Management

En el 90% de empresas argentinas hay empleados que cobran más que los jefes

16-06-2017 El solapamiento se profundizó en la primera parte del año sobre todo por empresas que no trasladaron los aumentos de los agremiados a los no convencionados
Por Paula Krizanovic
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El solapamiento salarial habría tocado en la Argentina un nuevo techo en el primer semestre de este año, de acuerdo al último Informe de Compensaciones, Beneficios y Proyecciones de Hucap. 

Según los datos relevados en 122 compañías que respondieron en mayo, el 90% de las empresas presentan casos en los cuales los empleados de menor jerarquía tienen mejores aumentos que los que perciben sus jefes y los ejecutivos de niveles superiores.

La elevada inflación que experimenta la economía local en los últimos años llevó a que los ajustes de salario se realizaran en más de un pago y de manera diferenciada, con porcentajes de incrementos mayores para los agremiados que para quienes están fuera de convenio.

En ocasiones, empleados de categorías inferiores terminaban cobrando salarios superiores a los de sus jefes directos.

La edición de mayo del informe de HuCap muestra que por primera vez desde que se realiza este relevamiento (desde 2010) el fenómeno se detecta en el 90% de las empresas.

"Si bien en las últimas cuatro ediciones, en promedio el 84% de las empresas manifiesta impacto directo del solapamiento, el porcentual en sí mismo no se seguía incrementando, dado que las empresas trasladaban el porcentual acordado con el personal convencionado al fuera de convenio", indica el reporte.

Las empresas consideran que la diferencia porcentual mínima que debería haber entre el personal de convenio y su supervisor inmediato debería ser de entre 20% y 25%, cuando en realidad el porcentaje de solapamiento en la primera línea de supervisión en promedio es del 19,9 por ciento.

De las compañías alcanzadas por esta problemática, la mayoría (66%) lo nota en entre un 11% y un 20% de las posiciones sin convenio

En HuCap concluyen que, más allá de que este año los agremiados recibirán en promedio aumentos salariales de 23,9% -de acuerdo al análisis de los acuerdos paritarios cerrados hasta el momento- y los ejecutivos obtendrán un alza de 24,3%, el problema del solapamiento no comienza a resolverse.

Sucede que "no todas las empresas pudieron trasladar a los Fuera de Convenio dicho incremento, producto de la situación económica", remarcaron.

Esa situación está determinada por una inflación que las firmas privadas estimaron en torno al 21% y 23% anual, déficit fiscal, atraso cambiario y una importante retracción del consumo.

En ese marco, pocas actividades muestran un repunte. La consultora señala los casos de la industria automotriz, la construcción, producción agrícola y exportación, etc.

En tanto, señalan, "las Pymes siguen siendo la más afectadas de esta lenta recuperación".

Negociaciones
El cambio este año en materia de compensaciones está marcado por un entorno de negociación paritaria diferente al de años anteriores.

"La mayoría de los gremios cerraron una pauta única, pero el acuerdo contempla una 'cláusula gatillo', la cual deja el escenario de juego abierto, en función del desarrollo de los índices publicados por el INDEC", indicó la consultora.

Remarcaron además que la mayoría de las paritarias cerradas quedaron por encima del 17% de inflación estimado por el Gobierno.

Los incrementos para los sindicalizados, que serán de 23,9% en promedio, generaron una brecha de entre cuatro y seis puntos porcentuales respecto de las expectativas de ambas partes, "motivo por el cual no se desarrollaron ni se esperan grandes conflictos en lo que a temas salariales".

Quedan aún por definirse los acuerdos de sectores que marcan tendencia como es el caso de los camioneros, los trabajadores de los rubros de alimentos y neumáticos, quienes piden aumentos por encima de la pauta oficial establecida.

"La negociación podría complicarse ya que los mismos van por pautas superiores a los 30 puntos porcentuales", advirtieron.

Otros indicadores
De acuerdo al relevamiento de HuCap, el 12% de las empresas encuestadas planea aumentar su dotación en 2017.

La mala noticia en este caso es que aún un 14% está pensando en una potencial disminución de la plantilla de empleados, mientras un 74% manifestó que la mantendrá sin cambios.

Asimismo, un 66% de las compañías piensan liquidar el bono para ejecutivos conforme a lo previsto según sus políticas de compensación, dos puntos menos que los que se hallaban en esa situación en noviembre de 2016 y 10% menos que en mayo de ese año.

Este dato se asocia "al impacto del contexto económico, menor consumo y crecimiento de costos en las organizaciones", aseguran desde la consultora.

En consecuencia, el 34% de las corporaciones manifestó que tendrán que rever su política y montos de bono a la baja.

Del universo del 66% que planean liquidarlo conforme a lo previsto, un 12% mejorará los montos finales percibidos por los colaboradores en relación a lo que a variables de negocio y perspectivas se refiere.

SECCIÓN Management