Politica

Macri da un aval a Aranguren y promete que las energías renovables alcanzarán el 9% de la matriz energética para 2018

20-04-2017 Lo hizo al encabezar en la Casa Rosada la firma del Acuerdo Federal de Energía. El respaldo al ministro se da luego del cruce que este mantuvo con el exsecretario José Lius Sureda, a quien acusó de preferir el desarrollo pertolero sobre el de las energías limpias luego de que renunciara a su cartera
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El presidente Mauricio Macri respaldó a su ministro Juan José Aranguren y su política energética al anunciar desde la Casa Rosada, junto a varios gobernadores, el Acuerdo Federal de Energía.

Al encabezar la firma del convenio, que contempla la implementación de políticas de Estado para garantizar el abastecimiento de energía a todo el país, el jefe de Estado aseguró este jueves que los cortes de luz "bajaron 45%" aunque admitió que "todavía falta muchísimo, porque no se sale de una década de una política errada en unos meses".

También dijo que "ya hay anunciados u$s5.000 millones de inversiones y aspiramos a llegar u$s20.000 millones por año". "Se transforma la realidad energética del país", planteó Macri.

Luego, el mandatario destacó que "vamos en el camino correcto". "Estamos saltando del 2% de nuestra matriz de energías renovables al 9% para finales de 2018, con proyectos que están por todo el país", señaló.

Ese pasaje del anuncio fue interpretado como un "espaldarazo" para el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, luego de la controversial salida de José Luis Sureda del ministerio.

"En esta prioridad de construir a partir de la verdad, dijimos -acá tenemos un problema-, por eso decretamos la emergencia eléctrica", evocó el mandatario y subrayó que en "este año y medio que llevamos trabajando han pasado muchas cosas positivas que demuestran que vamos por el camino correcto".

Durante el acto, Macri retomó su estrartegia de polarización y apuntó contra kirchnerismo al recordar los "años de improvisación, mentiras y ocultamiento" que dejaron a la Argentina al "borde del colapso" en materia energética.

Respaldo
El exsecretario de Recursos Hidrocarburíferos, José Luis Sureda, había acusado a Aranguren de "autoritario". En respuesta, a tarvés de una carta pública, el ministro acusó a Sureda de preferir el desarrollo petrolero sobre el de las energías renovables.

En su descargo, Aranguren consideró que “el fondo de la cuestión” de su pelea con Sureda radica en que para el exsecretario “no se puede desarrollar Vaca Muerta y las energías renovables al mismo tiempo y el país debe apostar fuertemente al desarrollo de la primera. Esa seguramente sea su convicción, posiblemente producto de décadas de trabajar en el sector petrolero”.

Para el ministro “si bien esos cuestionamientos no fueron planteados en forma tan vehemente mientras el Ingeniero Sureda formó parte del equipo del Ministerio de Energía y Minería, tengo que decir que no estoy de acuerdo con los mismos”. 

“La velocidad del desarrollo de las energías renovables no es una elección, es una obligación emanada de una ley del Congreso de la Nación (Ley 27.191) que nos ordena que el 8% de la energía eléctrica consumida el año próximo y el 20% de la que se consumirá en el año 2025 sean de fuente renovable”, agregó Aranguren.

“Las energías renovables dejaron de ser sólo una obligación para pasar a ser también una alternativa viable económicamente y obviamente superadora de los hidrocarburos fósiles desde el punto de vista ambiental”, sentenció.

Un acuerdo "federal"
La firma del Acuerdo Federal de Energía busca generar en forma conjunta con las provincias los mejores mecanismos para la formulación y ejecución de acciones del sector que garanticen el pleno abastecimiento para todos los argentinos.

En el marco del compromiso con los gobernadores, se creó el Consejo Federal como órgano consultivo de las políticas energéticas de Estado que tendrá facultades para presentar propuestas que beneficien la actividad productiva.

Entre los mandatarios provinciales que concurrieron a Balcarce 50 para respaldar la medida estuvieron Mario Das Neves (Chubut), Gerardo Morales (Jujuy), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Miguel Lifschitz (Santa Fe), Alberto Wereltinek (Río Negro), Omar Gutiérrez (Neuquén), Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos), y Domingo Peppo (Chaco), entre otros.

El año de las energías renovables
A fines de 2016, Macri decidió declarar al 2017 como el año de las energías renovables, rubro capaz de aportarle no menos de u$s4.000 millones y, con el paso del tiempo, cerca de 20.000 empleos.

El auge inversor -que creció con fuerza en 2016- tuvo su punto de inflexión en mayo de aquel año con el lanzamiento del "Programa RenovAr" por parte de la Subsecretaría de Energías Renovables. Se trata de un plan que propuso subastas en vistas de lograr un objetivo clave para el país: diversificar la matriz energética todo lo que se pueda.

En ese entonces, estaba a flor de piel la discusión por el fuerte aumento de tarifas de la energía eléctrica, que hasta llegó a poner en jaque al propio Ministro del área, Juan José Aranguren. Fue en medio de ese momento crítico cuando se lanzó la primera licitación bajo el nombre de "Ronda 1.0".

En octubre pasado concluyó el proceso de esta primera convocatoria con la adjudicación de 17 propuestas por cerca de 1.150 MW: sólo con esta ronda, el Gobierno "abrochó" nuevas inversiones por u$s2.000 millones

Invitación a invertir
En pos de expandir el parque de generación de energía eléctrica, a comienzos de este año el Ministerio de Energía y Minería invitó abiertamente a las empresas de todo el mundo a invertir en la Argentina.

Concretamente, en la construcción de parques eólicos, solares, centrales de biomasa e hidroeléctricas de baja potencia.

El plan oficial es ir sumando progresivamente energía obtenida principalmente a partir del sol y del viento (eólica). Ya desde los pliegos de bases y condiciones se tentó a los desarrolladores locales a asociarse con firmas del exterior.

Casi todas las licitaciones de las diferentes regiones del país tuvieron como principales protagonistas a los capitales extranjeros. Tal es el caso de Jujuy, provincia que se quedó con los 300 MW de potencia puestos en juego en la primera ronda de la licitación de energía solar.

Esto provocó malestar entre empresarios locales. Al hablar de energía barata y rápida en la Argentina, inevitablemente se ingresa en un terreno polémico porque surgen posturas contrapuestas sobre si está bien o mal que se dé abiertamente luz verde para que compañías extranjeras "peso pesado" copen este mercado y desplacen a las locales.

¿Cómo se llegó a esta situación? Para muchos, a partir de las condiciones de inversión planteadas desde un inicio. 

Casi sin aviso, para empresarios de gran peso - amigos y no amigos al Gobierno de Mauricio Macri - el pleito se tornó más difícil de lo esperado.

Un ejemplo que grafica el actual panorama lo aporta el Grupo Eurnekian (Corporación América). Este holding se asoció con el gobierno de Río Negro y con la sociedad mixta estatal Invap, en la que la administración provincial y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) forman parte de su paquete accionario.

En un principio, intentó avanzar con la puesta en marcha de un proyecto eólico de 300 MW, denominado Cerro Policía, ubicado a 31 km de El Chocón. La propuesta tenía años de pormenorizados estudios y, sin embargo, ni siquiera pudo pasar la etapa de evaluación en la que se califican cuestiones técnicas y ambientales.

Como "premio consuelo", el grupo empresario tuvo la oportunidad de anotarse en la nueva licitación, que lleva el nombre de Ronda 1.5.

El caso de YPF, que busca diversificar sus negocios en un contexto en que el precio del petróleo congeló las buenas expectativas del yacimiento de hidrocarburos no convencionales, Vaca Muerta, no es muy diferente. 

Según consdieran los especialisas, la resolución de estas cuestiones serán clave para el futuro desarrollo del sector.

SECCIÓN Politica
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR