Finanzas
No le alcanzó: el BCRA subió las tasas de las Lebac a más 24% pero igual no logró cubrir todos los vencimientos
18-04-2017 El Banco Central debió afrontar vencimientos por casi $383.000 millones, casi 40% más respecto a la cifra que caducó en marzo. Si bien tuvo una demanda alta y ofreció 200 puntos básicos más de interés que el mes pasado, no llegó a cubrir lo necesario 
Por Mariano Jaimovich
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Este martes el Banco Central tuvo un nuevo desafío en su licitación mensual de Lebac, debió afrontar vencimientos por casi $383.000 millones, casi 40% más respecto a la cifra que caducó en marzo.

Y pese a que subió las tasas de interés con fuerza (unos 200 puntos básicos) para fomentar las colocaciones de nuevas Letras en pesos, no logró superar su último record para poder cubrir este enorme caudal que tuvo que pagar.

Incluso, ahora colocó 17% más de volumen que el máximo histórico alcanzado el mes pasado, pero igual en BCRA no pudo renovar el importante caudal de Lebac que perecían en abril.

Así, las propuestas que recibió fueron de $342.666 millones, y de este monto terminó adjudicando $329.087 millones, lo que implica la renovación parcial del vencimiento de $382.748 millones.

Lo que implicó una baja en el stock en circulación (expansión) por $53.661 millones, más allá que para conocer luego la cifra final en la que se ubica base monetaria además se deberán tener en cuenta las operaciones de Pases.

El incumplimiento en poder renovar todos los vencimientos sucedió a pesar que los intereses que pagan estas Letras escalaron hasta el 24,25% anual para los 28 días, que fueron los de más corto plazo este mes, desde la cifra previa de marzo que se ubicaba en 22,25% anualizada a 35 días.

La suba de la rentabilidad de estos instrumentos era prevista en el mercado en la previa a la licitación, ya que también surge como consecuencia del incremento que realizó el BCRA la semana pasada de su tasa de referencia de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, en 150 puntos básicos a 26,25%, manteniendo la amplitud del corredor sin cambios.

El presidente de este organismo regulador, Federico Sturzenegger, dijo el martes que "el dato central" para decidir la suba de tasas de la semana anterior "fue la persistencia de la inflación-núcleo".

Justamente, esto se concretó cuando se conocieron los datos de inflación de marzo del IPC GBA, publicado por el INDEC, que fue de 2,4% para el nivel general y 1,8% para el componente núcleo.

Al igual que en febrero, se observó una incidencia importante, aunque no exclusiva, de los precios regulados. Y también influyeron los resultados del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), publicados a inicios de este mes correspondientes a marzo.

Con respecto a la medición de febrero de este último informe entre los economistas, las expectativas de inflación para 2017 aumentaron de 20,8% a 21,2% para el nivel general del IPC-GBA y de 18,5% a 18,7% para su componente núcleo. Para 2018, los valores se modificaron levemente, con un aumento para el nivel general y una reducción para el núcleo.

Las expectativas se mantienen por encima de las metas de inflación de la autoridad monetaria para 2017, en un rango de 12% a 17%, y para 2018, establecido entre 8% a 12%.

En cuanto al incremento de la tasa de interés de las Lebac de la fecha, el economista Miguel Kiguel afirmó: "Es un poco por encima de lo que estaba en el mercado secundario, pero en línea con la suba de la tasa de política monetaria".

Por su parte, su colega Nery Persichini, indicó que utilizar un solo instrumento de política monetaria, como son las tasas de interés, es una "sabana corta" para atender los tres objetivos centrales del BCRA, que son inflación, nivel reservas y tipo de cambio.

En la presentación del Informe de Política Monetaria (IPOM) correspondiente a abril, Sturzenegger adelantó el martes que "vamos dejando atrás las tasas de inflación interanual tan altas del año pasado" y explicó que bajarlas "tiene un sentido de equidad distributiva en la sociedad".

Tasas por tramos
Los seis tramos de Lebac licitados en el "segmento interno" en pesos fueron a 28, 63, 91, 154, 210 y 273 días.

Prácticamente todas las colocaciones estuvieron concentradas en los plazos más breves: de 28 a 91 días.

De hecho, el 65% de las Letras fue adjudicado a un plazo de 28 días, a un interés de 24,25% anual, unos 200 puntos básicos más que el mes pasado.

En los períodos siguientes períodos las tasas se establecieron de la siguiente manera:

-A 63 días se ubicó a 23% anual, unos 100 p.b. más que en marzo, y este plazo captó el 20% de todo el volumen colocado.

-A 91 días, se fijó su rentabilidad en 22,50%, unos 75 puntos básicos más que los de marzo pasado.

-A 154 días, el interés fue del 22% anual, unos 75 p.b. superiores que el mes previo.

-A 210 días, la tasa se estableció en 20,60%.

-Y a 273 días, alcanzó el 21,49% anual, unos 49 p.b. más que en marzo.

Si bien el caudal de Letras en pesos colocado por el Banco Central fue el más elevado hasta el momento para una sola licitación, el no haber llegado a renovar todos los vencimientos, pese a ofrecer como incentivo unos 200 puntos básicos más de "premio" para el inversor, siembra dudas respecto a cuál es la profundidad del mercado para seguir utilizando este instrumento como forma de incentivar las colocaciones en pesos.

Sobre todo genera un mayor interrogante en Sturzenegger porque la tasa ofrecida (24,25%) lucía como un buen negocio para el ahorrista, al ser positiva, ya que era algunos puntos más elevada respecto a la inflación pronosticada por los economistas y el propio FMI para el 2017.

 

SECCIÓN Finanzas