Economía

En 2017 aumenta la nómina de personal en una de cada tres empresas

01-06-2017 Mientras que en algunas ramas se registran fuertes reducciones, otras se muestran activas en contrataciones, tanto por nuevos negocios como por la búsqueda de perfiles que hasta hace poco no existían. El Gobierno se entusiasma con los rubros dinámicos y el debate sobre empleo gana temperatura
Por Federico Mc Dougall
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
"No nos tocó una época cualquiera. Vemos la velocidad con la que se están destruyendo los empleos tradicionales. Pero también se están creando nuevos".

Esta frase bien podría haber sido pronunciada por un "gurú" del management o de las nuevas tecnologías, como una respuesta a la reconfiguración que ya tiene lugar en el mercado laboral a manos de la robótica y la inteligencia artificial.

Pero no. Fue pronunciada por el presidente Mauricio Macri este martes, en el marco de la inauguración de la Expo Empleo Joven en La Rural, una feria organizada por el gobierno de la Ciudad, destinada a chicos de entre 18 y 29 años que buscan su primer trabajo.

Las casi 200 empresas que participaban, buscaban cubrir 10.000 vacantes, según se informó oficialmente.

Se esperaban alrededor de 100.000 personas en dos días, pero algunos reportes aseguran que se llegó a triplicar esa cifra y que la fila de ingreso al predio daba una doble vuelta por la Avenida Santa Fe, a la altura de Plaza Italia.

No debería sorprender este suceso si se tiene en cuenta que los jóvenes son uno de los grupos más vulnerables y con mayores dificultades para insertarse en el mercado laboral en todo el mundo.

Asimismo, en la Argentina todas las semanas se conocen casos de cierres de empresas y fábricas, que siguen dejando a sus empleados en la calle.

Sin embargo, esa "sensación térmica" contrasta con el optimismo del Gobierno y con los números de la Anses, que marcan una leve recuperación en la generación de puestos de trabajo.

A contramano de las noticias que hablan de una nueva ola de despidos, oficialmente se informó que en marzo se generaron 113.000 nuevos empleos respecto del mismo mes del año anterior, al tiempo que el número se eleva a 271.000 si el comparativo se traza en relación con igual período de 2015.

Los datos corresponden al Sistema Integral Previsional Argentino (SIPA) y a la encuesta de indicadores laborales. Los mismos señalan que en el sector privado, los rubros que registraron una variación interanual positiva fueron construcción (6,7%), comercio (2,9%) y servicios comunales (1,2%).

El sufrimiento de las ramas "tradicionales"
Las palabras de Macri respecto de la pérdida de puestos en los sectores tradicionales dejaron una duda.

No especificó si esa situación es percibida por el Gobierno como algo coyuntural que podrá ser revertida en la medida en que la economía retome el crecimiento o si, aun en un escenario de recuperación, seguirán sufriendo porque sus problemas de competitividad son de tipo estructural en el nuevo escenario económico.

Sin embargo, más allá del esfuerzo oficial por matizar las cifras, lo cierto es que las malas noticias no cesan.

Sucede que, al mismo tiempo que se informaba sobre el crecimiento en el empleo formal, otro indicador oficial daba cuenta de una nueva caída en la actividad industrial.  

Con el 2,3% negativo que midió el INDEC para abril, se acumulan ya 15 bajas consecutivas. El dato coincidió con las noticias de pérdidas de 160 de puestos por el cierre de tres fábricas.

La empresa petroquímica Carboclor anunció el lunes que baja las persianas dos plantas situadas en el partido de Campana. Esa decisión conlleva la desvinculación de unos 120 trabajadores. La firma presentó ante el Ministerio de Trabajo un trámite de "procedimiento preventivo de crisis".

Por otra parte, la empresa Quilmes (compañía propietaria de la marca Pepsi en el país) decidió el cierre de la embotelladora de esa gaseosa que funcionaba desde hace más de cuatro décadas en la localidad de Trelew, provincia de Chubut. Tras esa decisión, cerca de 50 familias se vieron afectadas.

Las autoridades de la cervecería notificaron, al no poder hacer frente a los costos, desactivarán el establecimiento y centralizarán las operaciones en la unidad ubicada en Pompeya.

A estos dos rubros se suma el textil, uno de los más golpeados en abril, con una caída de casi 24%. Un descenso que también está teniendo su correlato en el cierre de compañías.

El secretario de la Asociación Obrera Textil, Jorge González, ratificó que la crisis no hace más que profundizarse en el sector.

Según comentó, días atrás hubo 76 retiros voluntarios en Calzados Catamarca y confirmó que ya es un hecho que la fábrica Yersiplast dejará de producir en esa provincia.

"Sigue habiendo mucha importación y las empresas siguen produciendo menos. Hay numerosos factores que influyen para que esto siga mal: se paga más por la energía, el gas y el agua; las ventas no levantan y esto pega en el último eslabón, que somos los trabajadores", diagnosticó el dirigente sindical.

El martes -el mismo día en que Macri pronunció su frase sobre la destrucción de puestos tradicionales y la creación de "nuevo empleo"-, directivos de la empresa Biagro arribaron a Tierra del Fuego y comunicaron el cierre definitivo de la planta ubicada en la ciudad de Río Grande.

La crisis en diversos sectores de la economía -algunos ya empezaron a repuntar pero otros agudizaron su caída- no hizo más que agudizar los clásicos conflictos sindicales.

La UOM había anunciado una serie de paros rotativos para este jueves y viernes, segun anunció su secretario general, Antonio Caló, luego de que fracasara una nueva reunión paritaria.

Sin embargo, sobre tiempo de descuento, pudo acordar un 22% más dos sumas fijas -de $2.000 cada una- que llevaría ese porcentual al 24%.

Se trata de una paritaria clave, ya que comprende a unos 220.000 asalariados

"Brotes verdes" laborales
Frente a la crisis que atraviesan algunas ramas de actividad, también es cierto que, en simultáneo, hay otras que están agrandando sus nóminas de empleados y tienen planes de expansión. 

La consultora Hidalgo & Asociados, especializada en reclutamiento, revela que hay áreas en las que se están generando nuevos negocios y que requieren perfiles que hasta hace muy poco directamente no existían.

Los datos sobre desempeño de las empresas en los primeros cinco meses de 2017 muestra un panorama más alentador, que podría asimilarse con el diagnóstico presidencial sobre el dinamismo de los rubros "no tradicionales".

"El análisis muestra que el 2017 arrancó a paso lento, pero que la oferta de empleo apretó el acelerador en estos últimos meses", evaluaron desde la consultora.

De más de 130 empresas encuestadas en todo el territorio nacional, casi una de cada tres asegura haber incrementado sus contrataciones en ese período, mientras que sólo un 10% indicó haber reducido su plantilla.

Al evaluar esta situación, Laura Bitocco, gerenta de la consultora, resumió que "no existió en el primer cuatrimestre de 2017 un 'boom' o reactivación inmediata sino, que se trató de un fenómeno progresivo y gradual", asociado con las mejores expectativas para el corto plazo.

El dato clave es que la mejor performance se observa en ramas como:

- Telecomunicaciones

- Química

- Laboratorios y Farmacéutica

- Consumo masivo

- Automotriz

- Autopartista y salud

A su vez, dentro de las mismas, las contrataciones más relevantes se dan en aquellas áreas con fuerte componente de innovación.

¿Acaso ya comenzó a gestarse entonces la generación de nuevo empleo de manera sólida? Si bien la consultora no arriesga una respuesta concluyente, sí destaca que ciertas especializaciones vuelven a gozar de buena demanda.

Las búsquedas se están haciendo más visibles en los departamentos de sistemas y producción. "Las proyecciones continúan siendo favorables para lo que resta del año", indican desde la consultora.

La investigación de Hidalgo & Asociados también relevó datos respecto de la evolución del negocio durante los primeros cinco meses de 2017: 

- El 21% de las firmas afirmó que la situación mejoró con respecto al último periodo del año pasado

- En tanto, un 63% indicó que logró que se mantenga igual

Al trazar un comparativo, se observa que en igual período del 2016, el mismo estudio había consignado que menos del 10% daba cuenta de una mejoría.  

"El segundo semestre finalmente está llegando, lentamente pero sin pausa", opinó Bitocco.

Aquellas que crecieron en estos meses lo atribuyen, especialmente, a dos motivos: la mayor demanda de productos y servicios y -principalmente- a las políticas específicas puestas en marcha por el Gobierno para favorecer a sectores determinados.

Sin embargo, no hay que perder de vista que, más allá de este optimismo, las inversiones continúan siendo una cuenta pendiente, dado que no muestran un cambio de tendencia.

Más de un 70% de los directivos de empresas que participaron de la investigación reconocieron no haber incrementado el monto de los desembolsos.

Esto mismo va en línea con los grandes números oficiales: según relevó la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, desde fines de 2015 se anunciaron públicamente 455 proyectos por casi u$s61.000 millones.

Sin embargo, de ese total, sólo se habrían concretado 34 iniciativas por u$s3.050 millones, cerca del 5% del total.

Esta cuenta pendiente por cierto, forma parte de la Argentina "dual", esa que preocupa al macrismo por los despidos, pero que también lo entusiasma, de la mano de la tímida creación de empleo, especialmente en sectores innovadores.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR