Legales
"Ruta del dinero K": Leandro Báez dijo ser inocente y apuntó contra su padre
28-04-2017 El hijo de Lázaro Báez rechazó cargos en su contra por presunto lavado de dinero y evasión fiscal, ahora fortalecidos por la llegada de datos desde Suiza
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El menor de los hijos varones del detenido Lázaro Báez, Leandro, deslindó este viernes en su padre la responsabilidad por lo que ocurría en sus empresas, sostuvo que sus decisiones eran "inconsultas" y rechazó los cargos en su contra por presunto lavado de dinero y evasión fiscal, en un escrito presentado al ser indagado hoy por el juez federal Sebastián Casanello en la llamada "ruta del dinero K".

"Las decisiones en el grupo empresario fueron tomadas por Lázaro Báez en forma inconsulta y, por su estilo personalista, sin mediar diálogo alguno", sostuvo Leandro en el escrito entregado en el juzgado, en sintonía con lo que había sostenido en su primera indagatoria en la causa, el año pasado.

La presencia de Leandro Báez en los tribunales federales del barrio porteño de Retiro coincidió con la de su padre, trasladado desde la cárcel de Ezeiza para cumplir dos trámites: ratificar una denuncia presentada contra la AFIP por supuesta violación de secreto y notificarse de su procesamiento por asociación ilícita en la causa "Los Sauces".

Con fuerte custodia, Lázaro fue trasladado al juzgado del juez federal Claudio Bonadio, en el cuarto piso de Comodoro Py 2002, piso en el que también estaba su hijo Leandro, en la indagatoria con Casanello.

Sin embargo, no hubo saludos ni encuentro porque, en lo formal, no se había pedido autorización para ello, necesaria porque Lázaro está preso y bajo custodia del Servicio Penitenciario Federal.

Leandro escuchó los cargos en su contra, entregó un escrito y no respondió preguntas, tras la lectura de la imputación que lo señala como "beneficiario" último de dos cuentas abiertas en Suiza por empresas que para la Justicia buscaron esconder dinero ilegal del grupo Báez.

En esas cuentas figuran como últimos beneficiarios los cuatro hijos de Báez.

"Soy absolutamente ajeno a lo señalado en torno a la obra pública y la evasión fiscal", agregó Leandro Báez en el escrito que entregó en su indagatoria.

Asesorado por su abogado Julián Schettini, Leandro aludió a un "pendrive" llegado desde la Justicia suiza con datos sobre las cuentas bancarias pero advirtió que parte de la información está en francés y que aún "no ha sido traducida".

"Me resulta imposible responder sobre un documento escrito en un idioma que desconozco", explicó en el escrito.

No obstante, advirtió que, según lo que logró leer, "no existe siquiera una mención" a su persona.

"Se me atribuye haber participado en un entramado societario para realizar operaciones de lavado de dinero. Niego semejante imputación, no existe un cuadro probatorio que merezca la atribución del confuso hecho que se me atribuye", sostuvo.

En ese marco, reiteró que sólo fue director suplente en empresas de su padre y a su pedido, y que asumió en el directorio de Austral Construcciones cuando Lázaro Báez quedó preso, hace poco maś de un año, pero aclaró que renunció el 11 de abril pasado.

En el marco de este expediente, la semana próxima deberán presentarse también sus hermanos Martín, Melina y Luciana ante Casanello para ser indagados por los mismos delitos.

La ronda de indagatorias ordenadas a raíz de la información llegada desde Suiza que dio cuenta de maniobras de lavado de activos provenientes de ilícitos en la obra pública adjudicada a Báez y evasión tributaria comenzó el jueves con el financista Fabián Rossi, ex marido de la vedette Ileana Calabró.

En la imputación, el juez aludió a un "amplio escenario de corrupción institucional" investigado ya por el juez federal Julián Ercolini en la causa donde procesó a Báez y a la ex presidenta Cristina Kirchner por el direccionamiento ilegal de la obra pública en Santa Cruz a favor de las empresas del detenido.

También, a una millonaria evasión tributaria mediante el uso de facturas falsas, para disimular falsos costos y sobreprecios en la obra pública.

Los hijos de Báez Leandro, Luciana, Melina y Martín Báez figurarían como "beneficiarios finales" en dos cuentas abiertas en el J SafraSarasin bank de Suiza, por la firma "Wodson International" , que la Justicia sospecha vinculada a "Helvetic Services Group", cuya propiedad se atribuye al detenido Lázaro.

A su vez, tendrían la misma condición en otra cuenta abierta también en el J Safra Sarasin de Suiza por la firma "FromentalCorp", constituída en el 2011 en Panamá y en cuyo directorio figurarían Jorge Chueco y Daniel Perez Gadín, abogado y contador de Báez respectivamente.

En total, la Justicia apunta a doce sociedades formadas para abrir cuentas en paraísos fiscales, Panamá y Suiza principalmente, con el objetivo de montar una "estructura jurídica y societaria" para lavar dinero en el país y en el exterior proveniente de ganancias ilegítimas del grupo Báez. a través de la corrupción en la obra pública kirchnerista, como dio por probado otro juez, Julián Ercolini, y de la evasión tributaria mediante el uso de facturas falsas.

En la investigación se concluyó, en relación a fondos ilegales que entre 2009 y 2012 la empresa insignia de Báez, Austral Construcciones, declaró costos falsos para sus obras y que esto se respaldaba con facturas falsas.

En ese marco, se calcula que se fugaron unos u$s60 millones, de los cuales unos u$s32 millones se reintrodujeron al país mediante la compra venta de bonos pero, se advirtió en base a información llegada desde Suiza, otra parte de ese dinero seguiría oculto en el entramado societario investigado ahora.

SECCIÓN Legales