Autos iPro

Dodge presentó el Challenger SRT Demon 2018, un auto de serie con 840 caballos de fuerza

20-04-2017 Es el coche de producción más rápido, el cual supera el récord de la propia marca. Se trabajó el motor y peso, reduciendo varios kilos para ganar velocidad
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Dodge sacudió el mundo de los autos de alto-rendimiento en 2014 con el Charger y el Challenger SRT Hellcat de 707 caballos, produciendo "superautos" a precios accesibles.

Sin embargo su récord fue superado y en el marco del Nueva York Auto Show, la marca volvió a sorprender con el Challenger SRT Demon 2018, el auto más rápido que dominará las calles con 840 caballos de fuerza del motor HEMI Demon V-8  de 6.2 litros.

Se trata de una edición limitada, la más potente de cualquier auto de producción. 

"Con el Demon nuestro objetivo fue fabricar un auto que logre "tatuar" el logo Dodge en el subconsciente de los clientes, inclusive más allá de nuestros leales fans," dijo Tim Kuniskis, director de Pasajeros de las marcas - Dodge, SRT, Chrysler y FIAT, FCA - Norteamérica.

"Para lograrlo, tuvimos que marcar récords nunca antes alcanzados, hacer más de lo que se ha hecho antes. El resultado: 840 caballos de fuerza, 9 segundos, un "muscle car" como nunca antes has sido visto."

El corazón del Dodge Challenger SRT Demon 2018 es el motor, el cual incluye válvulas de alta-velocidad, bielas y pistones reforzados y un sistema de lubricación mejorado. 

Similar al Challenger SRT Hellcat, el SRT DEMON viene con dos llaves. La llave negra limita la potencia del motor a 500 caballos de fuerza. La llave roja desbloquea 808 caballos de fuerza y 717 libras-pie de torque.

Entre otras cosas, este modelo es el primer auto de producción de serie con TransBrake, el cual bloquea el eje de salida de la transmisión para mantener el auto en posición antes de una salida estática. Esto permite aumentar las vueltas del motor (2,350 rpm) sin sobrecargar los frenos, resultando en una entrega de potencia más rápida y 15% más torque de salida.

También cuenta con el Launch Assist del SRT Demon, el cual utiliza los sensores de velocidad de las ruedas para identificar que los neumáticos están perdiendo adherencia. Si se detecta que están resbalando, el módulo de control del SRT Demon reduce momentáneamente el torque del motor para maximizar la tracción casi instantáneamente sin que el conductor tenga que levantar el acelerador. 

La misión principal del Dodge Challenger SRT Demon 2018 es cubrir el cuarto de milla tan rápido como sea posible. Para lograrlo, se combina lo mejor de ambos mundos, el mecánico y el ajuste electrónico para entregar la máxima tracción manteniendo la precisión y control de la dirección.

Los amortiguadores Bilstein adaptativos han sido desarrollados para el cuarto de milla, desplazando la mayor cantidad de peso posible a las ruedas traseras para lograr la máxima tracción en la salida. La transferencia de peso mejora la tracción de las ruedas traseras un 11%.

En la búsqueda de cada décima de segundo, los ingenieros se enfocaron en eliminar la mayor cantidad de peso posible. El resultado: el equipamiento removido al Challenger SRT Demon pesa más de 200 libras. Esto se logró de la siguiente forma:

- 58 libras: quitaron el asiento y cinturón delanteros.

- 55 libras: no hay asiento trasero ni tapetes.

- 24 libras: no hay equipo de audio - bocinas, amplificador ni cableado asociado.

- 20 libras: se sacó molduras del maletero, alfombras, cobertura de la llanta de repuesto

- 19 libras: las barras estabilizadoras son huecas y más pequeñas

- 18 libras: removieron resina, aislantes de carrocería y espuma

- 16 libras: utilizamos calipers de freno de aluminio de cuatro-pistones más ligeros y un rotor de dos piezas más pequeño de 360-mm

- 16 libras: cambiamos a ruedas livianas y tuercas abiertas

- 4 libras: cambiamos a una columna de dirección inclinable/telescópica manual

- 2 libras: removimos el módulo y sensores de estacionamiento

Por otro lado, el modelo cuenta con diferentes modos de manejo, como el Drag Mode, exclusivo del Challenger SRT Demon, Auto (calle) Mode, que prepara el ADS (suspensión adaptativa por sus siglas en inglés) para un viaje confortable con una conducción tranquila y Custom Mode que le permite seleccionar al conductor entre configuraciones Auto y Drag Mode para la transmisión, de cambio, tracción, suspensión y manejo.

Eco y Valet Mode están disponibles en Performance Pages. Cuando el Valet Mode está activado, los caballos de fuerza del motor se reducen y las revoluciones por minuto son limitadas a 4,000.

También, algunas funciones de rendimiento, como las palancas de cambio del volante y el Launch Control, son desactivados. El conductor puede activar y desactivar Valet Mode con una contraseña de cuatro dígitos que él mismo puede crear.

La producción del Dodge Challenger SRT Demon empezará muy pronto en la planta de ensamble de Brampton.

SECCIÓN Autos iPro
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR