Finanzas
Expectativa en los mercados por el primer balance de Apple en la era Trump
02-05-2017 La mayor firma del mundo por capitalización bursátil anunciará sus resultados al cierre de la rueda de Wall Street. Dudas sobre la evolución del dividendo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La empresa más grande del mercado por su tamaño en bolsa, la estadounidense Apple, presenta hoy martes, al cierre de Wall Street, sus resultados del segundo trimestre fiscal de 2017 -comprende los tres primeros meses del ejercicio-. 

La presentación actualizará la situación financiera de la empresa hasta ese periodo y, según la opinión de los analistas que recoge Bloomberg, confirmará el menor incremento en el dividendo que reparte la compañía desde el año 2014: los 0,62 dólares que se espera que retribuya la firma este trimestre suponen un avance del 8,7% respecto al año anterior, cuando repartió 0,57 dólares en el trimestre.

Este incremento es el más lento en tres años, desde que en 2014 la firma de la manzana lo aumentase menos del 8%. Durante los dos últimos años, 2015 y 2016, el incremento ha sido del 10,6 y 9,6%, respectivamente. En porcentaje, la retribución dejará una rentabilidad anual al inversor de casi el 1,7%.

El beneficio por acción -BPA- de la empresa durante este periodo alcanzará los 2,02 dólares, según los analistas, lo que supondría un aumento de más del 6,3% respecto al año pasado, cuando alcanzó los 1,9 dólares. Sin embargo, es un retroceso frente al mismo trimestre de 2015, cuando la compañía presentó 2,33 dólares, un 15% más de lo que se espera en esta ocasión. El beneficio neto, por otro lado, se espera que sea de 10.660 millones de dólares, un 22% menos que en el mismo periodo de 2016.

250.000 millones en caja
Uno de los aspectos más importantes de esta presentación es el dato de caja que tiene la empresa. A finales de enero, según el director financiero de la empresa, Luca Maestri, Apple contaba con un total de 246.100 millones de dólares en sus arcas, la tesorería más grande del planeta. Para esta presentación, desde The Wall Street Journal destacan que la empresa anunciará haber superado la cota de los 250.000 millones, pero más del 90% está fuera del país.

Es por ello que los inversores en la firma llevan tiempo con un ojo puesto en la propuesta de Donald Trump de rebajar el impuesto de repatriación de capitales desde el 35 hasta el 10%. Con la fiscalidad actual, la caja sería inferior, en torno a u$s165.000 millones, ya que se contabiliza la que la empresa tendría una vez lo repatríe a Estados Unidos. Es una diferencia más que destacable para el inversor, y más teniendo en cuenta que, según Maestri, la empresa pretende retribuir al inversor con ello. El pago, si se repartiese todo, sería cercano al 30% de la inversión.

 

SECCIÓN Finanzas