Finanzas

Guía para ahorristas: qué son las Lebac y cómo comprarlas

17-05-2017 Las Letras del Banco Central permiten sacar hasta 5 puntos porcentuales más que en un plazo fijo, pero hay que invertir montos elevados para que no pese tanto la comisión                                                                 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Cada vez que el Banco Central sube las tasas de las Lebac y todos hablan de "bicicleta", los ahorristas vuelven a preguntarse qué negocio se están perdiendo.

El negocio que busca desmitificar la entidad que maneja Federico Sturzenegger es el que consiste en vender dólares para comprar Lebacs, suponiendo que la divisa se mantenga quieta como viene sucediendo en los últimos meses.

A continuación una guía para entender un poco más de qué se trata:

Qué son las Lebacs
Las Letras del Banco Central (Lebac) son títulos de deuda en pesos que emite la entidad monetaria y que tienen diferente plazo de vencimiento, que puede ir de 35, 63, 91 a 270 días.

Cuando vence ese plazo, se pagan tanto el capital como el interés. Es muy parecido a un plazo fijo, solo que se compra un título. Anteriormente, el Central las ofrecía una vez por semana, pero desde este año la licitación es mensual y se realiza el tercer martes de cada mes.

Sin embargo, aunque se haya pasado la fecha de licitación, existe un mercado secundario, esto es que se pueden comprar en el mercado, como se compran las acciones o bonos, aunque los costos pueden variar si se elige esta última opción.

Cómo saber cuál es la tasa
El Banco Central fija la tasa en cada licitación, a partir de las ofertas que recibe y la necesidad de quitar pesos del mercado. Hay un tramo competitivo, en el que bancos y grandes inversores hacen sus ofertas (mayores a $ 1 millón) y la entidad monetaria acepta o rechaza las tasas y montos ofrecidos. Una vez que se definen esos valores, hay un tramo no competitivo, en el cual los inversores aceptan la tasa fijada por el tramo competitivo. En este último tramo ingresan los ahorristas minoritarios.

Ventajas frente a un plazo fijo
Actualmente, la tasa de Lebacs, que esta semana se definió en 25,5% a 35 días (subió 1,25 puntos porcentuales respecto del mes pasado), está por encima de los plazos fijos, cuyos valores oscilan entre 17 y 18%. Todo esto sin calcular los costos de operar las Lebac.

Cuál es la comisión
Aunque algunos bancos también ofrecen a sus clientes operar con Lebac, una transacción que se puede hacer por homebanking, los brokers o casas de Bolsa cobran entre 0,1% (para clientes habituales y montos elevados) hasta 0,5% por cada renovación de Lebac.

La comisión mínima por una operación es de $250, por lo que aconsejan que -para que realmente haya una diferencia con un plazo fijo- el mínimo a invertir ronde los $100.000. “La comisión para el que recién comienza a operar es de 0,25% por renovación”, cuenta Mauro Mazza, de Bull Market Brokers.

Por eso, sugiere comprar Lebac a plazos más largos (63 o 91 días, con tasas de 25,25% y 24,96%, respectivamente, según la licitación del martes) para que la comisión no pese tanto. Es que, si se suma este gasto, la tasa real que recibe el ahorrista ya no es 25,5% sino más cerca de 23% (que igual sigue estando 5 puntos por arriba del plazo fijo). Cuánto más plata se pone, más baja es la comisión y mejor es la tasa efectiva real que se obtiene.

Los requisitos para operar son básicos: DNI y un servicio a nombre del cliente para crear una cuenta comitente, además de hacer la transferencia del dinero en forma electrónica, señala Clarín.


SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR