Economía

Con buen diálogo, la construcción empezó a discutir su paritaria por debajo del 24%

12-04-2017 La UOCRA, que dirige Gerardo Martínez, pidió el 24% de suba salarial anual, mientras que la Cámara Argentina de la Construcción ofreció un 20%. Este acuerdo salarial afecta a unos 350.000 trabajadores                                        
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Largó la paritaria de la Construcción y aunque no hubo una reunión formal sí se abrió el canal de diálogo y ya se barajaron números: la UOCRA, que dirige Gerardo Martínez, pidió el 24% de suba salarial anual, mientras que la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) ofreció un 20%. Este acuerdo salarial afecta a unos 350.000 trabajadores.

Ambas partes sí coincidieron en dos puntos: incluir cláusula gatillo de acuerdo a la evolución de la inflación y que sea en dos tramos.

Más allá de que la diferencia no es un abismo, como sí ocurre en la paritaria provincial docente que piden 35% y el gobierno de María Eugenia Vidal ofrece hasta el 19%, ambas partes reconocen que las negociaciones están encaminadas y que se podría definir en el corto plazo. Por ahora no hay fecha para una próxima reunión que, debido a los feriados que se avecinan, recién ocurriría la semana que viene.

La propuesta con la que se presentó la CAC sigue los lineamientos del Ministerio de Trabajo y del que ya hay un antecedente: el acuerdo paritario del gremio del Sindicato de Comercio que conduce Armando Cavalieri.

Esa paritaria se cerró en apenas 48 horas y siete días previos al paro de la CGT fijado para el 6 de abril. En esa oportunidad se acordó una suba del 20% a pagarse en dos tramos iguales del 10%, incluida la cláusula gatillo. Los empleados de comercio son un millón de personas y desde la CAC dijeron a Clarín: "Creemos que lo firmado por Comercio con cláusula gatillo es bueno. Por ahora estamos ajustando esa diferencia que tenemos".

El lunes, Martínez había expuesto su visión respecto al tema paritario e inflacionario más allá de su gremio: "En la CGT hay una actitud responsable por más que haya diferentes visiones. Eso sí, nadie busca ni va a hacer nada desde el movimiento sindical para provocar más inflación. Sabemos que la inflación es el colesterol malo de nuestra sociedad y los que más pagamos cuando hay inflación somos los trabajadores".

Pero sobre su paritaria puntual agregó: "La realidad manda y nosotros no tenemos estabilidad laboral de por vida. Cuando me siento a negociar una paritaria mi fórmula no sólo es ver cómo recupero el salario sino que lo que vaya a conseguir no me signifique una caída estrepitosa de puestos de trabajo".

El mensaje de Martínez tiene su correlato con el 2016: el sindicalista estableció que a fines del año pasado su sector había sufrido una pérdida de 61.000 puestos de trabajo.

Para revertir ese año negro, el rubro de la construcción acaba de firmar un convenio de productividad impulsado por el Gobierno. La propuesta es que los empresarios inviertan $1.500 millones para construir 100.000 viviendas, lo que generarían unos 100.000 puestos de trabajo. Por este acuerdo, el gremio se compromete a capacitar el personal con el fin de bajar el ausentismo que, según los números del Ejecutivo, es del 13%, un número alto.

Pese a lo golpeado que estuvo el sector el año pasado, la UOCRA cerró paritarias en 2016 al 39%, que se pagaron en dos tramos; el primero fijó una suba del 22% y el segundo, el 17 por ciento.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR