Legales

Un solo diputado votó en contra de limitar el 2x1 a represores: quién es y cuáles fueron sus argumentos

10-05-2017 La Cámara baja aprobó casi por unanimidad el proyecto común del oficialismo y la oposición y lo giró al Senado que se prepara para convertirlo en ley en una sesión esprés. El salteño Alfredo Olmedo se opuso. Cómo justificó su rechazo a la iniciativa
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La Cámara de Diputados aprobó este martes casi por unanimidad un proyecto que busca limitar el beneficio del 2×1 a detenidos por delitos por lesa humanidad.

Hubo 211 votos afirmativos, uno negativo y cero abstenciones.

Alfredo Olmedo fue el único legislador que se expresó en contra de la iniciativa que consensuaron el oficialismo y la oposición en respuesta al fallo de la Corte Suprema.

"La solución para que termine todo esto es que como los juzgaron a los militares, también tienen que juzgar a los terroristas. Ahí va a haber una igualdad", justificó el diputado cercano al macrismo, que quebró la unanimidad en el recinto.

"Fue una guerra. Para cerrar la grieta, hay que equipar la Justicia para ambas partes. Tienen que abrir las causas a los terroristas", insistió.

La semana pasada, el diputado había pedido una sesión especial para tratar este miércoles distintos proyectos sobre pena de muerte y castración química de violadores, entre otros temas.

En esa oportunidad, Graciela Burgos (UCR) cuestionó a su par y remarcó que "el Congreso no es una bandeja de disc jockey donde se pueden mezclar discrecionalmente leyes sin un tratamiento previo ni trabajos de consensos".

En la sesión de este martes, Olmedo pidió una moción de privilegio para responderle a Burgos: "No soy disc jockey, soy un diputado y me votó el 32% de los salteños".

Sígame tratando de payaso: estoy tratando las cosas que el pueblo quiere que resolvamos", dijo el legislador de Salta Somos Todos. También le contestó a Néstor Pitrola, quien lo había llamado "fascista" por las iniciativas que presentó.

Otros pedidos polémicos
Días atrás, el diputado, del bloque Salta Somos Todos, siempre con su tradicional campera amarilla, ya había sido noticia cuando pidió una sesión especial para tratar proyectos como la pena de muerte y la castración química de violadores, y como era de prever, estalló un escándalo.

"Pedí pena de muerte para los femicidas. Corta la hago. Si un hombre mata a una mujer y a la inversa, porque también hay casos, pena de muerte. Para qué vamos a sostener a alguien (en la cárcel)", había dicho el diputado en abril, miembro de unas de las familias más ricas de Salta, vinculada a la soja.

También se ha pronunciado contra los piquetes y los paros: "Presenté un proyecto de ley para que los paros se hagan sábado y domingo, para no molestar a los que queremos trabajar".

Desde su bloque unipersonal, fue un ferviente defensor, en la Cámara Baja, de las carreras de galgos y se opuso a la prohibición. Llegó a presentar un proyecto para dedicarle "el mayor de los éxitos" a Donald Trump.

Años atrás hizo polémicas declaraciones contra el matrimonio igualitario: "Tengo la cola cerrada y la mente abierta".

Olmedo, también es conocido por pedir la vuelta del Servicio Militar Obligatorio, ya que considera que ese es el único camino para sacar a los jóvenes de la calle y enseñarles un oficio para, según él, "enseñarles la cultura del trabajo".


SECCIÓN Legales