Management

Cómo causar un impacto positivo en los primeros días de un nuevo trabajo

26-06-2017 Expertos internacionales en gestión de talento recomiendan cuatro pasos fundamentales para generar vínculos y dar una buena impresión inicial
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Las primeras impresiones resultan vitales a la hora de la inserción en un nuevo ámbito laboral.

Encajar sutilmente y mostrar cualidades valiosas en el corto plazo es un desafío con el cual tienen que lidiar los profesionales de todos los campos.

Una buena impresión no solo se rige por el acatamiento de directivas y el respeto entre pares y con los superiores, sino que también se logra agregando valor en acciones que podrían pasar desapercibidas.

En ese marco, Michael Page, mutinacional de reclutamiento y gestión de talentos, brindó una serie de claves fundamentales para integrarse de forma ideal y relacionarse de manera correcta en los primeros dias de un nuevo empleo: 

Transmitir entusiasmo
Una vez que se aceptó la posición, es vital ponerse en contacto con el Gerente que decidió la contratación para comunicarle la intención de desarrollar una carrera en la empresa y transmitir entusiasmo. Es el primer paso para construir una buena imagen.

En paralelo, es necesario actualizar el perfil de LinkedIn y conectarse con estos miembros y otros conocidos durante el proceso de selección.

Desarrollar planes a largo plazo
Armar un plan de 30, 60 y 90 días con superiores le da un mapa al proceso de iniciación en la empresa y las expectativas del rol a cumplir.

Del mismo modo, tener puntos de referencia mensurables desarrollados con los objetivos empresariales de la organización en mente ayudará en gran medida a tener una dirección más clara.

Establecer reuniones semanales también contribuirá a manejar mejor las expectativas y demostrar el compromiso por alcanzar el éxito.

Marcar la diferencia
Por supuesto, es importante desarrollar buenas relaciones de trabajo inmediatas. Es aconsejable hacer preguntas que muestren reconocimiento por los empleados actuales o que estén en la compañía anteriormente.

Es clave tener el tacto afinado, aunque aún no se tenga pleno conocimiento de quién es quién en la empresa hasta que haya pasado un tiempo considerable.

Mantenerse positivo
Habrá días buenos, otros aún mejor y algunos días en los predominará la decepción. El primer par de semanas se experimentará la transición de la emoción sobre el nuevo papel a la realidad de la rutina cotidiana y los desafíos.

Mostrar energía y entusiasmo por el cambio beneficiará la reputación entre los colegas. Siempre hay que estar dispuesto a hacer preguntas y escuchar las respuestas con atención.

SECCIÓN Management