Negocios

Tras irrupción de las low cost, ya resulta más barato volar a Rosario o Córdoba que ir en remís a Ezeiza

02-07-2017 En lo que va de 2017, las tarifas de los pasajes aéreos cayeron casi 7% en promedio, de la mano del desembarco de las líneas "bajo costo". Como contrapartida, los precios que fijan las agencias de autos siguieron a la inflación. Esto provocó un fuerte desafasaje
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los precios de los pasajes aéreos comenzaron a verse influenciados por la llegada de las líneas "low cost".

Según datos oficiales, los valores de los tickets aéreos cayeron casi 7% en lo que va del 2017.

Sin embargo, el costo de moverse por tierra se está moviendo en dirección contraria, dado que siguió creciendo al ritmo de una inflación del 25,4% anual.

Esto generó que tomarse un auto hasta Ezeiza cueste más que el viaje en avión.

Para recorrer los 34 km que unen el norte de la Capital con esa terminal aérea, un taxi está cobrando $570 de día y $650 de noche, con peajes incluidos.

Como contraste, a quien compra con anticipación, Aerolíneas Argentinas le ofrece tickets por $480 para volar de Ezeiza a Rosario, un tramo de 300 kms.

En paralelo, desde este mes, la Cámara Argentina de Agencias de Remís (CAAR) sugiere una tarifa mínima de $1.000 para un servicio "estándar" entre Capital y Ezeiza.

Las firmas que operan con stands dentro del aeropuerto, en tanto, están apenas por debajo: Manuel Tienda León, por ejemplo, cobra $910. La agencia Vip Cars pide $740 y World Car, 750 pesos, según consigna el diario Clarín.

Así, hoy un remís a Ezeiza puede costar más que un pasaje low cost a de allí a Córdoba ($837), casi lo mismo que uno a Iguazú ($1.080) o Mendoza ($1.084), y el doble que uno a Rosario ($480).

Santa Fe ($532), San Luis ($940), y Neuquén ($1.025) son otros destinos comparables.

Hoy la opción más económica, según el matutino, es el servicio ArBus. Con un boleto de $180, lleva a los pasajeros desde la terminal de Ezeiza hasta Aeroparque, y viceversa. Luego, desde la terminal porteña, salen servicios hasta distintos puntos de la Ciudad, como el microcentro, Palermo, Belgrano, Puente Saavedra o Retiro.

El problema, para quien llega a Ezeiza, es que no corre de madrugada y que en algunos horarios los ómnibus parten cada hora o incluso cada 90 minutos.

Otro servicio de buses, brindado por la empresa Manuel Tienda León, mantiene la operación toda la noche​. Parte cada 50 minutos desde Ezeiza y llega hasta su terminal porteña, en Retiro. La contracara es que el pasaje cuesta más: 230 pesos.

 

 

SECCIÓN Negocios