Actualidad

Condenan a Pablo García Aliverti a cuatro años de prisión, pero seguirá libre

21-04-2017 El periodista y locutor fue condenado por el delito de homicidio culposo agravado, por atropellar y matar al vigilador Reinaldo Rodas. "Nunca aceptó que mató a mi papá", le recriminó el hijo de la víctima                                   
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El periodista y locutor Pablo García Aliverti fue condenado este viernes a la pena de cuatro años de cárcel y ocho de inhabilitación para conducir, por el delito de homicidio culposo agravado por atropellar y matar al vigilador Reinaldo Rodas.

Aliverti arrastró a Rodas dentro de su auto a lo largo de 17 kilómetros en la ruta Panamericana el 16 de febrero de 2013, pero no irá a prisión hasta que la sentencia quede firme.

García, hijo del conocido periodista y locutor Eduardo Aliverti, escuchó el fallo del Tribunal Oral número 6 en la sala de juicio de los Tribunales de San Isidro, a donde también estuvieron la viuda y el hijo de Rodas.

Tras conocerse la sentencia, Catalina Ramirez, viuda del vigilador, aseguró: "estoy contenta en parte, porque fue condenado, pero yo esperaba que le dieran más años".

Las querellas habían pedido 15 años de prisión, mientras el fiscal del caso solicitó cuatro y la defensa de García su absolución.

El dolor de los familiares de la víctima
"Esperaba que se vaya a la cárcel con esposas", dijo Rodrigo Rodas, hijo de la víctima, de 18 años, apenas salió del Tribunal Oral N° 6 de San Isidro.

Allí este viernes escuchó la sentencia de 4 años para Pablo García Aliverti, que atropelló y mató a su padre, Reinaldo Rodas, mientras circulaba en bicicleta por la autopista.

El vigilador quedó con la cabeza sobre el asiento del acompañante y las piernas trabadas entre el capó y la palanca de cambios. García Aliverti lo embistió en el kilómetro 52 después de haber pasado toda la noche en una fiesta en la localidad bonaerense de Pilar.

Rodas, quien iba en bicicleta a su trabajo como vigilador del country Mapuche, murió en el acto.

"Tranquilo no estoy. Me hubiese gustado que tenga los huevos para pedirme perdón", señaló el hijo de la víctima.

"Nunca aceptó que mató a mi papá. Piensa que él no tuvo la culpa de nada", agregó Rodrigo en declaraciones realizadas horas después.

Catalina Ramírez, la viuda del vigilador, dijo en declaraciones a Clarín que ya no quiere “esperar más a que se haga Justicia. García tiene que pagar lo que hizo”.

SECCIÓN Actualidad
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR