un primer borrador, extiende el blanqueo hasta el 30 de abril y el decreto dispondría también etensión del plazo de la moratoria, admitiendo la incorporación de deudas devengadas hasta el 31 de diciembre pasado lo que amplía el número de contribuyentes que podrán regularizar deudas impositivas mediante el pago en cuotas.

Luego, el decreto necesitaría después una ratificación por parte del Congreso.

La cocina del DNU
Desde importantes estudios impositivos con llegada a los despachos de la AFIP y el Ministerio de Hacienda revelaron la trastienda del próximo DNU. "Si bien tendrá su costo político, Macri va a prorrogar el blanqueo a través de un DNU. Faltan 15 días y aprobar un proyecto de ley sería bastante complicado", aseguró una fuente que pidió reserva de identidad.

"El Ejecutivo publica el DNU. Hasta que el congreso ratifique - o rechace- el decreto, van pasando los dias y siguen ingresando contribuyentes al blanqueo", agregó.

"Vamos al peor escenario: el Congreso rechaza el DNU. Teniendo en cuenta que rige el secreto fiscal, ¿cómo individualizás a los que entraron después del 31 de marzo para excluirlos del régimen?", concluyó la fuente consultada.

Ante este escenario, el abogado constitucionalista, Pablo Manili, aseguró que "en caso que proceda con un DNU, aunque el Congreso luego lo anule, eso no perjudica los derechos adquiridos durante su vigencia".

En tanto, Agustina O'Donnell, socia del estudio Torassa & O'Donnell, advirtió que no se dan los supuestos para que se prorrogue por un DNU: se trata indudablemente de materia tributaria, vedada expresamente para esta clase de normas por el artículo 99, inciso 3) de la Constitución".

"Ni parecieran existir las circunstancias excepcionales que hacen imposible seguir los tramites ordinarios para la sanción de las leyes que exige dicha norma", agregó la experta.

"Desde esta misma óptica, parece mas razonable considerar que lo atinente al plazo de vigencia del blanqueo y en consecuencia sus prórrogas es un aspecto instrumental del régimen y dictar un decreto reglamentario, es decir común, que no requiere el trámite parlamentario de éste. Sin embargo, una norma así solo podría extender el plazo y no cambiar ninguna condición, ni ningún aspecto del régimen legal", agregó O'Donnell.

SECCIÓN Impuestos