Negocios

Cierra la fábrica Magnasco y se agrava la crisis en el sector lácteo

04-04-2017 La suba de costos y la baja en la demanda del mercado doméstico fueron las causas esgrimidas por la compañía, que cerró su planta en la localidad de Santa Isabel, provincia de Santa Fe. Son 26 los trabajadores que recibieron telegramas de despido                          
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La compañía quesera Magnasco Hnos, una de las empresas lácteas más antiguas del país, definió cerrar su planta en Santa Isabel, provincia de Santa Fe, dejando en la calle a 26 trabajadores que allí desempeñaban tareas. 

Si bien los telegramas que recibieron los ex empleados no abundaron en las razones, se estima que la decisión se debió a la baja demanda en el mercado doméstico, sumada a la suba de costos a manos de la inflación.

El cierre se produce en medio de una profunda crisis en la industria láctea local, que ya cobró otras víctimas como la compañía quesera Chateaubriand, y mantiene en jaque a las dos gigantes del sector, SanCor y La Serenísima.

La primera de esas dos grandes compañías atravesará una fuerte reestructuración, mientras que la segunda anunció el cierre de su planta de Rufino para fines de julio, por la caída de la producción.

La crisis del sector se refleja sobretodo en los tambos, donde según difundió la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea) muchos establecimientos obtienen un precio por su leche que está por debajo del gasto de producción, y que por problemas de infraestructura el sector padece precios diferenciales entre la tranquera y la ruta, según reflejó El Cronista.

Según datos oficiales, el 2016 cerró con una producción primaria de leche que alcanzó 9711 millones de litros, lo que significó una caída de 14,17% en comparación con 2015. Fue la mayor desde 1970.

SECCIÓN Negocios