Economía

Después del "bananazo" se viene el "zapatillazo": una fabricante de Adidas amenaza con una protesta en Plaza de Mayo

10-08-2017 Extreme Gear, que ensambla productos para la firma alemana, anunció que regalará 2.000 pares frente a la Casa Rosada por la falta de demanda y la apertura de importaciones de calzado terminado. Lo anunció antes de la reunión clave que se hará este jueves para destrabar el conflicto
Por Juan Manuel Barca
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Primero fue el "verdurazo", luego el "bananazo" y ahora se viene el "zapatillazo". Por la caída de las ventas y la entrada de importaciones, la fabricante de calzado Extreme Gear anunció que prepara una protesta en Plaza de Mayo en la que regalará 2.000 pares de ese calzado.

La firma es una de las tres proveedoras de Adidas en Argentina y se encuentra en una situación crítica a raíz de la disminución de pedidos por parte de la multinacional.

Los directivos de Extreme Gear informaron que la protesta "no tiene hora ni fecha" y que la llevarán adelante junto a los trabajadores si Adidas no se aviene a una negociación. 

El sindicato del calzado Uticra y los delegados de planta, sin embargo, señalaron que ellos no están al tanto de la medida de fuerza.

"La idea es regalar 2.000 pares de zapatillas en Plaza de Mayo, pero depende mucho de lo que ocurra en la reunión de hoy (jueves)", confirmaron a iProfesional desde la empresa.

El Ministerio de Trabajo convocó a una audiencia este mediodía en su sede de La Plata para destrabar el conflicto que amenaza con derivar en 300 despidos.

Fueron citados representantes de Uticra, Extreme Gear y los de Adidas, que en la última reunión se ausentaron. "Si Adidas no se presenta de nuevo, vamos a lanzar el zapatillazo", advirtieron en la fabricante local.

La proveedora denuncia que la compañía alemana importó calzado terminado, lo que redujo la producción en sus plantas de Esteban Echeverría y Lanús, ya afectadas por la baja del consumo y los tarifazos.

En tanto, el líder de Uticra, Agustín Amicone, señaló el miércoles que rechazarán la intención de la tercerizada de iniciar un Proceso Preventivo de Crisis (PPC).

El sindicalista afirmó que el trámite implicaría una reducción del pago de las indemnizaciones a los trabajadores.

Unos 500 trabajadores realizaron una manifestación el lunes de la semana pasada en Camino de Cintura para reclamar por la amenaza de nuevos despidos en la ensambladora.

Desde 2016 a la fecha, la situación de la empresa se agravó: pasó de confeccionar 10.000 pares de zapatillas a apenas 4.000 y redujo la plantilla de 700 a 400 empleados.

Las otras proveedoras de Adidas también enfrentan problemas. Dass inició una segunda tanda de suspensiones el mes pasado en su planta de Coronel Suárez.

La brasileña Paquetá, en tanto, adelantó las vacaciones de todo el personal de su establecimiento de Chivilcoy, también golpeada por un "bache" en la demanda.

El gremio del calzado indicó en un informe reciente que en el primer semestre ingresaron más de 15 millones de pares y puede ascender a 32 millones en todo 2017.

La proyección anual representa 7 millones de pares más que en 2016 y un incremento del 25%, dato que es compartido por la Cámara de la Industria del Calzado (CIC).

El Ministerio de Producción, en cambio, niega que hayan aumentado las importaciones de calzado terminado de Adidas.

Sin precisar cantidades, desde la cartera que encabeza Francisco Cabrera indicaron a iProfesional que en lo que va de este año las importaciones de la marca de calzado terminado se ubican 20% por debajo de las del mismo período de 2016.

Los funcionarios, no obstante, reconocen "un escenario coyuntural de caída del consumo interno", que llevó a la cartera a implementar en abril un acuerdo con el sector textil, confecciones y calzado para aliviar la retracción de la actividad.

SECCIÓN Economía