Actualidad

El atentado en Francia impacta en las elecciones presidenciales del domingo: los candidatos radicalizan sus posturas y se tensa la campaña

21-04-2017 El Gobierno cruzó a la derechista Marine Le Pen, que promete "firmeza" frente al terrorismo. El centrista Macron criticó a los que proponen "riesgo cero". El izquierdista Mélenchon fue el único que no canceló sus actos electorales este viernes 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Es indudable que el atentado que sacudió a Francia impacta de lleno en las elecciones presidenciales que se realizarán el domingo, al centrar el debate en la lucha antiterrorista y tensar el final de la campaña.

Hasta el presidente estadounidense Donald Trump advirtió vía Twitter: "Otro ataque terrorista en París. El pueblo de Francia no tolerará mucho más de esto. Tendrá un gran efecto sobre la elección presidencial!". 

El ataque del jueves en París, reivindicado por el grupo “Estado Islámico”, se produjo en momentos en que los once candidatos estaban siendo entrevistados en televisión, en la recta final de una campaña muy disputada.

Según las encuestas, cuatro candidatos tienen posibilidades de calificarse a la segunda ronda que se celebrará el 7 de mayo: la aspirante de extrema derecha Marine Le Pen, el centrista Emmanuel Macron, el conservador François Fillon y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon

Los cuatros radicalizaron sus posturas desde que se conoció que un atacante mató a balazos a un policía e hirió a otros dos en la avenida de los Campos Elíseos. Por caso, los primeros tres suspendieron sus actos de campaña previstos para este viernes

La postura de los candidatos
Mélenchon fue el único de los cuatro candidatos con más chances de ingresar a una segunda vuelta que decidió mantener su agenda electoral este viernes. "La violencia no tendrá la última palabra", sentenció.

Como era de esperar, la referente de extrema derecha Marine Le Pen reiteró que si llega al poder será "firme" frente al riesgo terrorista. En su línea antinmigración, urgió a retomar "inmediatamente" el control de las fronteras dentro de la Unión Europea y a expulsar a todos los extranjeros fichados por presunta radicalización, en una postura similar a la que tuvo Trump durante su campaña en Estados Unidos.

"Esta guerra contra nosotros es incesante y despiadada", dijo la líder del Frente Nacional (FN), condenando la "monstruosa ideología totalitaria" detrás del atentado del jueves, cometido por un delincuente reincidente de 39 años obsesionado con la idea de atacar a las fuerzas de seguridad pero no conocido como islamista radical.

El gobierno de François Hollande acusó este viernes a Le Pen de "instrumentalizar para dividir, alimentar sin vergüenza el miedo con fines exclusivamente políticos".

El centrista Macron, de 39 años y acusado de falta de experiencia para manejar la amenaza terrorista, llamó a los franceses a no ceder al pánico y advirtió contra cualquier intento de capitalizar este ataque. 

"No existe el riesgo cero. Cualquiera que diga que con él o ella no habría tal riesgo es irresponsable y mentiroso", dijo Macron.  

"La amenaza será parte de nuestro cotidiano en los próximos años", aseguró, quien expresó su solidaridad con la familia del policía fallecido en el acto terrorista.

El atentado del pasado jueves ratificó los temores de los franceses que se agudizaron tras la ola de atentados yihadistas de los últimos dos años y medio.

Impacto incierto
Hasta el jueves, los votantes franceses estaban más preocupados por temas económicos como el desempleo o el poder adquisitivo pero sus prioridades factiblemente cambien tras el atentado, advirtieron los analistas.

Francia se encuentra en estado de emergencia y con su nivel más alto de alerta desde que comenzó en 2015 una ola de atentados terroristas, en los cuales han muerto más de 230 personas.

A principios de semana, las autoridades anunciaron haber frustrado otro proyecto de atentado con la detención el martes de dos hombres en Marsella, Clément Baur (23) y Mahiedine Merabet (29) y la incautación de armas y de tres kilos de explosivos.

Los candidatos a la presidencia habían sido alertados sobre la amenaza y se les había enviado las fotografías de los dos sospechosos a sus servicios de seguridad.

Al cierre de un consejo de defensa excepcional convocado por el presidente François Hollande, el primer ministro Bernard Cazeneuve instó a que "nada obstaculice la cita democrática" que los franceses tienen el domingo con las urnas, antes de una segunda vuelta el 7 de mayo.

El atentado
El jueves por la noche, un atacante abrió fuego con un arma automática contra una patrulla de policía, se cobró la vida de un policía, hirió a otros dos y sembró una ola de pánico en París. Luego, el  agresor fue abatido por la policía. Cerca de su cuerpo, las autoridades encontraron una nota manuscrita defendiendo al grupo Estado Islámico (EI).

El EI, responsable de la mayoría de atentados que han dejado 238 muertos en suelo francés desde 2015, reivindicó inmediatamente el ataque. 

Amaq, el órgano de propaganda de la organización extremista, indicó en un comunicado que uno de sus "combatientes", al que identificó como "Abu Yusef el Belga", fue el autor del tiroteo.

Sin embargo, según fuentes cercanas a la investigación, el atacante era un francés de 39 años, que hace más de 10 años ya había intentado matar a un policía.

La reivindicación del EI planteó en un primer momento dudas sobre la posibilidad de que un segundo atacante se hubiera dado a la fuga.

Las autoridades francesas indicaron el viernes que un hombre buscado por la policía belga, que presuntamente se hallaba en Francia desde el jueves, se había acercado a una comisaría de la ciudad belga de Amberes.

En un registro de su domicilio, la policía belga encontró armas, pasamontañas y un billete de tren para Francia que salía el jueves por la mañana.

Un símbolo parisino
La avenida de los Campos Elíseos, donde se produjo el atentado del grupo Estado Islámico, es, como la Torre Eiffel, uno de los emblemas de París, lugar de visita obligada de los turistas y centro de celebraciones parisinas.

Conocida como "la avenida más hermosa del mundo", sus dos kilómetros de largo unen el Arco de Triunfo con la plaza de la Concordia, en un recorrido repleto de palacios, teatros, tiendas de lujo y museos.

Cada año, la arteria más conocida de París se viste de gala para acoger grandes celebraciones como el tradicional desfile militar del 14 de julio o la llegada del tour de Francia. En otras ocasiones, la multitud se concentra de forma espontánea en esta  zona, como en 1998, después del triunfo de la selección francesa en el Mundial de fútbol.

Millones de personas visitan su mercado de Navidad y cientos de miles de parisinos y turistas celebran el fin de año en este paseo.

Los grandes y los pequeños acontecimientos históricos de Francia han pasado por los Campos Elíseos.

Este eje que va del este al oeste de la ciudad era antaño una sucesión de campos hasta que el espacio fue diseñado en 1670 por André Le Nôtre, el jardinero del rey Luis XIV.

Es por aquí que pasó en 1789 el cortejo de parisinos que fueron a buscar a Luis XVI a Versailles. Napoleón quiso hacer de este paseo una avenida triunfal y encargó el arco que lo limita en el oeste, en honor a sus fuerzas armadas, y que fue inaugurado en 1836 por el rey Luis Felipe.

Los soldados franceses desfilaron por primera vez por los Campos Elíseos el 14 de julio de 1915.

Y fue también en esta avenida que el general de Gaulle, el 26 de agosto de 1944, celebró la liberación de París.

En 1986 se produjeron dos atentados: el primero, el 3 de febrero, en la galería del Claridge, donde hubo un muerto y ocho heridos, y el segundo, el 20 de marzo, en la galería Point Show, que se saldó con dos muertos y 29 heridos.

El 14 de julio de 2002, un militante de extrema derecha intentó matar al presidente Jacques Chirac, con una carabina escondida en un estuche de guitarra, antes de ser desarmado por unos espectadores.


SECCIÓN Actualidad
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR