Negocios

Contraataque de Barrick: con los chinos de aliados, rearma ambicioso plan para buscar más oro

11-04-2017 La minera enfrenta los duros embates de jueces y funcionarios que cuestionan su operatoria en Veladero. En tanto, cerró un "joint venture" con Shandong para revitalizar su megaproyecto binacional, avanzar sobre reservas comprobadas y explorar más alternativas en el país
Por Patricio Eleisegui
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Son días difíciles para la minera Barrick, pero también de profundos cambios.

Por un lado, enfrenta los más duros cuestionamientos ante la sucesión de derrames ocurridos en este último tiempo en la provincia de San Juan, producto de su explotación de la mina Veladero.

Por otro, le acaba de vender a la china Shandong Gold el 50% de las acciones de la empresa que gestionará este megaproyecto, destinado a la extracción de oro, en u$s960 millones.

La asiática, considerada la minera más grande de ese país, rubricó un "joint venture" que la habilita a participar de la reactivación de Lama, parte integrante del emprendimiento binacional Pascua Lama (Pascua por la parte chilena, Lama por la Argentina).

Hasta la fecha, este desarrollo ya le insumió a Barrick la friolera de u$s7.000 millones. Pero, a diferencia de lo que ocurre en otros rubros (en los que cada dólar invertido genera de por sí buenas noticias), la minera ha sido objeto de permanentes cuestionamientos.

Entre ellos, los provenientes de ambientalistas que trabaron el avance de las obras en Chile. Luego, ese parate se hizo extensivo a la parte argentina por cuestiones de rentabilidad.

Millones de dólares en juego pero acompañados por infinidad de reclamos. En el medio, promesas de empleos a la deriva, y expectantes de una definición.

Esto combo llevó a Barrick a "barajar y dar de nuevo" y a redefinir su estrategia, de la mano de un socio de porte internacional que cuente con un buen "currículum" a los ojos de la minería.

En los papeles, Shandong se presenta como el actor ideal para recomponer la imagen de la canadiense ya que es la única minera de China que ha sido nombrada "Compañía Nacional Amigable con el Medioambiente" por el gobierno asiático.

Además de contar con una espalda financiera "XXL", se caracteriza por un aspecto que resulta clave para Barrick: su experiencia en el desarrollo de minas subterráneas.

Es que este tipo de explotación le permitiría reactivar Lama (parte argentina) sin tener que pagar los elevados costos, y reclamos de diversa índole, que le genera la explotación a cielo abierto.

"Los requerimientos ambientales que surgieron del lado chileno hicieron cuesta arriba el proyecto. Las exigencias eran tan altas que se nos hizo económicamente inviable", aseguró a iProfesional una altísima fuente de Barrick.

"Todos los pedidos que se nos han formulado tuvieron como claro objetivo reducir el impacto ambiental. Y eso precisamente nos llevó a pensar en un proyecto más chico y subterráneo", añadió.

En la minera confían en tener los resultados de esta evaluación a más tardar en septiembre, en un contexto en el que Pascua sigue suspendida y Lama se halla en etapa de pre-factibilidad.

Como todo hace suponer que la situación difícilmente cambie en la parte chilena (Pascua), al menos en el corto plazo, en Barrick están viendo la posibilidad de explotar las reservas de oro en suelo trasandino pero a través de las instalaciones ya levantadas en San Juan.

"Mediante una mina subterránea en Lama podríamos hacer la extracción. El estudio de prefactibilidad también nos hará saber cuánto más hay que invertir para tener a Lama funcionando como se espera", asegura la fuente consultada por iProfesional.

Por lo pronto, son obras a largo plazo y cada una de las demoras en las que se incurre cuesta varios millones de dólares.

Lama, apenas una parte
Pero los movimientos comerciales de Barrick lejos están de pasar únicamente por la explotación de Veladero y por el reinicio de Lama.

La firma canadiense también pondrá más fichas en otras iniciativas -en la misma zona- que a sus ojos podrían acercarle jugosas ganancias siempre dentro del negocio del oro.

A partir de la nueva sociedad con Shandong, intensificará su búsqueda de reservorios en el llamado "Cinturón de Oro El Indio", área que comprende parte del Valle del Cura (San Juan) y la región de Coquimbo (Chile).

Precisamente dentro de esa superficie se ubica "Del Carmen", que será la gran apuesta de Barrick.

Este yacimiento comparte vetas de oro con "Alturas", otro proyecto que también está en manos de la canadiense en suelo trasandino. El siguiente mapa muestra el área en la que la compañía concentrará su actividad:

Este abanico de opciones que se potencia tras el acuerdo con Shandong Gold Mining tiene lugar en paralelo a la decisión del Gobierno argentino de exigirle una reingeniería completa de sus operaciones en Veladero.


En este sentido, el juez Sebastián Casanello evalúa ordenar el cese definitivo de las actividades y ya le pidió al juzgado de Jáchal los informes sobre los sucesivos derrames.

El magistrado tiene a su cargo la causa sobre la posible violación de Barrick de la ley de glaciares, que es competencia federal. Además, exigió los resultados de una inspección ocular en la zona, algo que podría ser clave en su resolución final.

"Es claro que este tipo de actividad -prohibida según la Ley 26.639 en los ambientes glaciares y periglaciares- para ser autorizada requiere de un estudio de impacto ambiental que demuestre la inexistencia de riesgos", aseguró el juez.

Casanello también hizo saber a los ministerios de Ambiente y Energía, además de al gobernador sanjuanino Sergio Uñac, que dicho informe es clave para tomar una determinación.

Apuesta fuerte
"Si bien Del Carmen aún está en etapa de exploración, los resultados preliminares nos hacen pensar que estamos ante otro Veladero", afirmó el ejecutivo de Barrick consultado, dando cuenta así del potencial de oro que caracteriza a esa zona.

"Ya tenemos un campamento de exploración instalado y somos dueños de toda la franja del Cinturón de El Indio como para poder trabajar con tranquilidad", completó.

La futura explotación se ubica en un área de 15.000 hectáreas a las que se accede por un camino que Barrick construyó desde Veladero. Apuesta a que esta cercanía abarataría sustancialmente los costos, ya que le permitirá un despliegue corto de logística.

Los primeros sondeos fueron realizados por la operadora Malbex Resources, adquirida luego por la canadiense en septiembre de 2014. En el ámbito minero es muy usual que empresas pequeñas ("juniors", en la jerga) den los primeros pasos en la constatación de vetas y luego estas pasen a quedar bajo la órbita de los grandes "players" de la actividad.

Al momento de la operación, en ese punto de San Juan ya se certificaba que Del Carmen poseía reservas iniciales por más de 35 millones de onzas de oro.

"Del otro lado de Del Carmen está Alturas, que es el nombre de otro de los proyectos de Barrick. Son oportunidades que serán evaluadas desde la óptica del ‘joint venture' que se acaba de cerrar con Shandong", aseguró el ejecutivo consultado.

En territorio chileno, Alturas se ubica a sólo 30 kilómetros de El Indio, un yacimiento que la minera dejó de operar en 2002. Los trabajos en torno a ese reservorio comenzaron en 2011. Esto es, mucho antes de que la norteamericana avanzara sobre los activos de Malbex Resources.

El Gobierno se endurece
En paralelo a los cambios en su estrategia comercial, Barrick enfrenta un torbellino de cuestionamientos derivados de los últimos derrames ocurridos en Veladero.

En lo que viene a ser la primera iniciativa de relevancia a nivel gubernamental, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman, presentó una demanda ante la Justicia Federal para frenar las operaciones de la minera.

"Luego de que una comisión técnica constatara fallas en el sistema de lixiviación, Bergman requirió judicialmente la suspensión de todas las actividades de la mina hasta tanto se garantice que no se producirán daños ambientales", sostuvo un comunicado de la cartera.

Señaló, además, que la posibilidad de un nuevo derrame "implica un peligro potencial sobre ríos interprovinciales, napas subterráneas y cuerpos de hielo individualizados en el Inventario Nacional de Glaciares".

En otro frente, el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, y el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, mantuvieron reuniones con el presidente de Barrick, Kelvin Dushnisky.

Le expresaron que la continuidad de las operaciones en el país dependerá de la aprobación de un "nuevo plan integral de trabajo, que deberá estar sujeto a las normativas ambientales vigentes y a los más altos estándares internacionales".

Cerca de la firma relativizaron el tenor de estas palabras y expresaron que "hay una clara diferencia entre la percepción y la realidad".

"La realidad técnica es que los últimos incidentes fueron meramente operativos. Sin embargo, la opinión pública no lo percibe así y eso genera una situación política difícil, sobre todo para la Gobernación de San Juan", explicitó la fuente que pidió no ser mencionada.

"El Gobierno nacional nos expresó su preocupación y atendemos lo que nos pide. Igualmente, siempre se nos dejó en claro que la decisión sobre la operatoria le corresponde a San Juan", añadió.

Por lo pronto, la sumatoria de incidentes comprobados ya le costaron a Barrick unos u$s10 millones en concepto de multas.

Si bien desde la minera aseguran que continuará con sus planes de extracción de oro, añaden que la incorporación de un nuevo socio -sumado al cambio de estrategia- le permitirá seguir "enterrando" dólares en el país pero ya sin tantos dolores de cabeza ni infortunios ambientales.

 

SECCIÓN Negocios