Negocios

Espectro para todos: el Gobierno anunció una ampliación de espacio para empresas de telefonía móvil

03-07-2017 A fin de 2016, ya se habían actualizado los límites de frecuencias para las prestadoras. Ahora volverá a subirse ese máximo para alentar nuevas inversiones en infraestructura de red. La medida se toma en momentos en que el Estado recuperaría espectro de Arlink que volverá a ofrecerse en el mercado
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Habrá más espectro para todos. El Ministerio de Comunicaciones avanza con la decisión de ampliar los topes de espectro existentes –establecidos en 140 MHz– hasta los 180 MHz, a fin de poner ese recurso a disposición de los actuales prestadores de telefonía móvil.

Así lo confirmó a iProfesional el jefe de esa cartera, Oscar Aguad, quien aseguró que "la idea es elevar ese límite a los 180 MHz. Hay que ampliar esos topes porque vamos a recuperar las bandas de Arlink y definiremos rápidamente las maneras de ponerlas a disposición del mercado nuevamente".

La decisión, que sin dudas será bien recibida por las empresas, no dejará de estar exenta de suspicacias. Estas determinaciones surgen mientras avanza el acuerdo de fusión entre Telecom y Cablevisión. Y no faltarán quienes sospechen que estas definiciones apuntan a evitar que en el marco de ese proceso la futura nueva empresa no esté obligada a devolver espectro.

Al ser consultado sobre este tema, y sobre las sospechas que podrían tener algunos actores respecto a estas nuevas determinaciones, Aguad fue contundente y aseveró: "Si la empresa fusionada supera los topes de espectro va a tener que devolver lo que corresponda, y de eso se ocupará el regulador. Y lo mismo sucederá con la banda ancha. Habrá que ver cómo queda conformada la empresa con ese servicio y ahí tendrá que actuar Defensa de la Competencia".

En este sentido, enfatizó que ninguna operadora de telefonía móvil va a tener más espectro que otra. Dejó en claro que las cosas estarán lo suficientemente equilibradas como para generar más competencia. Y que esos contrapesos se lograrán a partir de la entrega de más cantidad de espectro a las distintas prestadoras celulares.

Para el funcionario, cuyo desembarco en el ministerio de Defensa ya está confirmado, es menester que los operadores móviles tengan a disposición la mayor cantidad de espectro posible porque, de esa manera, se despliega la infraestructura, el único camino para alentar nuevas inversiones en el mercado. Para este 2017 se esperan inversiones por unos u$s2.500 millones, cuando las perspectivas oficiales eran lograr duplicar esos montos. Una mayor disponibilidad de espectro de parte de los distintos jugadores permitiría alcanzar ese objetivo.

Si bien no dio fecha, todo indica que la decisión de elevar el tope de las frecuencias se tomará en muy poco tiempo más. Vale recordar que dejará el ministerio el próximo 14 de julio. Y es su objetivo dejar la mayor cantidad de cosas en esta materia ya resueltas.

Inclusive anticipó que esa expansión podría volver a modificarse más adelante, teniendo en cuenta las recomendaciones de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT), que señalan que hacia 2020 los países deberían tener 1.960 MHz de espectro licenciado. Ya no sólo para dar servicios móviles como los que se conocen sino, también, para avanzar con las redes de 5G que transportarán las prestaciones de la llamada Internet de las cosas (IoT).

En la Argentina se habrán totalizado los 500 MHz de espectro licenciado una vez que Claro, Movistar y Personal reciban las bandas que les serán entregadas bajo el mecanismo de asignación a demanda, proceso que ya está finalizado, pero sobre el que aún no se conocen más detalles.
"Si queremos llegar al menos a los 1.000 MHz antes de esa fecha, vamos a tener que volver a ampliar los topes", concluyó Aguad.

La devolución de Arlink
Aunque tampoco es posible tener una fecha, fuentes oficiales aseguraron que en el corto plazo se resolverá el conflicto judicial por la banda de 700 MHz que mantiene aún el Grupo Vila-Manzano.

Se trata de bandas que se adjudicó el grupo mendocino en diciembre de 2014 cuando se convocó a la licitación 4G. En ese momento, Arlink obtuvo una porción de espectro para dar telefonía 3G y 4G.

La adjudicación se concretó en junio de 2015. En aquel entonces, la Secretaría de Comunicaciones registró a la empresa Arlink para la prestación de servicios de 3G y 4G y se asignaron a su nombre las bandas para el servicio de 3G: 1895-1905 MHz y 1975-1985 MHz para el Área de Explotación I, 1890-1900 MHz y 1970-1980 MHz para el Área de Explotación II, y 1880-1890 MHz y 1960-1970 MHz para el Área de Explotación III.
También se asignaron a la compañía las bandas para brindar 4G que corresponden a las frecuencias 1745-1755 MHz y 2145-2155 MHz y 738-748 MHz y 793-803 MHz, para el Área de Explotación Nacional.

A los tres meses de esa asignación, el Gobierno decidió dar marcha atrás con la determinación. La Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC) argumentó que no había pagado los u$s506 millones correspondientes a ese recurso. Ese fue el monto que había ofertado para participar del proceso concretado en diciembre de 2014.

A partir de esta situación, los mendocinos decidieron ir a la Justicia y desde entonces esas bandas de espectro están sin poder utilizarse.

Según viene informando iProfesional, esta situación estaría a punto de ser destrabada. Es decir, el Grupo Vila-Manzano pareciera estar dispuesto a desistir de su medida judicial. Eso permitiría que el Gobierno recupere las bandas y vuelva a licitarlas, es decir, ponerlas a disposición de los actuales prestadores.

Pero los dueños de Arlink tampoco quieren irse de esa negociación con las manos vacías. Estarían solicitando, a fin de abandonar la pelea en la Justicia, recuperar los u$s20 millones de caución puestos para participar de aquel proceso licitatorio.

En principio, no pareciera que hubiera impedimento en que esto ocurriera, pero se necesita el visto bueno de los distintos actores involucrados en una negociación de este tipo para que no haya ningún tipo de problema futuro.

SECCIÓN Negocios