Finanzas

Entusiasmo desparejo por nuevos "créditos UVA": hay bancos privados que se resisten a la tasa ajustada por inflación

30-03-2017 Hay varias entidades que saldrán en los próximos días a ofrecer préstamos UVA a 30 años y otras tantas que están en proceso de análisis. Pero hay un grupo de bancos extranjeros que por lo bajo ya están avisando que no se sumarán. "La indexación por inflación puede ser un dolore de cabeza", admiten.
Por Leandro Gabin
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

No hay dudas que los nuevos créditos hipotecarios, a 30 años y ajustables a UVA (o sea, la inflación), son la apuesta fuerte del Gobierno de cara a la campaña electoral. 

El lanzamiento con bombos y platillos es una jugada para reanimar un mercado virtualmente insignificante como es el de la vivienda. Para lograr eso, a partir de abril los tres bancos públicos (Nación, Ciudad y Provincia) serán "market makers", o sea quienes lideren ese segmento y fomenten que el resto de las entidades bancarias los copien.

Cuentan para ello con el alcance territorial de la entidad ahora conducida por Javier Gonzalez Fraga, pero incluso teniendo en cuenta eso y a pesar de los esfuerzos que hagan desde el Bapro y el Ciudad, lo cierto es que para que el mapa del mercado hipotecario cambie notablemente, la banca privada deberá "acompañar".

Desde el Gobierno se espera, además, que eso ocurra. Ya lo dijo la semana pasada el ministro de Finanzas, Luis "Toto" Caputo, cuando anunció esta línea de créditos. El funcionario hizo especial hincapié en este tema porque tiene datos de que un grupo de cinco entidades privadas están a la par de las entidades públicas en términos de otorgamiento de hipotecarios y market share.

Por lo tanto, será clave que los privados hagan "su aporte" a la causa y empiecen a ofrecer estos préstamos hipotecarios.

El mercado de préstamos ligados a Unidades de Valor Adquisitivo (UVAs) es creciente en la Argentina, en gran medida por los Procrear. Según datos del Banco Central, hay 16 entidades que ya prestan con este ajuste: BBVA Francés, Ciudad, Córdoba, Credicoop, Galicia, Hipotecario, HSBC, ICBC, Itaú, Macro, Nación, Patagonia, Provincia de Buenos Aires, Santander Río, Supervielle y Banco de Tucumán.

Sin embargo, según un relevamiento realizado por iProfesional entre bancos privados líderes, hay cierta división con respecto a adoptar o no esta nueva línea a 30 años.

Por un lado, está la necesidad que tienen muchas entidades de tratar de captar nuevos clientes. Como las tasas más bajas serán para aquellos individuos que ya operen con el banco, se cree que será una forma de atraer nueva clientela. 

También, está la esperanza de que la medida oficial sea el puntapié inicial para tratar de resucitar un mercado que desde la crisis del 2001/2002 dejó prácticamente de existir.

Por el otro, a muchas entidades le cuesta no "acompañar" al Gobierno en esta cruzada por los hipotecarios. Sienten que no sería políticamente correcto dejar plantados al Ejecutivo.

Pero también hay cierto temor al ajuste que tiene el capital de estos préstamos: la inflación. Para algunos bancos, prestar a 30 años ajustado por la inflación es claramente algo que no los deja dormir. 

Por la historia económica argentina, dicen, estos mecanismos de indexación son muy peligrosos. No sólo para el tomador de estos créditos, que en caso de que se dispararan los precios por encima de su recomposición salarial terminaría siendo impagable, sino para las entidades. 

En este grupo están, en definitiva, las que esquivarán subirse al lanzamiento oficial y seguirán ofreciendo hipotecarios a tasa fija.

Los que darán el sí
Santander Río, uno de los jugadores fuertes del mercado hipotecario, se sumará a la nueva línea de hipotecarios. Fuentes de la entidad le confirmaron a iProfesional que "en los próximos días vamos a estar ampliando el plazo a 30 años, y el monto máximo de créditos a 5 millones de pesos". La entidad tiene hipotecarios UVA a 20 años con un costo financiero total de 7,48%. 

Desde BBVA Francés admitieron que están trabajando en próximos lanzamientos que "mejorarán plazo y asistencia". Un eufemismo para decir que se está analizando también incorporar en el menú de préstamos que ofrecen esta nueva línea. Actualmente tienen vigentes los préstamos hipotecarios UVAs con tasa 5,9% TNA, a 180 meses, y montos de hasta $3 millones.

También en Banco Galicia, por ahora en forma más preliminar, señalaron que empezarán a analizar si se suman a los nuevos créditos.

¿Cómo viene el mercado de los hipotecarios? Según los últimos datos del Banco Central, esta línea de crédito exhibieron un aumento de 2,6% (o sea $1.630 millones), algo menos que en el bimestre anterior, aunque continuaron mostrando un incremento en su tasa de crecimiento interanual, que pasó de ubicarse en torno a 12% al 15%.

-En particular, en lo que respecta a los préstamos hipotecarios denominados en UVA, se otorgaron en febrero más de $700 millones, monto superior al observado en enero.

-Su participación en los préstamos hipotecarios otorgados a personas físicas se incrementó desde 37% a cerca del 45%.

-Así, desde el lanzamiento de este instrumento, en abril del año pasado, y hasta febrero se desembolsaron, aproximadamente, $3.400 millones

Los que esquivaran la invitación
"No vamos a hablar. Si te sirve, te puedo contar cómo estamos viendo esto pero en estricto off the record", empieza así la charla con el ejecutivo de otro banco líder que ya avisó que no acompañará la nueva línea crediticia.

Este banquero cree que el gran problema que tendrá el crédito UVA a 30 años es el peligro de la inflación. "Nosotros somos muy activos en el mercado hipotecario pero preferimos la tasa fija, que seguiremos ofreciendo y que viene con mucho éxito", afirma. "La verdad es que ajustar el capital por inflación a tan largo plazo puede ser muy peligroso", admitió la fuente.

Según su visión, el banco se siente más cómodo y "tranquilo" ofreciendo tasas fijas del orden del 17%. "En nuestro caso sabés cuánto vas a pagar al final del día. Entrando en una línea que ajusta su capital por la inflación nunca sabés. Es una apuesta. Te puede salir mal o bien. Y es un riesgo que preferimos no tomar", dice el ejecutivo.

Este banco, agrupado en ABA (la asociación de entidades extranjeras) es un jugador muy relevante del mundo de los hipotecarios. Y no cree que por dejar de ofrecer préstamos atados a la UVA vaya a perder market share.

"Nosotros apostamos por líneas distintas. Y honestamente creemos que salir a vender créditos a 30 años que ajustan por precios es un dolor de cabeza para el cliente. Hoy pareciera que la inflación está encaminada pero el plazo del préstamo va mucho más allá de esta administración. ¿Qué pasaría si vuelve un Gobierno que piensa que un poco de inflación no está mal? No es recomendable la indexación por precios", concluyó el financista.

Desde otra entidad, también miembro de ABA y muy activo en el segmento retail, comentaban algo similar y también en estricto off the record. "Nuestro banco no va a estar muy agresivo en ese mundo. Hoy si los bancos queremos exposición a la inflación conviene comprar un bono argentino en pesos que ajuste por CER y no otorgar hipotecas. Rinden parecido, pero es líquido y tiene mucho menos riesgo crediticio", admite el banquero desde su oficina en Puerto Madero. 

De hecho, el ejecutivo vaticina que la banca pública va a ser la que apunte ese mercado "salvo que algún privado quiera ganar share de clientes". "Lo harían (los bancos) sólo para ganar clientes, no para tener mayor rentabilidad lo que no sucederá", reafirmaron desde esta entidad de primera línea de capitales foráneos.

El banquero admite también que "lo que da miedo es el ajuste del capital" de los nuevos préstamos que lanzaron los bancos públicos, por que las tasas de entre 5% y 7% son pagables para los clientes. 

Ya lo dijo el mismo Gonzalez Fraga el día del anuncio oficial por los créditos cuando fue interrogado los peligros de la indexación: "No hay solución si la inflación sube". Una frase que dejó más dudas que certezas y que sigue limitando al mercado. 

SECCIÓN Finanzas