Finanzas
La inflación no cede y los plazos fijos en UVA son una buena alternativa para los ahorristas
18-04-2017 Debido a que ajustan por la evolución de los precios al consumidor, muchos ahorristas lo consideran una opción interesante frente al plazo fijo tradicional
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La suba en la tasa de inflación de los primeros tres meses del año -acumula un 6,1%- y la baja en las tasas de interés de los plazos fijos tradicionales que pagan los bancos -cerca de 18% anual-, junto a un tipo de cambio casi sin modificaciones, comenzó a alentar tanto a inversores particulares como a empresas a utilizar otras alternativas financieras para proteger sus inversiones, como por ejemplo los depósitos a Plazo Fijo UVA.

Estos depósitos establecidos en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) que impulsa el Banco Central han comenzado a ser utilizados por los ahorristas.

Por el momento, los bancos no los ofrecen en forma masiva, pero en muchas de sus páginas web ya se promocionan. En virtud de la suba de la inflación de marzo pasado muchos expertos han comenzado a recomendar este tipo de depósito Plazo Fijo UVA. A diferencia del plazo fijo tradicional este instrumento (en caso de que la inflación se mantenga en valores cercanos al 1% mensual) puede llegar a pagar una tasa cercana al 25% anual, que es la inflación estimada para este año.

Algunas de las características destacables del Plazo Fijo UVA:

1) Su rendimiento está atado a la variación del valor de la UVA, que a su vez depende del índice Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que sigue el índice de precios al consumidor del INDEC.

2) La cantidad de UVAs surge de la división del capital inicial sobre el valor de la UVA del día de la constitución del Plazo Fijo UVA.

3) Este tipo de plazo fijo por normativa del BCRA debe concretarse por un plazo no menor a 180 días y solo se pueden depositar pesos que se transforman en esa unidad de cuenta cuando se realiza el Plazo Fijo UVA.

4) El monto mínimo que se necesita para invertir es de 1.000 pesos que al valor de la cotización de la UVA actual de 18,24 pesos, sería de unas 55 UVA.

En la actualidad, de acuerdo con los datos del BCRA, el total del stock de los Plazos Fijos Uva llega a unos $1.300 millones, mientras que el total del monto de Créditos Hipotecarios UVA alcanza los $4.500 millones. Lo que se observa por el momento es que los Créditos Hipotecarios UVA crecen a una tasa mayor de lo que lo hacen los depósitos, lo que por el momento configura lo que los analistas llaman un descalce en el sistema, ya que para que el sistema esté en equilibrio deberían coincidir ambos stocks.

Lo que se puede observar desde marzo pasado es que los depósitos superiores a $1 millón dejaron de subir como lo venían haciendo en enero y febrero, medidos en términos estacionales estos meses son favorables para los depósitos por un menor nivel de actividad económica. El stock en pesos de estos depósitos, de acuerdo con las estadísticas del BCRA, se redujo en unos $1.500 millones en marzo.

Algunos operadores del sistema financiero manifestaron que los ahorristas y las empresas se sienten cada vez menos atraídos por las tasas de internes de los plazos fijos, en particular porque los bancos redujeron la tasa de interés en el mercado mayorista pues la emisión de pesos del BCRA superó la demanda de crédito del mercado financiero, y por la suba de los precios que se observó en particular en febrero y marzo, con un IPC del 2,4%, lo que generó que los rendimientos de los plazos fijos se volvieran negativos en términos reales y donde la mayoría siguió invirtiendo en Lebacs.

"Ese cambio de humor del mercado provocó que en varios bancos del sistema se empezara a observar una mayor demanda de los plazos fijos atados a inflación, que son los Plazo Fijo UVA", manifestó a Infobae una fuente cercana al Banco Ciudad.

 

 

SECCIÓN Finanzas