Finanzas

Es oficial: el Gobierno emite un bono a 100 años por u$s2.750 millones a una tasa de interés del 7,9%

19-06-2017 El Ministerio de Finanzas anunció este lunes que emitirá una deuda en dólares a un plazo inédito para la Argentina: un siglo. Mientras el titular de la cartera, Luis Caputo, asegura que la operación evidencia "la confianza" del mundo "en el futuro del país", en la oposición se acumulan las críticas 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Gobierno emite un bono a 100 años por un monto de u$s2.750 millones a una tasa de rendimiento del 7,9%, que estuvo ligeramente pode debajo de la par, y con un cupón de interés de 7,125%.

Con esta operación, la Casa Rosada busca mostrar la confianza del mercado en la normalización de la economía argentina. 

La información fue difundida por el Ministerio de Finanzas a través de un comunicado en el que sostuvo que se busca “asegurar el financiamiento en las mejores condiciones posibles para el crecimiento de la economía y la generación de empleo”.

Según la cartera que encabeza Luis Caputo, “a pesar de la incertidumbre actual en los mercados internacionales, el Gobierno demuestra, gracias a su gestión, la capacidad de obtener financiamiento a muy largo plazo y a las tasas nominales más baja de la historia argentina”.

Los países que emitieron una deuda tan extensa en el tiempo integran un grupo reducido. Entre ellos se destacan México, Bélgica, Irlanda, China, Dinamarca o Suecia

“Estamos más cerca de países normales como Bélgica o México que de Venezuela, con quien el gobierno anterior solía endeudarse a 5 años de plazo y a tasas de un 15%. Es un sello de confianza no sólo en esta Administración sino también en el futuro del país”, agregó el titular de Finanzas.

El Ministro resaltó que la operación muestra “prudencia y responsabilidad: estamos aprovechando un momento de tasas muy bajas a nivel mundial y es importante, entonces, balancear los plazos de endeudamiento”.

Caputo agregó, además, que “no hay que perder perspectiva; lo que pagamos en esta emisión es lo mismo que pagaba Estados Unidos por su deuda a largo plazo en la década de los '90". 

“Financiarse a largo plazo y con tasas bajas es hacer una gestión responsable y cautelosa de nuestra deuda”, añadió.

Reacciones
El bono en dólares a un plazo de 100 años que anunció el ministerio de Finanzas ya genera todo tipo de reacciones.

Apenas se comunicó la noticias -se hizo un adelanto a través de Twitter-, dirigentes políticos y especialistas salieron a sentar su posición públicamente. 

Mientras desde el Gobierno califican el acontecimiento como un “hecho histórico”, desde la oposición se acumulan críticas.

El exsecretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, calificó la emisión del bono –es el primero en la historia que se emitirá por semejante plazo- como "un delirio importante". 

Para el excanciller Jorge Taiana, “estamos hipotecando nuestro futuro".

En la misma línea se manifestó el exministro de Economía, Axel Kicillof: "Así no se puede seguir. El gobierno de (Mauricio) Macri se dispone a colocar deuda por un siglo. Sí, ¡100 años! Deuda que se va a pagar por 10 generaciones", escribió. 

Según dijo el exfuncionario y actual diputado kirchnerista, "Macri piensa emitir a una tasa que nos va a hacer pagar hasta 8 veces el capital que nos prestan".

En el ámbito económico reina la mesura.

El exsecretario de Finanzas, Miguel Kiguel -en cuya gestión se analizó emitir un bono similar- dijo que "es un tema más simbólico que concreto, para mostrar que el mercado está; si hay una expectativa de baja de la tasa de los bonos argentinos, es muy largo".

El economista José Luis Espert aclaró que no le preocupa tanto el nivel de emisión ni la tasa, sino que exista conciencia de que la Argentina tuvo 56 años de déficit en 60 años.

Otro economista, Agustín D'Atellis, evaluó que el endeudamiento "va a costar mucho". 

Daniel Marx aseguró que "si uno piensa que la Argentina está pagando una tasa relativamente alta, yo sería cauteloso al fijar una tasa alta, pero a la vez es bueno despejar el futuro refinanciamiento de la Argentina".

Anuncio
Según trascendió en el ámbito financiero, el gobierno de Mauricio Macri habría negociado la colocación con los bancos HSBC, Citibank, Santander y Nomura.

Por la mañana, los ministros Caputo y su par de Hacienda, Nicolás Dujovne, realizaron una conferencia telefónica con inversores internacionales para terminar de "vender" el bono.

Entre los compradores hay fondos institucionales de Nueva York, Boston, Los Angeles y Londres.

Con esta jugada, el gobierno intenta transmitir un golpe de efecto y búsqueda de confianza por parte de los grandes jugadores del mercado financiero.

Operadores del sistema financiero estiman que este bono será utilizado por la administración de Mauricio Macri para apuntalar el Presupuesto ante el abultado déficit fiscal y también para refinanciar vencimientos de deuda. 

Condiciones financieras
El mismo día del anuncio, el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) estimó que "las condiciones financieras (ICF) volvieron a mejorar y son las más favorables en casi 10 años", a raíz de una "importante mejora en las condiciones externas, en tanto las locales tuvieron un tenue retroceso".

"En mayo el ICF mejoró tenuemente, avanzando 3.6 puntos respecto a abril, y alcanzó los 64.1 puntos, superando así los recientes registros y marcando el mejor registro desde julio de 2007", indicó la entidad este lunes en su reporte correspondiente al mes pasado.

Las condiciones financieras "se ubican en zona de confort hace once meses consecutivos, mientras la actividad económica prácticamente en el mismo período lleva acumulado tres trimestres seguidos con crecimiento respecto al trimestre anterior", agregó el informe.

Para el IAEF, "las condiciones locales tuvieron un leve deterioro mensual, tras una tenue caída de los depósitos en dólares y la liquidez de largo plazo, en tanto las condiciones externas volvieron a mejorar, tal como viene sucediendo en forma consecutiva tras el triunfo de (el presidente de Estados Unidos, Donald) Trump, por una mejora en la liquidez global y mayor confianza en el mercado accionario en Estados Unidos".

"Es un resultado destacable, en tanto la economía argentina siempre creció cuando las condiciones financieras permanecieron en zona de confort durante un lapso prolongado", remarcó la entidad”.


SECCIÓN Finanzas