Economía

El optimismo del Gobierno choca contra los pronósticos de los economistas: revisan al alza la inflación y a la baja el crecimiento del PBI

04-04-2017 El Relevamiento de Expectativas Macroeconómicas que realiza mensualmente el Central arroja un pronóstico promedio de 21,2% para la inflación del año
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Malas noticias para Federico Sturzenegger: el “mercado” no le cree. Las 55 consultoras que, mes a mes reportan sus previsiones en el REM (Relevamiento de Expectativas), dijeron que las presiones inflacionarias han empeorado en el último mes. En contra de lo que espera el jefe del Banco Central.

El REM -divulgado en la tarde del martes por la propia autoridad monetaria- dio una expectativa inflacionaria del 21,2% para el cierre de este año. Representa 4,2 puntos por encima a los deseos del BCRA, que puso un techo del 17% en su programa de “metas de inflación”. En febrero, la visión de las consultoras era del 20,8%.

No es la primera vez que los cálculos de los economistas de la City difieren de los del Central. Pero esa brecha nunca había llegado a tanto. Justo cuando la apuesta del Gobierno es que se note una desinflación en la economía, y empiece a evidenciarse una mejora del poder adquisitivo de los trabajadores.

Sturzenegger ya dijo -y lo propio hacen sus colaboradores- que será implacable la hora de frenar los impulsos inflacionarios. Que aplicará una política monetaria todo lo restrictiva que sea necesaria -algo que en los hechos ya viene haciendo-, y dejó trascender que podría incluso subir las tasas de interés. Un escenario que va en contra de las necesidades de la Casa Rosada de ver una reactivicación económica antes de las próximas elecciones.

Precisamente, junto con la estimación de una inflación más mañosa, las consultoras advirtieron que la expansión del PBI podría ser más mediocre que lo que se venía evaluando. En concreto, el REM dio una mejora del PBI del 2,8% contra el 3,0% de hace un mes. El Gobierno, por ahora, insiste en que el crecimiento será del 3,5%. Aunque, en privado, los funcionarios ya empezaron a relativizar ese objetivo de máxima.

En paralelo con este empeoramiento de las previsiones, los economistas también están viendo un alza de las tasas de interés. Para el mercado de “pases a 7 días” dieron una pauta del 24,8% anual, medio punto más arriba que la de febrero último.

En este contexto, creen esos profesionales, el tipo de cambio nominal se mantendrá en los niveles que ya venían observando. Para fin de año, el dólar debería acercarse a $17,80; 20 centavos abajo del pronóstico anterior.

 

SECCIÓN Economía