Finanzas
Banco Central de Brasil decidió la mayor baja de tasas desde 2009
13-04-2017 Llevó la tasa de referencia (SELIC) al 11,25, aún muy por encima de la inflación, que ronda el 6,5%. Se prevé que la tendencia a la baja se mantendrá 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Banco Central de Brasil anunció ayer la reducción en un punto porcentual de las tasas de interés de referencia (SELIC) hasta 11,25%, el mayor corte aplicado desde 2009. Con esta medida, los rendimientos quedaron en su nivel mínimo desde octubre de 2014. El Comité de Política Monetaria de la entidad (Copom), reunido desde el martes, determinó la reducción, que era esperada por la mayor parte del mercado, aunque algunos operadores proyectaban un corte aún mayor (de 1,25%).

"Esta intensificación moderada en relación al ritmo de las reuniones de enero y febrero se muestra, por el momento, adecuada", aseguró el Banco Central (BC) en un comunicado, dejando entrever que mantendrá el mismo ritmo de corte en la próxima reunión, prevista para los últimos días de mayo. La autoridad monetaria brasileña consideró que tenía cierto margen para reducir la tasa debido a que la inflación de 2016 cerró en 6,29%, dentro del techo máximo de tolerancia de 6,5% que preveía la entidad y muy por debajo de la inflación del 2015 (10,67%).

"El comportamiento de la inflación permanece favorable. El proceso de deflación se difundió y se presentó consolidación de la deflación en los componentes más sensibles al ciclo económico y a la política monetaria. La deflación de los precios de alimentos constituyó un choque de oferta favorable", señaló el Banco Central. Para la autoridad monetaria, que prevé terminar el año con una inflación oficial de 4,1% -por debajo de la meta del 4,5%-, "el escenario supone una trayectoria de intereses del 8,5% al final de 2017 y mantener ese nivel en 2018".

Este descenso de las tasas también pretende ayudar a reactivar la economía, que todavía se encuentra en recesión. El PBI brasileño se contrajo un 3,80% en 2015, el peor resultado en 25 años, y un 3,6% el año pasado, una retracción con la que acumuló dos años consecutivos en terreno negativo por primera vez desde 1930. Desde que comenzó el año, el Banco Central ha acelerado el ritmo de la reducción de tasas y los analistas esperan que la tendencia continúe durante el 2017.

 

SECCIÓN Finanzas