Legales
Los inquilinos del país buscan conformar su propio sindicato "para frenar abusos"
15-05-2017 La iniciativa es impulsada por un Frente que conforman 14 organizaciones de distintas provincias del país. A fin de mes realizarán un plenario en Capital
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Mientras en el Congreso de la Nación se debate por una ley de alquileres, los inquilinos buscan tener su propio sindicato, como sucede desde hace varios años en ciudades de Europa y Estados Unidos.

La iniciativa, impulsada por el Frente Nacional de Inquilinos que conforman 14 organizaciones de distintas provincias del país, comenzó a gestarse hace unos años y a fin de mes empezará a tomar forma en un plenario que se realizará en la ciudad de Buenos Aires.

Allí, buscarán definir cómo avanzar en su conformación, para dar institucionalidad a las políticas que buscan “frenar los abusos del sector inmobiliario y defender los derechos de quienes alquilan”, que se estima ronda en seis millones de personas, explican.

“Necesitamos que se entienda que los inquilinos somos trabajadores y que las relaciones patrón-empleado y propietario-inquilino tienen muchas cosas en común. Hoy, un 60% del salario se va en el pago del alquiler”, explica Gervasio Muñoz, referente de Inquilinos Agrupados CABA, y  que integra el Frente Nacional.

“Si seguimos dejando que el mercado regule los precios, los inquilinos no van a poder pagar los alquileres, por eso es tan importante que salga la ley de alquileres, que hoy está en una situación compleja”, agregó.

En países como España, donde en Barcelona acaba de crearse el sindicato, por ejemplo, son los propios inquilinos, a través de sus representantes gremiales, quienes negocian  directamente las condiciones de  los alquileres.

En ese contexto, el año pasado los representantes del Frente Nacional se reunieron con los españoles, donde compartieron experiencias locales, como la comunidad que se creó hace menos de un año en la ciudad de Buenos Aires, mediante la cual los inquilinos acceden gratuitamente a un carnet que les da descuentos en actividades de tipo cultural y servicios.

Junto a ellos y otras organizaciones y sindicatos internacionales (en Europa hay una unión que las nuclea), firmaron un documento conjunto que presentarán en los próximos días, donde se pone el foco en las causas económicas que llevan a que la situación de la vivienda sea una problemática mundial. Además, buscan que el papa Francisco los reciba en una audiencia.

Esta semana, la Cámara de Diputados comenzó a discutir ocho proyectos de ley que buscan dar mayores beneficios a los inquilinos. Entre éstos está el proyecto del Frente de Inquilinos, que ya cuenta con media sanción del Senado y estipula, entre otras cosas, que los alquileres sean de tres años, y que los precios de las viviendas se regulen por el salario y la inflación.

Si bien en el Senado el oficialismo votó a favor del proyecto, ahora los diputados de Cambiemos presentaron otro proyecto, con menos beneficios en puntos como la regulación de precios, por ejemplo. “Lo que buscan es dilatar la discusión para que no salga ninguno”, dice Muñoz a Perfil.

 

SECCIÓN Legales